España | Salud

Las farmacéuticas consideran un éxito que haya vacunas tan baratas como mascarillas

Una mujer recibe la vacuna contra el coronavirus en el CAP Manso de Barcelona. EFE

La patronal de la industria farmacéutica española, Farmaindustria, ha ensalzado hoy el proceso de diseño y fabricación de vacunas contra el Covid y ha valorado su éxito comparándolo con el de otros productos de protección necesarios en la pandemia. «Que podamos disponer de vacunas a precio medio 10€ y algunas a dos euros cuando en otros productos como las mascarillas vemos que cuestan tres euros o un test cuesta el precio con un cero más, si eso no es un éxito…» Así de contundente se ha mostrado Humberto Arnés, director general de Farmaindustria, en un encuentro con medios de comunicación al defender el coste y la actividad de las farmacéuticas que han puesto en el mercado ya dos vacunas contra el Covid – Pfizer y Moderna -, más la de Astrazeneca que podría aprobarse esta misma semana.

Por eso para Arnés y Juan López-Belmonte, presidente de Farmaindustria, el pulso entre la Unión Europea y las farmacéuticas por los retrasos y problemas de suministro en las vacunas a Europa. Arnés las ha calificado de «lateralidades» de un proceso «que ha sido un éxito para todos».

López-Belmonte ha defendido que lo que se está produciendo son «fluctuaciones lógicas del suministro» y ha afirmado estar convencido de que son «problemas puros de fabricación que en unas semanas estarán completamente resueltos». De momento, AstraZeneca ha anunciado que suministrará un 60% menos de las dosis inicialmente previstas hasta marzo y se ha negado a participar en una nueva reunión con la UE para tratar el suministro de la vacuna.

Sobre la sexta dosis de la vacuna de Pfizer

Sobre la polémica relativa al cambio de criterio de Pfizer con su vacuna al considerar una dosis extra en cada vial, López-Belmonte ha afirmado que el objetivo es «optimizar los recursos» y que «en esta situación de emergencia la sexta dosis viene a reforzar la colaboración con las autoridades sanitarias».

No obstante, López-Belmonte ha evitado pronunciarse sobre los detalles económicos de los contratos y se ha referido a que el propósito de las compañías «es aumentar el rendimiento de los recursos que tenemos ahora mismo».

Sin embargo, el presidente de Farmaindustria ha defendido que hubiera una parte tachada en los contratos que se hicieron públicos entre la UE y las compañías farmacéuticas: «Es legítimo para preservar la competitividad de acuerdo a los dos. El nivel de transparencia es absoluto», ha afirmado, y ha añadido que «es muy difícil de gestionar el nivel de expectativas creado».

De nuevo Belmonte ha querido valorar positivamente los precios que las compañías han puesto a las vacunas. «El sistema de precios habría que evaluarlo no sólo por su precio sino también teniendo en cuenta el ahorro que generan, no es solo el coste económico sino también el coste social y sanitario».

Ante la posibilidad de que, como han solicitado algunos países, la Organización Mundial del Comercio pudiese liberar parte o temporalmente las patentes a las vacunas contra el Covid para garantizar un acceso global a las mismas, López-Belmonte ha afirmado: «Eso no son soluciones que vayan a arreglar la situación actual. Las patentes tienen un doble objetivo, por un lado en el momento que la haces pones a la comunidad científica al frente de los avances y después te permite un cierto nivel de exclusividad comercial. No aportaría absolutamente nada» y ha añadido que «la industria está poniendo todo lo que puede encima de la mesa».

El presidente de Farmaindustria también ha informado en el encuentro que la patronal ha presentado a la Administración un programa «Medicamentos esenciales y capacidades industriales estratégicas para la cadena de valor de la industria farmacéutica innovadora en España», en el que se ofrecen al Ministerio de Industria un programa por valor de 500 millones de euros que de inicio contaría con 14 empresas para atraer a España la fabricación de fármacos esenciales sin patente y combatir así la excesiva dependencia que tiene el país respecto a Asia.


Te puede interesar

Comentar ()