Entrada del Hospital General de Villalba

Entrada del Hospital General de Villalba Ignacio Encabo

Madrid | Salud

Collado Villalba, la vida en el mayor foco de variante británica

Collado Villalba es la localidad de Madrid con mayor incidencia de Covid a 14 días con 1446 contagios por cada 100.000 habitantes. Una situación que conocen muy bien en los tres centros de salud que asisten a sus 63.000 habitantes y que, desde finales de diciembre, han sufrido el duro impacto de la tercera ola de Covid-19.

Hace una semana el viceconsejero de salud pública de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero anunció un dato que explica, en parte, lo que pasa en esta localidad del norte de Madrid. Las muestras de coronavirus enviadas al laboratorio revelaban que el 57% de ellas pertenecían a la conocida variante británica. Una variante que contiene mutaciones del SARS-CoV-2 que le hacen más transmisible y que por Villalba lleva semanas campando a sus anchas. El lugar de Madrid y de España del que se ha hecho pública una mayor penetración de la variante británica.

En las puertas del centro de salud Sierra del Guadarrama hay una fila perenne de pacientes esperando para hacerse una PCR. Es la zona del municipio que cuenta con más contagios, donde se concentran las viviendas más pequeñas y las familias apenas pueden resguardarse del virus cuando entra su familia. Así nos lo cuenta Gloria Heras, médica de atención primaria, la asistencia ha sido intensa con el arranque del año  y ahora que empieza a bajar la incidencia, esperan que pronto se relaje la presencia de pacientes, pero el Collado Villalba siguen en la cumbre de la tercera ola de la Comunidad de Madrid.

La presencia de la variante británica era algo que desconocían los facultativos, pero sabían que algo que no encajaba en esta ola. “Nos dimos cuenta en Navidades que había cambiado la incidencia, este es un centro que tradicionalmente tiene una gran presión asistencial, pero veíamos que se contagiaban todos los miembros de una misma familia o de una misma empresa”, explica Heras.

No es lo mismo atender  a 10 que a 100 o 1000, aunque sólo sea un 1% el que se complica su gravedad, son muchos más en total»

Gloria Heras, médica de atención Primaria

Vicente Baos ha recibido el impacto de la tercera ola en su centro de atención primaria, Collado Villalba Pueblo, donde es médico de atención primaria. Durante semanas han ido viendo como los casos crecían y cómo se multiplicaban por la “facilidad con la que los familiares se contagiaban también». A él la presencia del la variante le ha sorprendido, su primera noticia le llegó por la prensa tras el anuncio del viceconsejero. «Nos enteramos por la prensa y nos sorprendió porque la mayor parte de la gente trabaja en la zona o en Madrid. La movilidad es esa, no es más extraordinaria», añade.

El problema de la variante británica para Heras es que una mayor transmisibilidad se ha traducido en una mayor presión asistencial. “No es lo mismo atender  a 10 que a 100 o 1000, aunque sólo sea un 1% el que se complica su gravedad, son muchos más en total. Y no sólo está el que ingresa en la UVI, sino los que tienen cuadros graves que necesitan de atención por nuestra parte”, añade.

Desconocimiento sobre la variante

Los vecinos de la localidad a los que preguntamos, no saben decir por qué Villalba se ha convertido en el lugar con mayor incidencia de Covid, hacen cálculos mentales de cuántos casos cercanos conocen de infectados, de muertos en su portal o en el rellano. Pero de la variante británica no tienen noticia alguna, no les suena nada. La mutación ha infectado a empresas y a familias enteras, pero la población no es consciente, más allá de los dramas de casos que conocen y comparten con sus vecionos.

La doctora Heras destaca que “al infectarse todos los miembros de una misma familia, se infectan padre y madre que se tienen que ir al hospital y tenemos niños en situación de desamparo, niños que, además, tienen que estar en cuarentena». Los servicios sociales de la Comunidad también han tenido que hace esfuerzos ante estas situaciones. «También nos ha pasado que se ha infectado la persona que cuida de un paciente dependiente y el núcleo familiar que cuida del paciente dependiente, que es una situación muy complicada”, añade Heras.

La Comunidad de Madrid es de las instituciones que más información está dando de los casos de variantes por su territorio, pero todavía son datos imprecisos que no están dirigidos a la población. Antonio Zapatero insistía ayer en rueda de prensa que la información de las variantes es de valor epidemiológico, que no hace falta hacérsela llegar a la población, que no es una información para crear alarma y que las medidas de protección para esta variante son la mismas que las que manejamos hasta la fecha para el coronavirus que hemos conocido hasta ahora.

«Las autoridades piensan que por hacer un protocolo y por dejarlo escrito todo el mundo se lo sabe, todo el mundo lo entiende y la población sabe lo que tiene que hacer en todo momento», discrepa Baos. «Hay graves errores de divulgación. El gasto de energía que tenemos que hacer los médicos para explicar lo del aislamiento, lo de los 10 días..  No lo han oído en ningún lado, cosas muy sencillas que para nosotros es el día a día. Tienes que repetirlo una y mil veces», asegura.

Vicente Baos también lamenta que la información no les llegue a ellos como médicos. «Sólo sabemos la incidencia y ya está. No sabemos que porcentaje de pacientes de los atendidos que han mejorado, no sabemos cuántos fallecen, no sabemos los casos que ha habido en los colegios..», se lamenta. «Esto es un problema de Salud Pública, tendríamos que tener información de las zonas que atendemos, nos vendía muy bien. Tampoco sabemos que pasa en las residencias, que hay muchas por aquí, al principio lo sabíamos pero ya no..», añade. Baos tuvo que investigar para saber cómo le había ido a un paciente suyo en el hospital Isabel Zendal, porque el hospital no está todavía conectado. Un colega del Zendal le informó que había muerto.

La responsable de una farmacia cercana al centro de salud Sierra del Guadarrama tiene muy claro que sus vecinos no controlan muy bien la farragosa información del Covid, se presentan infectados en su farmacia, ve pasear por la calle a gente que le consta debería estar en cuarentena. Y de las variantes.. «Saben ustedes lo que son las variantes del coronavirus?», preguntamos. «Sí, lo de las vacunas».

Comentar ()