Consumo | Vida Sana

IDental cierra todas sus clínicas e irá a concurso de acreedores

Weston Hill, propietario de la cadena dental 'low cost', trabaja en el detalle del concurso, que deja a miles de pacientes con tratamientos a medias. La compañía ha empezado a llamar a afectados para ofrecerles finalizar su tratamiento en Dentix.

logo
IDental cierra todas sus clínicas e irá a concurso de acreedores
La puerta de la clínica iDental en Albacete, cerrada como todas las que la cadena tiene en España.

La puerta de la clínica iDental en Albacete, cerrada como todas las que la cadena tiene en España. EP

Resumen:

El final se tornaba ya irremediable y será, finalmente, a través de  concurso de acreedores. El caos en la cadena dental low cost iDental empezó hace meses cuando comenzaron a saltar los escándalos en el trato a pacientes y empleados y se ha precipitado en los últimos meses, con el cierre en cascada de cada una de sus 26 clínicas por toda España. La clínica, que montó la empresa dirigida por Marcos García Pellicer en 2015, fue adquirida en noviembre pasado por el fondo de inversión Weston Hill, que inyectó 25 millones de euros que salvaron momentáneamente la situación financiera de la compañía, donde los trabajadores acumulaban tres meses de impagos y los pacientes acumulaban denuncias y reclamaciones por tratamientos mal realizados. Colegios de odontólogos de Madrid investigaban ya a un centenar de odontólogos por supuestos casos de mala praxis. Sin embargo, la inyección de capital que realizó el fondo entonces capitaneado por Luis Sans no ha conseguido reflotar la compañía y hace unas semanas sus dos socios en Weston Hill, los hermanos Garrido, echaban a Luis Sans por su supuesta mala gestión y aseguraban que estaban de nuevo en conversaciones con otros fondos para redirigir - de nuevo - el negocio.  Semanas más tarde ninguna de las negociaciones ha surtido efecto y fuentes de la compañía confirman ya que el destino pasa por declarar el concurso de acreedores.

El final se tornaba ya irremediable y será, finalmente, a través de  concurso de acreedores. El caos en la cadena dental low cost iDental empezó hace meses cuando comenzaron a saltar los escándalos en el trato a pacientes y empleados y se ha precipitado en los últimos meses, con el cierre en cascada de cada una de sus 26 clínicas por toda España.

La clínica, que montó la empresa dirigida por Antonio Javier García Pellicer en 2015, fue adquirida en noviembre pasado por el fondo de inversión Weston Hill, que inyectó 25 millones de euros que salvaron momentáneamente la situación financiera de la compañía, donde los trabajadores acumulaban tres meses de impagos y los pacientes acumulaban denuncias y reclamaciones por tratamientos mal realizados. Colegios de odontólogos de Madrid investigaban ya a un centenar de odontólogos por supuestos casos de mala praxis.

Sin embargo, la inyección de capital que realizó el fondo entonces capitaneado por Luis Sans no ha conseguido reflotar la compañía y hace unas semanas sus dos socios en Weston Hill, los hermanos Garrido, echaban a Luis Sans por su supuesta mala gestión y aseguraban que estaban de nuevo en conversaciones con otros fondos para redirigir – de nuevo – el negocio.  Semanas más tarde ninguna de las negociaciones ha surtido efecto y fuentes de la compañía confirman ya que el destino pasa por declarar el concurso de acreedores.

Aunque la compañía aún trabaja en el detalle del concurso de acreedores, fuentes cercanas a la empresa aseguran que se está trabajando con las financieras para que resuelvan los créditos que aún están pagando miles de afectados que no reciben sus tratamientos desde hace meses. «Ya se han empezado a enviar cartas con la resolución del préstamo», aseguran fuentes cercanas a la dirección, que afirman que están avanzando en acuerdos con distintas financieras, aunque la más alineada hasta el momento es «Evo». Los afectados con los que ha contactado este periódico y que mantienen contratos con distintas financieras aseguran que aún no han recibido nada.

En el caso de los pacientes, fuentes de la empresa afirman que se analizarán los casos de los pacientes «se analizarán uno por uno y se evaluará desviar los casos a otras clínicas dentales». Algunos pacientes han comenzado ya ha recibir llamadas de la compañía en las que les ofrecen continuar su tratamiento en clínicas de la cadena Dentix al coste pactado con iDental.

Facua y otras asociaciones ya han creado plataformas específicas para que los afectados puedan denunciar. Desde las Administraciones públicas, Sanidad emitió también hace unas semanas las instrucciones a seguir por parte de los afectados de un cierre.

En el plano empresarial, la compañía ha comunicado que va a presentar una querella contra Luis Sans y su equipo, entre el que se encuentran Domingo Bejarano y Juan Luis González Sánchez, por irregularidades en la gestión. Es un cruce de demandas que se une a la que ya presentó Sans contra los hermanos Garrido por el «cese ilegítimo de Weston Hill».

Para los pacientes, la compañía asegura en ese mismo comunicado que también se busca «dar la mejor solución posible a la compañía para garantizar su viabilidad» y se espera «que se consigan avances en las próximas semanas».