Vida Sana

Afectados derriban la puerta de iDental en Valencia, que se une a los cierres de la cadena

Al menos 15 de las 26 clínicas de iDental están cerradas. En Valencia, la policía lo ordenó ayer tras acabarse las hojas de reclamaciones. Dos afectados tiraron la puerta de cristal cuatro horas después.

logo
Afectados derriban la puerta de iDental en Valencia, que se une a los cierres de la cadena
Imagen de la puerta de cristal derribada en la clínica de iDental en Valencia.

Imagen de la puerta de cristal derribada en la clínica de iDental en Valencia.

Resumen:

Llevaban semanas sin material y abrían las puertas de la clínica, básicamente, para atender peticiones de historiales y ofrecer el libro de reclamaciones. Pero este lunes 11 de junio por la mañana las hojas del libro se acabaron y en el centro de iDental en Valencia ya no había dinero ni para comprar otro libro.

“Ante la imposibilidad de darles el libro de reclamaciones, los pacientes empezaron a ponerse agresivos y decidimos llamar a la policía, que tomó nota de lo sucedido y nos instó a cerrar el centro. Pero cuando se fueron, los pacientes volvieron a la puerta y sobre las 16:45 nos reventaron la puerta”, afirman fuentes de la plantilla local.

Precisamente ayer por la tarde los afectados de iDental se manifestaron en distintas provincias españolas como Sevilla, Madrid y Barcelona. Concentraciones que se suceden a la cascada de cierres que la polémica cadena dental low cost ha sumado en los últimos meses entre órdenes judiciales, administrativas y cierres motivados por la huelga indefinida de los odontólogos, que no han cobrado la nómina desde marzo.

Albacete también cerró ayer y se une a los dos centros de Madrid, Granada, Almería, Sevilla, Segovia, Santander, Barcelona, Tarragona, Zaragoza y Las Palmas. Al menos estos centros tienen ya cerradas sus puertas, aunque los centros que permanecen abiertos no están realizando tratamientos debido a la falta de material y están prácticamente en exclusiva para atender reclamaciones.

Llevaban semanas sin material y abrían las puertas de la clínica, básicamente, para atender peticiones de historiales y ofrecer el libro de reclamaciones. Pero este lunes 11 de junio por la mañana las hojas del libro se acabaron y en el centro de iDental en Valencia ya no había dinero ni para comprar otro libro. “Ante la imposibilidad de darles el libro de reclamaciones, los pacientes empezaron a ponerse agresivos y decidimos llamar a la policía, que tomó nota de lo sucedido y nos instó a cerrar el centro. Pero cuando se fueron, los pacientes volvieron a la puerta y sobre las 16:45 nos reventaron la puerta”, afirman fuentes de la plantilla local.

Precisamente ayer por la tarde los afectados de iDental se manifestaron en distintas provincias españolas como Sevilla, Madrid y Barcelona. Concentraciones que se suceden a la cascada de cierres que la polémica cadena dental low cost ha sumado en los últimos meses entre órdenes judiciales, administrativas y cierres motivados por la huelga indefinida de los odontólogos, que no han cobrado la nómina desde marzo. Albacete también cerró ayer y se une a los dos centros de Madrid, Granada, Almería, Sevilla, Segovia, Santander, Barcelona, Tarragona, Zaragoza y Las Palmas. Al menos estos centros tienen ya cerradas sus puertas, aunque los centros que permanecen abiertos no están realizando tratamientos debido a la falta de material y están prácticamente en exclusiva para atender reclamaciones.

Trabajadores como los de Valencia dan por hecho ya que la compañía cerrará sus puertas. “No nos han comunicado nada de forma oficial pero un trabajador de relaciones laborales de Madrid nos ha dicho que están preparando un ERE extintivo y que lo comunicarán en los próximos días”, aseguran desde la plantilla de Valencia. Sin embargo, fuentes cercanas a Weston Hill, el fondo propietario de la compañía, aseguran que “aún se están barajando distintas opciones para encontrar la mejor para todos. Una sería un ERE pero otra es ir a concurso de acreedores o encontrar un fondo que inyecte dinero en la compañía”. Las mismas fuentes creen que podrá haber más información “a finales de esta semana”.

Las opciones de viabilidad cada vez son resultan menos verosímiles para los trabajadores, que acumulan dos y tres meses sin cobrar, al igual que les sucedió hace unos meses – antes de la entrada de Weston Hill con 25 millones de euros. Para el Consejo General de Colegios de Dentistas de España la estrategia de la compañía también pasa por “ir cerrando las clínicas por goteo, en lugar de todas juntas, para causar el menor impacto posible y quitarse las clínicas poco a poco y sin mucho escándalo”, según el presidente de la entidad, Óscar Castro, que les da “muy poco tiempo”.

Protocolos para la reclamación

Ante un cierre que cada vez parece más cerca, surgen cada vez más plataformas para que los afectados de iDental puedan organizarse y reclamar más allá de los grupos de redes sociales donde se habían unido mayoritariamente hasta ahora. Adafi, constituida recientemente, suma ya más de 2.500 afectados y 7.000 personas en redes sociales. Su presidente, Francisco Camacho, afirma que “no hay más gente apuntada ya porque algunos no saben cómo inscribirse”. Hay que tener en cuenta que este tipo de clínicas, que se anunciaban inicialmente como “subvencionadas” (aunque luego fueron obligadas a retirar ese concepto), ofrecían importantes descuentos y se orientaban a personas de nivel económico medio-bajo.

También la asociación de consumidores Facua ha lanzado recientemente una plataforma que en pocos días suma ya alrededor de 800 afectados. Rubén Sánchez, portavoz de Facua, explica que “la asociación está ultimando un boletín informativo con los pasos que tienen que dar los afectados, dirigiéndose a la clínica, a la empresa matriz, a la financiera si tienen un préstamo e incluso a la Agencia de Protección de Datos si tienen problemas para obtener su historial”.

Sánchez asegura también que son muchos los afectados que les están pidiendo una acción conjunta y que están recopilando toda la información para poner en marcha este tipo de reclamaciones. “Aún no sabemos si será por la vía judicial, si habrá concurso o si será una denuncia penal, pero de momento estamos recopilando todos los datos. La llegada de afectados es constante”, añade.

Desde las Administraciones públicas, Sanidad emitió también hace unas semanas las instrucciones a seguir por parte de los afectados de un cierre. El presidente de los odontólogos reclama también una mayor implicación de los poderes públicos para que este tipo de casos no se repitan. “Estamos hartos de que empresarios sin escrúpulos vivan a costa de nosotros los dentistas con negocios en los que el lucro prima sobre la atención al paciente. Esto es algo que se permite porque las sociedades de intermediación se utilizan para burlar la ley de sociedades profesionales, que no permite que alguien que no es dentista monte una clínica. Esto es un coladero y llevamos años advirtiendo a las Administraciones. Habría que prohibirlo ya”, reclama.