Tokio 2020

Salud

La medida contra el Covid de los Juegos de Tokio "inútil" para frenar la transmisión

Uno de los mayores expertos internacionales sobre transmisión aérea del Covid califica esta medida de "teatro pandémico" en la mayoría de los casos.

Una trabajadora desinfecta el centro de prensa de los Juegos Olímpicos de Tokio, donde se han dispuesto mamparas laterales. EFE/EPA/ZSOLT CZEGLEDI HUNGARY OUT

Los casos positivos alrededor de los Juegos Olímpicos de Tokio van en aumento y superaban este martes los 70 casos positivos más decenas de contactos en cuarentena. De hecho, este mismo martes el Comité organizador no descartaba una cancelación de última hora si la situación no se puede controlar. La norma es que los jugadores han de dar un test negativo seis horas antes de competir.

Los positivos llegan pese a las estrictas medidas de seguridad impuestas en torno a la villa olímpica aunque una de ellas, muy extendida, resulta «inútil» y «más que nada teatro pandémico» a juicio de uno de los mayores expertos internacionales en transmisión aérea del coronavirus, José Luis Jiménez, profesor de la Universidad de Colorado (EEUU).

«Lo de las mamparas es más que nada teatro pandémico, para dar una falsa sensación de seguridad y hacer parecer que estás haciendo algo», afirma el experto, quien sin embargo pone una excepción y es cuando hay una situación «de cajero». «Las mamparas solo sirven si estás hablando directamente con alguien en un modo supermercado o banco porque rompen el flujo directo de la respiración. El virus que sale del aire de una persona no va directo a la otra persona pero es como el humo de un cigarro, se encuentra un obstáculo y se dispersa», explica el investigador.

Las mamparas sin embargo están en muchos lugares, como cuenta desde Tokio el redactor de El Independiente Ignacio Encabo. Las mamparas de metacrilato se extienden desde los stands del aeropuerto para pasar los controles a el buffet de los hoteles o la sala de prensa de la villa.

Y es precisamente este tipo de mamparas laterales las que, a juicio de Jiménez, «no sirven para nada» y pueden ser incluso contraproducentes. «Hay un estudio en Science que muestra que en los colegios con mamparas hay el doble de contagios que en los que no. Y eso se entiende porque las mamparas dificultan la ventilación, hacen más difícil que el aire salga y atrapan al virus en la habitación».

De la misma forma se manifestaba en la revista Scientific American el especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de California, Peter Chin-Hong, quien calificaba de «retro» este tipo de mamparas. «Es como volver atrás en la máquina del tiempo» a cuando no se sabía que el virus se transmitía por aerosoles, declaraba el científico.

Jiménez cree que la proliferación de las mamparas en los Juegos Olímpicos «es parte de la confusión que no se acaba de aceptar la transmisión aérea». Este investigador español afincado en EEUU fue uno de los científicos que ya en julio de 2020 firmó una carta para solicitar a la Organización Mundial de la Salud (OMS) el reconocimiento de la transmisión del coronavirus por aerosoles, es decir, por el aire. No fue hasta mayo de 2021 que la OMS cambió sus postulados para reconocer la transmisión aérea, aunque solo en determinadas situaciones lo que hace que para expertos como Jiménez el reconocimiento «se haya quedado corto».

Te puede interesar

Comentar ()