Consumo | Empresas | Vida Sana

“Hay indicios de que en iDental extraían dientes sanos para poner implantes”

El presidente del Consejo General de Colegios de Dentistas, Óscar Castro, asegura que varias denuncias de pacientes incluyen esta práctica y que tras el cierre de las clínicas dentales está el "mayor escándalo bucodental del mundo".

logo
“Hay indicios de que en iDental extraían dientes sanos para poner implantes”
Una afectada de iDental en una manifestación en Zaragoza.

Una afectada de iDental en una manifestación en Zaragoza.

Resumen:

Días después de que se culminara el cierre de todas las clínicas de iDental – 24 en toda España -, miles de afectados de toda España se manifiestan y organizan para pedir una solución justa para su situación.

Son decenas de miles los posibles pacientes afectados del “mayor escándalo bucodental del mundo”, a juicio del presidente del Consejo General de Colegios de Dentistas, Óscar Castro. “Hay indicios de que en iDental arrancaban dientes sanos para poner implantes”, afirma Castro. Tres de esos casos cuyas denuncias ya han sido admitidas por un juez afectan a tres pacientes de la clínica de Valladolid.

En ese caso, que tramita la asociación Afecade, el juez trabaja en una demanda por mala praxis. “Si se han abierto diligencias por la vía penal es que el juez ha estimado que el caso es realmente grave”, explica Isabel Palomino, la abogada que lleva el caso.

Tras esas prácticas fraudulentas, Castro sitúa la realización de cursos de máster, “que organizaban curiosamente universidades sin facultad de odontología”, en el que los dentistas realizaban “prácticas sobre pacientes reales”. “Era una clínica especializada en implantología y ese era su principal objetivo”.

El máximo representante de los dentistas en España afirma que su entidad se ha reunido con la Fiscalía y ha remitido una carta a la Audiencia Nacional para que actúe de oficio e investigue si los pacientes (de nivel socioeconómico medio bajo en su mayoría) “fueron obligados a firmar financiaciones”. “Estamos hablando de una estafa a gran escala y un delito contra la salud pública”, añade.

Días después de que se culminara el cierre de todas las clínicas de iDental – 24 en toda España -, miles de afectados de toda España se manifiestan y organizan para pedir una solución justa para su situación. Son decenas de miles los posibles pacientes afectados del “mayor escándalo bucodental del mundo”, a juicio del presidente del Consejo General de Colegios de Dentistas, Óscar Castro.

“Hay indicios de que en iDental extraían dientes sanos para poner implantes”, afirma Castro. Tres de esos casos cuyas denuncias ya han sido admitidas por un juez afectan a tres pacientes de la clínica de Valladolid. En ese caso, que tramita la asociación Afecade, el juez trabaja en una demanda por mala praxis. “Si se han abierto diligencias por la vía penal es que el juez ha estimado que el caso es realmente grave”, explica Isabel Palomino, la abogada que lleva el caso. “Este caso está lleno de despropósitos que están generando un gran sufrimiento a la paciente. Para empezar, la extracción de piezas que no estaban presupuestadas ni autorizada su extracción y que, sobre todo, que eran piezas, las dos paletas, sanas. Encima, la extracción fue realizada por un odontólogo que nunca había atendido a la paciente y del que desconocemos su número de colegiado”, añade Palomino.

Tras esas prácticas fraudulentas, Castro sitúa la realización de cursos de máster, “que organizaban curiosamente universidades sin facultad de odontología”, en el que los dentistas realizaban “prácticas sobre pacientes reales”. “Era una clínica especializada en implantología y ese era su principal objetivo”. No en vano, ya el años pasado el Colegio de Odontólogos de Madrid estaba investigando a un centenar de dentistas. Desde el Colegio afirman que ya se han ejecutado al menos una treintena de expedientes, en algunos casos con resultado de la inhabilitación del dentista.

Los dentistas trabajan de forma conjunta con Sanidad

El máximo representante de los dentistas en España afirma que su entidad se ha reunido con la Fiscalía y ha remitido una carta a la Audiencia Nacional para que actúe de oficio e investigue si los pacientes (de nivel socioeconómico medio bajo en su mayoría) “fueron obligados a firmar financiaciones”. “Estamos hablando de una estafa a gran escala y un delito contra la salud pública”, añade. El Consejo y el Ministerio de Sanidad están actuando de forma conjunta, asegura Castro, “para recopilar testimonios y denuncias”.

Tras muchos meses de lucha individual en la mayoría de los casos, los afectados de iDental se organizan ahora en toda España. En la plataforma creada por Facua ya son más de 2.300 afectados, mientras ya son más de 6.000 los afectados en el grupo de facebook de Adafi, la asociación de afectados creada a nivel nacional. De esta asociación partieron las manifestaciones del pasado viernes en Madrid, Barcelona, Granada, Albacete, Zaragoza, Santander y Tarragona.

Precisamente Adafi lanzaba un comunicado en esa manifestación para pedir soluciones por parte de la Administración, ya que se consideran “desamparados”. La asociación pide que los tratamientos sean asumidos por el Sistema Nacional de Salud y aseguran que llegan a 170.000 los pacientes con expedientes abiertos al cierre de las clínicas.

Multitud de despachos de abogados y asociaciones tratan ahora de gestionar las demandas de los afectados, pero Castro recomienda a los clientes “que valoren bien a los abogados y a todos los que se acerquen a ellos para hacerles alguna oferta yendo a alguna clínica determinada. Ellos tienen que tener el derecho a elegir cómo terminar su tratamiento”.

Derivaciones a Dentix

Tal como aseguraron fuentes de la compañía a este periódico tras el cierre de iDental, financieras como Evo o Cetelem están comunicando a sus clientes la posibilidad de continuar sus tratamientos en otra cadena dental, Dentix. Otra compañía envuelta en la polémica, ya que tiene abierto al menos un procedimiento por publicidad ilícita que ha llegado al Tribunal Supremo. En los grupos de Facebook, muchos afectados plantean sus dudas sobre si aceptar un tratamiento en otra low cost tras su experiencia en iDental.

Tal como ha indicado el Ministerio de Sanidad en su web, el procedimiento que deben seguir los afectados por el cierre de iDental es solicitar el expediente a la empresa o la Agencia Española de Protección de Datos, dirigirse a una asociación de consumidores para emprender las acciones indicadas y la autoridad sanitaria competente, realizarse un peritaje e interponer una reclamación a la financiera en caso de tener un crédito.