Salud

España no pondrá la vacuna de Astrazeneca a mayores de 80 años

La Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial ha aplazado a mañana la decisión sobre la limitación del uso de esta vacuna en mayores de 65 años, como ya han anunciado Alemania, Francia o Suecia.

Brian Pinker, primer vacunado con la dosis de Oxford y AstraZeneca

Brian Pinker, primer vacunado con la dosis de Oxford y AstraZeneca en Reino Unido. EP

España no pondrá la vacuna de Astrazeneca a los mayores de 80 años. Así lo ha avanzado hoy la ministra de Sanidad, Carolina Darias, tras la reunión del Consejo Interterritorial de Salud. «Los mayores de 80 años recibirán las vacunas de ARN mensajero [las ya aprobadas de Pfizer y Moderna]», ha afirmado, «con lo que se descarta el resto».

Sin embargo, la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial ha aplazado a mañana la decisión de limitar su uso a menores de 65 años por la falta de evidencia científica, como ya han anunciado otros países como Alemania, Francia o Suecia .

La vacuna de Astrazeneca ha sido la tercera en aprobarse para su utilización en España y ya ha sido objeto de polémica tras anunciar la compañía que sólo enviaría a Europa una cuarta parte de las dosis comprometidas para el primer trimestre. Finalmente serán 40 millones de dosis en el primer trimestre, por lo que España recibirá previsiblemente unos cuatro millones de dosis que se tendrán que inocular a otros grupos prioritarios.

Desde la Asociación Española de Vacunología, su presidente Amós José García Rojas considera que «no hay evidencia suficiente para recomendar la vacuna de Astrazeneca a los mayores de 65» y apuesta por «incluir en ella a otros grupos, como los jóvenes con patología de base o grupos esenciales. Y dar las de ARN a los mayores».

Hasta la fecha, según adelantó El País son siete los países europeos cuyos comités científicos han desaconsejado la vacunación con el fármaco de Astrazeneca a mayores. Primero fue Alemania y tras ella Francia, Polonia, Austria, Suecia, Italia y Países Bajos.

En el extremo contrario está Reino Unido, país donde se ha desarrollado la vacuna (en la Universidad de Oxford), que lleva ya un mes vacunando a mayores. Una experiencia que, valora García Rojas, «servirá para que se obtengan resultados científicos más definitivos sobre el uso de la vacuna en personas de más de 65 años».

De producirse la decisión decisión, valora el experto en vacunas, «no tiene por qué afectar al calendario vacunal, si se priorizan las de RNA para mayores y se inocula ésta a otros grupos prioritarios como mayores con patologías de base o trabajadores esenciales».

Te puede interesar

Comentar ()