Los 90.000 potenciales participantes (que viven en 36.000 hogares) ya están seleccionados y estos días serán contactados para el inicio del estudio que permitirá conocer hasta dónde se ha extendido el coronavirus en España, es decir, qué porcentaje real de la población ha sido infectada y está también, por tanto, inmunizada contra la enfermedad.

Es el estudio de seroprevalencia, que Sanidad ha llamado «Estudio NCovid» y que hoy ha sido presentado en la rueda de prensa diaria tras el Comité Técnico de Gestión del Coronavirus por Raquel Yotti, directora del Instituto de Salud Carlos III, la entidad del Ministerio de Sanidad encargada de dirigir el proyecto.

El estudio durará un total de seis semanas (se harán análisis en tres oleadas e intervalos de tres semanas) pero «los primeros datos públicos se anunciarán en dos semanas», según ha anunciado Yotti, es decir, casi dos meses después del inicio del Estado de Alarma el pasado 14 de marzo. Yotti ha comparecido junto a Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, en la primera comparecencia diaria sin representantes de policía y fuerzas armadas. El Gobierno ha decidido suspender estas comunicaciones después de las polémicas suscitadas por declaraciones de algunos de sus miembros.

Yotti ha detallado en qué consiste el estudio y cómo se va a desarrollar, así como algunas «complicaciones» surgidos en la selección estadística de los participantes: «Algunos están en residencias de ancianos, ahí se complica lo que se considera convivientes y están los epidemiólogos analizando los detalles», que en principio excluirán a esos pacientes.

El estudio incluirá en primer lugar test rápidos, a través de los cuales se detectará si la persona tiene anticuerpos pero no si es o no contagiosa. Ese seguimiento tendrá que hacerse «en base a criterios clínicos de los que harán seguimiento los servicios de salud de la comunidad autónoma», ha explicado Yotti, algo que «queda fuera del estudio».

Por otro lado, Fernando Simón ha indicado que los datos registrados este lunes (1.811 casos y 331 muertes en las últimas 24 horas y ya más de 100.000 curados en total) muestran «una evolución de la epidemia muy favorable» y que, tras la primera jornada de salida de los niños «algo de normalidad va volviendo a nuestras calles». En ese sentido y tras algunas imágenes que muestran el descontrol en determinados sitios, Simón ha apelado a «la responsabilidad individual». «Hemos pasado por momentos muy duros y no podemos volver a ponernos en una situación parecida», ha espetado.

Simón también ha anunciado que tras el cambio de criterios en la notificación de casos se hestá actualizando el número reproductivo (el número de casos que se generan a partir de uno individual) y que «entre hoy y ,mañana se conocerá la nueva estimación que probablemente estará más bajo de lo que estamos viendo actualmente».