Educación | Salud | Sociedad

Los médicos aconsejan el uso de mascarilla en el colegio a partir de los cuatro años

Un informe del Centro Europeo de Control de Enfermedades afirma que no hay evidencias de que en los países europeos donde se han reabierto las escuelas haya habido un impacto significativo en la transmisión comunitaria.

AHMAD HALABISAZ / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

La Organización Médica Colegial (OMC) asegura en un nuevo informe que la reapertura de los colegios es una «prioridad social y sanitaria» que debe llevarse a cabo de forma segura. A 10 días del inicio de curso y sin un protocolo único estatal – comunidades autónomas y los Ministerios de Sanidad y Educación se reúnen este jueves -, los médicos resumen en 15 medidas los requisitos que consideran básicos para que la vuelta al cole se produzca en condiciones de seguridad.

1. Distanciamiento físico: los médicos lo fijan en dos metros de distancia (más que el 1,5 establecido en la norma general) y 1,5 si los estudiantes utilizan mascarillas. Para ello, plantean necesario ajustar las ratios al espacio físico disponible aunque no hablan de número de alumnos por clase y dotar de las plantillas necesarias para atenderlos.

2. Higiene de manos: debe ser sistemática y programada tanto para alumnos como profesores.

3. «Todos los niños mayores de cuatro años y todos los adultos deben usar mascarilla de manera adecuada (que cubran la nariz y la boca). Cuando se usan correctamente, las mascarillas son seguras de usar durante largos períodos de tiempo, como por ejemplo la jornada escolar». Esta recomendación rebaja la edad recomendada para el uso de mascarilla en las aulas, que en los planes del Ministerio se plantea a partir de los seis años.

4. Los médicos recomiendan que los alumnos permanezcan en el mismo aula el mayor tiempo posible y sean los profesores los que se cambien, también dejar las puertas abiertas para reducir el contacto con los pomos y otras superficies comunes.

5. La OMC recomienda restringir el uso de comedores fomentando el del aula o en pequeños grupos al aire libre.

6. Aunque es una medida propuesta por varias comunidades autónomas, los médicos desaconsejan «la medición sistemática de la temperatura ni a estudiantes ni a profesores ya que no es una medida eficiente de detección precoz» aunque subrayan que «ni los maestros, ni el personal ni los estudiantes deben acudir al colegio con fiebre o síntomas de enfermedad (temperatura superior a 38ºC)».

7. Si se tiene contacto con un caso positivo, los médicos indican que hay que ponerse en cuarentena durante 14 días a partir del último en que se tuvo contacto estrecho. La definición de contacto estrecho significa estar a menos de 1,5 metros de distancia durante al menos 15 minutos. Para reducir el número de contactos, los médicos apuestan por las «burbujas» o grupos más reducidos que sean los que tengan que ponerse en cuarentena si se produce un positivo. La OMC apunta a dos o más positivos en grupos distintos como indicador para el cierre total de un centro educativo.

8. Síntomas en el colegio. Los médicos plantean que se dote a los centros de un profesional sanitario adscrito y, en su defecto, la coordinación rápida con Atención Primaria y Salud Pública. «Debe haber un área específica para aislar a los estudiantes que presenten síntomas compatibles con COVD19 y, en dicho caso, los profesionales sanitarios o educadores de la escuela deben usar EPI».

9. Para la limpieza y desinfección, los médicos recomiendan seguir las pautas establecidas por el Ministerio de Sanidad sobre desinfección adecuada y desinfección de las aulas y áreas comunes.

10. En autobuses, pasillos, áreas de recreo y áreas de juego los médicos plantean que existan asientos asignados y el uso obligatorio de mascarilla (siempre que no se pueda llegar a la escuela de otro modo). Apuestan por el establecimiento de circuitos de circulación señalados, el fomento de actividades al aire libre y evitar el uso de taquillas o duchas.

11. Para los estudiantes con mayor riesgo clínico, los médicos piden que los casos se analicen especialmente por los profesionales sanitarios de Atención Primaria.

12. También piden los médicos prestar especial atención a los estudiantes con discapacidades, para los que piden establecer estrategias para que puedan cumplir las medidas de protección.

13. Igualmente piden atender específicamente a los estudiantes en situación de vulnerabilidad para evitar que pueda agravarse en la situación actual o en una situación de cuarentena, malos tratos y abusos, o menores no acompañados entre otros.

14. Los médicos recomiendan la puesta en marcha de planes, canales y frecuencias de comunicación adecuadas con las partes interesadas (docentes y trabajadores de los centros educativos, padres y madres y demás tutores de los niños, atención primaria y profesionales sanitarios de las escuelas…) que respondan de la mejor manera y con la mejor evidencia las múltiples dudas que surgen en relación al COVID-19.

15. Estructuralmente, los médicos solicitan la mejora de los circuitos de vigilancia epidemiológica, con la disponibilidad y rapidez en la obtención de resultados de los test diagnósticos y la dotación adecuada y estructurada de rastreadores de casos y contactos.

Los colegios no son origen de grandes brotes, según el ECDC

No obstante y aunque estas medidas no coinciden con en algunos aspectos con los planes presentados por Madrid y Cataluña, organismos como el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) reducen el riesgo de la reapertura de colegios y recuerdan que en los países europeos donde ya se han reabierto los centros no se han producido «aumentos significativos de la transmisión comunitaria».

En un informe de agosto, el ECDC asegura que los niños sintomáticos transmiten el virus de forma similar a los adultos y puntualizan que no hay evidencias claras sobre los asintomáticos. «Las investigaciones de casos identificados en colegios apuntan a que la transmisión entre niños no es común ni la primera causa de infección por SARS-CoV-2 en niños incluso cuando ésta coincide en períodos escolares, particularmente en educación infantil y primaria».

Para el ECDC, si se aplican las medidas adecuadas de distanciamiento e higiene, los colegios «no son más efectivos en la propagación del virus que otras instalaciones de ocio u ocupacionales con densidades similares». A este informe hace referencia Javier Padilla, médico de Atención Primaria y coautor de Epidemiocracia, quien subraya la importancia de establecer las medidas de seguridad adecuadas y exigidas por los organismos internacionales: «Los niños españoles ya asumieron las medidas más restrictivas en la primera oleada, no puede ser ahora lo mismo».

Padilla urge, además, a «no infravalorar el grado de cumplimiento al que se pueden comprometer los niños, muchos de ellos incluso mejor que algunos adultos».

Comentar ()