Vida Sana

iDental: falta de material, cancelación de citas, impago a dentistas y nueva huelga

A ello se une el cierre de las clínicas de Santander, Barcelona y Zaragoza en los últimos días por distintos problemas.

logo
iDental: falta de material, cancelación de citas, impago a dentistas y nueva huelga
Cartel que informa del cierre de la clínica de iDental en Zaragoza.

Cartel que informa del cierre de la clínica de iDental en Zaragoza.

Resumen:

Siete de cada 10 pacientes citados en la clínica de iDental en Valencia están recibiendo este mensaje desde hace varias semanas. La clínica tiene problemas de suministro de implantes – el tratamiento más común – desde hace un mes y medio y ya sólo puede realizar limpiezas. Esto ocurre también en otras provincias.

A la incapacidad para realizar los tratamientos por falta del material necesario se unen los cierres de clínicas, que desde hace unas semanas han ocurrido en Madrid, Sevilla, Santander, Zaragoza o Barcelona.

Por otro lado, la compañía no ha abonado las nóminas de los odontólogos correspondientes al mes de abril ni sabe “cuándo lo hará”. Un impago que se suma a los que ya ocurrieron hace meses y que ya ha provocado la convocatoria de huelga en muchas de las clínicas.

“Lo siento, pero su cita queda cancelada”. Siete de cada 10 pacientes citados en la clínica de iDental en Valencia están recibiendo este mensaje desde hace varias semanas. La clínica tiene problemas de suministro de implantes – el tratamiento más común – desde hace un mes y medio y ya sólo puede realizar limpiezas. “No podemos realizar implantes, ni empastes ni extracciones. Además, no funciona la máquina de TAC así que los dentistas se niegan a realizar operaciones si no pueden hacer esta prueba antes”, explica una delegaada de CCOO en iDental en la capital levantina.

La falta de materiales para poder realizar su trabajo no afecta solo a Valencia, también se está dando en otras clínicas como la de Sevilla. “Le hemos hecho un inventario de lo que necesitamos a la empresa, pero nos han respondido que nos apañemos como podamos”, insiste esta delegada sindical que prefiere no dar su nombre, que afirma que siguen con la clínica abierta porque es su “deber”, pero que los pacientes acuden cada vez “más nerviosos porque se huelen el cierre inminente como está ocurriendo ya en otras provincias”.

Porque a la incapacidad para realizar los tratamientos por falta del material necesario se unen los cierres de clínicas, que desde hace unas semanas se extienden por varias regiones. Primero fueron las clínicas de Sevilla Cartuja y Madrid Méndez Álvaro, hace unas semanas, aunque eran provincias donde la cadena dental low cost tenía dos centros y los pacientes fueron derivados de uno a otro. Sin embargo, los últimos cierres han sido más traumáticos. La única clínica de Santander cerró el día 15 de mayo por desahucio dejando a miles de pacientes con sus tratamientos a medias, según informan fuentes de CCOO. En las últimas horas también ha cerrado la clínica de Granada, “para garantizar nuestra seguridad y la de los pacientes”, después de un altercado con un paciente.

También a principios de mayo, el Ayuntamiento de Zaragoza ordenó el cierre de la clínica de la ciudad por la falta de las licencias necesarias y la de Barcelona está cerrada desde hace algunos días, según fuentes cercanas al centro, “porque la gerente lo decidió ante la agresividad y tensión que se vivía con los pacientes”. Este periódico ya informó hace dos meses de los procedimientos de desahucio que afrontaba la compañía y que también afectaban a Las Palmas, Valencia, Castellón, Córdoba o Tarragona.

Los odontólogos no han cobrado la nómina de abril

Por otro lado, la compañía no ha abonado las nóminas de los odontólogos correspondientes al mes de abril ni sabe “cuándo lo hará”, según informan fuentes de CCOO en distintas provincias. Un impago que se suma a los que ya ocurrieron hace meses y que ya ha provocado la convocatoria de huelga en muchas de las clínicas. Sevilla ha convocado una huelga indefinida a partir del próximo lunes 28 y en Valencia y Madrid los paros están convocados a partir del miércoles 30.

La falta de pagos de los salarios coincide con un nuevo movimiento en la accidentada gestión de la compañía, de la que salía hace unos días el principal accionista, Luis Sans. Sans se había negado a la entrada de Cerberus, que finalmente retiró su interés en la compañía (y la oportunidad de salvarla con la entrada de liquidez) tras realizar un análisis de las cuentas.

Los hermanos Juan y José María Garrido, socios de Sans, han tomado el control de las cuentas “ayer”, según fuentes cercanas a Weston Hill, y están “empezando a evaluar la situación, para poder abordar un plan de viabilidad”. Tal como dijo una delegada de la empresa a los representantes de iDental en Valencia hace unos días, “Luis Sans está obstaculizando el traspaso de las cuentas”, lo que habría llevado, según las fuentes sindicales, a “una supuesta incapacidad de la nueva gestión para acceder a las cuentas”. “Les preguntamos cuando podrían afrontar el pago de las nóminas de abril y nos dijeron que no sabían”, asegura la delegada de CCOO en Valencia.

Los afectados, organizados en Adafi

Los pacientes de iDental, hasta ahora escasamente organizados y con poca más unión que las redes sociales, han creado hace unas semanas Adafi, la Asociación de Afectados de iDental, con la que pretenden reunir los casos de toda España. De momento se han registrado unos 1.200 pacientes y ya son más de 2.000 en un grupo de Facebook. “Estamos recibiendo una avalancha de emails y calculamos que pronto podremos ser 10.000”, asegura Francisco Camacho, presidente de la asociación.

Estamos recibiendo una avalancha de emails y calculamos que pronto podremos ser 10.000″

La entidad se constituyó tras reunirse hace unas semanas con los principales grupos políticos en el Congreso de los Diputados, gracias a lo que han conseguido ya la presentación de varias iniciativas de PSOE o Unidos Podemos para que se investigue el posible fraude de la compañía. “Estamos pidiendo estadísticas a todas las entidades de Consumo, Colegios de Odontólogos y todos aquellos que puedan tener un registro de afectados, para ver la magnitud del caso”.