Salud

Científicos piden en 'Science' más investigación sobre el origen del coronavirus

Un equipo de científicos de la OMS investigan el origen del coronavirus en Wuhan.

Un equipo de científicos de la OMS investigan el origen del coronavirus en Wuhan. TPG Via ZUMA Press / Dpa

El mundo tuvo conocimiento de la «misteriosa neumonía de Wuhan» mediante una alerta en el mayor sistema de vigilancia de enfermedades emergentes, ProMED, de la Sociedad Internacional de Enfermedades Infecciosas. Era el 30 de diciembre y en apenas 15 días se hacía pública la primera secuenciación del genoma completo del SARS-CoV2. Ese fue solo el primero de los hitos científicos que la pandemia de coronavirus nos ha dejado en los casi 18 meses que han pasado desde entonces. Las vacunas han sido el otro gran avance.

Sin embargo, ese nivel de conocimiento no se ha alcanzado sobre otro aspecto, el origen del coronavirus, y ahora un grupo de científicos de las universidades de Harvard, Stanford o Yale (EE.UU.) piden en Science que se siga investigando. Los científicos consideran que, con los conocimientos hasta la fecha, «las teorías zoonóticas y las que sitúan el origen en un laboratorio siguen siendo viables».

Medio año después de los primeros casos, a principios de julio, la Organización Mundial de la Salud envió a Wuhan (China) a un equipo de expertos con el fin de realizar una investigación independiente sobre el origen de la pandemia. Otras misiones fueron después y en febrero de 2021 la OMS dio una rueda de prensa para presentar sus conclusiones, que sin embargo no despejaron todas las dudas.

La OMS veía «extremadamente improbable» que el virus saliera de un laboratorio y apuntaba al origen animal, pero tampoco era capaz de hallar evidencias contundentes en el pangolín y el murciélago como responsables de la transmisión a los humanos, como recogió El Independiente.

Sobre esa falta de certezas llama la atención este grupo de científicos, que consideran que «una investigación adecuada debe ser transparente, objetiva, basada en datos, incluye un gran panel de expertos, someterse a una supervisión independiente y gestionarse de manera responsable para minimizar el impacto de los conflictos de intereses». Además, piden que las agencias de salud pública y los laboratorios de investigación abran sus registros al público para que todos los investigadores puedan «documentar la veracidad y la procedencia de los datos».

De momento, además, estos científicos creen que tanto la hipótesis de un brote natural como de un accidente en un laboratorio «deben tomarse seriamente hasta que haya suficientes datos». En su carta subrayan además que no ambas teorías han sido igualmente consideradas porque solo cuatro de las 313 páginas del informe de la OMS sobre el origen del SARS-CoV2 analizaban la posibilidad de un accidente de laboratorio.

Los expertos recuerdan que tanto la OMS como EE.UU. o la Unión Europea han incidido también recientemente en la necesidad de seguir trabajando para conocer los orígenes del SARS-CoV2. «Alcanzar una mayor claridad en el origen del coronavirus es necesaria y factible».

En la carta los científicos advierten de un «sentimiento antiasiático» que se ha formado a nivel internacional bajo la sombra del origen de la pandemia y recuerdan que científicos o médicos chinos compartieron al inicio información relevante incluso con «un gran coste personal». El Independiente contó la historia del médico chino que alertó del coronavirus y al que la policía acusó de difundir rumores – y luego falleció de Covid – u otro científico chino de la Universidad de Pittsburg (EE.UU) que fue asesinado mientras investigaba las complicaciones celulares del virus.

«Conocer cómo surgió el Covid es crítico para desarrollar estrategias globales que mitiguen el riesgo de futuras pandemias» , inciden los científicos.

Te puede interesar

Comentar ()