Salud

Los hospitalizados e ingresos en UCI superan en Cataluña los de segunda ola

Los epidemiólogos consideran que Cataluña ya ha alcanzado el pico de la tercera ola y esperan que en unos siete días las cifras de hospitalización mejoren

EP

La curva de la pandemia en Cataluña sigue bajando y por tercer día consecutivo disminuyen los contagios de coronavirus. Pese a ello, el número de pacientes hospitalizados y los ingresados en las UCI sigue creciendo y ya superan el máximo que hubo en el pico de la segunda ola.

Según los datos actualizados este miércoles por el departamento de Salud, hay un total de 2.825 personas hospitalizadas con coronavirus, 37 más que el martes. La cifra está por encima de las 2.779 que hubo el 4 de noviembre, en el pico máximo de la segunda ola. De igual manera, los 612 ingresados en la UCI, 22 más que el día anterior, superan a los 594 que hubo el 10 de noviembre.

Sin embargo, por tercer día consecutivo, han vuelto a disminuir tanto el riesgo de rebrote, como la velocidad de contagios y la positividad. Sigue habiendo una alta mortalidad, con 18.284 fallecidos en Cataluña por coronavirus desde marzo, 69 de ellos notificados en las últimas 24 horas.

Entre el 10 y el 16 de enero han fallecido en Cataluña un total de 442 personas por coronavirus; mientras que en el pico de la segunda ola se sumaron 507 fallecidos en una semana, entre el 3 y el 9 de noviembre.

El riesgo de rebrote (EPG), índice de crecimiento potencial de la epidemia, se ha situado hoy en 678, un total de 21 puntos menos que ayer. La velocidad de contagio (Rt), que mide la rapidez con que se propaga la epidemia, sigue disminuyendo y es de 1,09 -cada 100 infectados contagian a 109 personas de media- cuando ayer era de 1,15. El número de positivos por cada cien pruebas que se hacen, sigue bajando por sexto día consecutivo y ya es del 8,77 %, cuando ayer el porcentaje era del 8,95.

La mejora epidemiológica, que los expertos atribuyen al mantenimiento de las medidas restrictivas, aún no ha llegado a los ingresos hospitalarios ni a las UCI. La presión hospitalaria preocupa a las autoridades catalanas, que mañana decidirán sobre el mantenimiento o endurecimiento de las restricciones aplicadas desde el 7 de enero y cuyo plazo vence el domingo.

Los epidemiólogos consideran que Cataluña ya ha alcanzado el pico de la tercera ola y esperan que en unos siete días empiece ya a bajar el número de hospitalizados y de ingresados en UCI. Después, en dos o tres días esperan que disminuya la velocidad de propagación por debajo de 1.

De momento, no se ha notado la mejoría en el índice de casos acumulados por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días (IA14), que ha crecido hasta 678, un total de 21 más que el martes.

Comentar ()