Salud | Vida Sana

Las pautas sanitarias en la Fase 1: de evitar el uso de ascensores a caminar por la derecha

Varias personas disfrutan de la terraza de un bar de la Plaza Mayor de Madrid este lunes. EFE

Después de dos semanas de intentos por parte del Gobierno de la Comunidad de Madrid de pasar a la Fase 1, la región por fin ha pasado al siguiente escalón de alivio del confinamiento, junto al área metropolitana de Barcelona y a las zonas de Castilla y León que también continuaban en Fase 0.

«El avance de la Comunidad de Madrid a la Fase 1 implica una flexibilización y reducción de las medidas restrictivas establecidas como consecuencia del estado de alarma decretado, lo que conlleva un paulatino incremento de las actividades personales, deportivas, comerciales y de prestación de servicios que se van a desarrollar en esta región», según indica el documento publicado este lunes en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM).

Señala que «el principio de prudencia debe presidir la actuación de los poderes públicos debiendo minimizarse cualquier riesgo sobre la salud de las personas» y dicta ciertas pautas y recomendaciones sanitarias específicas en materia de higiene y prevención para minimizar el riesgo de contagio y propagación del coronavirus.

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

El consejero de la región, Enrique Ruiz Escudero, solicita, además de tomar las medidas de prevención ya repetidas durante todo este periodo de crisis sanitaria -lavado frecuente de manos, evitar tocarse la cara, nariz, ojos y boca o mantener un distanciamiento interpersonal de al menos dos metros, entre otras-, que los madrileños se aseguren de llevar mascarilla y gel hidroalcohólico con ellos, siempre que sea posible.

Asimismo, estipula que en la calle los ciudadanos se comporten como si circulasen como «vehículos», manteniéndose a la derecha de la acera. Aclara que, si alguien se encentra con un conocido, debe «evitar el contacto físico» y «hablar con él o ella a una distancia de dos metros como mínimo usando correctamente una mascarilla».

Al volver a casa, los ciudadanos deberían utilizar preferentemente el ascensor y cambiarse de ropa al entrar al domicilio. Recomienda entonces «lavarse las manos antes de tocar objetos y superficies de casa y, si es posible, ducharse» y limpar las gafas que haya llevado con él durante su salida con una toallita y jabón o alcohol de 70°.

Escudero solicita a los empresarios madrileños que sigan impulsando el teletrabajo, especialmente entre la población con alta vulnerabilidad, y que se fomente «el establecimiento de estrategias de
escalonamiento laboral del personal o estrategias de división de plantilla con
horarios o en días alternos». A su vez, pide que que adopten «las medidas de limpieza y desinfección adecuadas a las características e intensidad de uso de los centros, entidades, locales y establecimientos, prestando especial atención a las zonas de uso común y a las superficies de contacto más frecuentes como pomos de puertas, mesas, muebles, pasamanos, suelos, teléfonos, perchas, y otros elementos de similares características».

También en este ámbito estipula el consejero de Sanidad que se utilicen preferentemente las escaleras, aunque, «en caso de que se usen los ascensores, la ocupación máxima de los mismos deberá ser de una persona, salvo que sea posible garantizar la separación de dos metros entre ellas, o se trate de personas que puedan precisar asistencia».

En los bares y restaurantes, «la ocupación máxima de los aseos será de una persona, salvo en aquellos supuestos de personas que puedan precisar asistencia, en cuyo caso también se permitirá la utilización por su acompañante». Asimismo, estos baños deberán limpiarse y desinfectarse «como mínimo, seis veces al día».

Comentar ()