Colas para vacunarse de la gripe en Australia en septiembre de 2021.

Colas para vacunarse de la gripe en Australia en septiembre de 2021. EFE / EPA / DANIEL POCKETT

Salud

Los científicos apuntan a una gripe más intensa tras el Covid

Reino Unido prevé una campaña "hasta un 50% más larga" y distintos estudios advierten de la importancia de la vigilancia y la inmunización tras un año entero sin influenza.

El Sistema de Vigilancia de Gripe en España (SVGE) detectó la temporada pasada seis casos. Seis pruebas positivas frente a las 4.682 del año anterior. El Covid y las medidas restrictivas y de prevención arrinconaron esa otra epidemia estacional. La gripe desapareció en casi todo el mundo y ahora los científicos auguran que pueda resurgir con fuerza. El hecho de que hayamos perdido el contacto con este virus tan cambiante durante más de un año se puede traducir en menos inmunidad y una mayor predisposición a la infección, que se uniría a una relajación de medidas.

Varios estudios han apuntado en este sentido en las últimas semanas. El primero fue publicado en julio en Vaccines y en él se advertía de que la pérdida de inmunidad natural frente a virus como el de la gripe o el VRS (virus respiratorio sinictial) en la pasada temporada se puede tornar en un aumento de la epidemia al año siguiente. Lo previsto en este artículo que sus autores – con el virólogo Raúl Ortiz de Lejarazu al frente – entregaron en marzo ya se reflejó en junio con un aumento del VRS. Este virus es el principal causante de las bronquiolitis, infección muy frecuente y peligrosa en niños.

«En España si no hay epidemia estacional de gripe sería la primera vez que eso ocurriera en dos inviernos consecutivos», explica a El Independiente Ortiz de Lejarazu, «ahora hay muchas más personas que hace 18 meses que no han sufrido la gripe, especialmente jóvenes y niños que son los que hacen avanzar la onda estacional de gripe, por ello si se reanudan los viajes internacionales los movimientos de personas traerán la gripe en mayor o menor medida».

Otros dos artículos más recientes y aún no revisados confirman las predicciones. Uno de ellos, de la Universidad de Pittsburgh (EEUU), estima a través de un modelo matemático que las hospitalizaciones por gripe aumentarán un 20% esta temporada si se mantienen los niveles de vacunación del año pasado. Para evitar el aumento, estima que habría que aumentar en un 50% la eficacia de la vacuna o el número de vacunas administradas o un 25% en cada uno de los parámetros. El estudio añade que si se diera otra temporada con bajos niveles de gripe, el 48% de la población quedaría susceptible a la infección tras el fin de la inmunidad natural adquirida.

La segunda investigación, de la misma universidad estadounidense, habla del escenario más probable con un «aumento moderado de los casos de la gripe». Además, esta predicción basada en un modelo matemático centra el foco en los niños como la población de más riesgo.

El genetista Fernando González Candelas también apunta hacia ese posible aumento de otros virus coincidiendo con un descenso de la pandemia. «Ha pasado con otros virus respiratorios como el VRS y con la gripe podría pasar algo parecido, aunque las predicciones hay que hacerlas con precaución y las medidas de prevención del Covid deberían seguir sirviendo para controlar un poco virus como la gripe».

De momento, en los países del cono sur – donde la temporada de gripe comenzó en abril – no se ha visto un aumento de casos. Australia no ha notificado ninguna muerte. «Solo Sudáfrica ha notificado algo más de virus que su invierno pasado, julio y agosto» como recuerda el virólogo. «La excepción es la India que, a pesar de sufrir una incidencia importante de Covid, está declarando desde hace varias semanas un brote epidémico claro de gripe con predominio del subtipo H3 de la gripe A».

Viendo los virus que están circulando internacionalmente, Ortiz de Lejarazu, coautor de Virus de la gripe: pandemias, epidemias y vacunas, cree que en España será más probable ver gripes «A/H3 y B posiblemente del linaje Victoria».

Preparando la temporada

La preparación para la gripe en España este año incluye los mismos grupos de vacunación. Mayores de 65 años, embarazadas, personas con enfermedades de base, profesiones de riesgo u otras. Sin embargo, el Ministerio de Sanidad no ha reforzado esta mañana la compra de vacunas como lo hizo la pasada temporada con cinco millones de inyecciones.

La cifra total de vacunas de la que dispondrá España a través de las comunidades autónomas no se conoce pero el acuerdo marco, al que están adscritas 12 CCAA es, confirma Sanidad, de 2.831.126 dosis. El Ministerio asegura que «las dosis que se han comprado se ajustan a las coberturas del año pasado que fueron superiores a las de las temporadas previas».

Para Ortiz de Lejarazu es muy importante «aprovechar los números tan importantes de vacunación de gripe del año pasado pasado para mantener las coberturas. Ahora que las personas vulnerables y las de residencias están vacunadas de Covid, no se puede permitir que fallezcan por gripe, si podemos evitarlo o minimizarlo».

España aspira a cumplir las coberturas recomendadas de la Organización Mundial de la Salud pero ya el año pasado quedaron lejos: el 75% de mayores de 65 años y sanitarios que dice la OMS quedó en un 68% y los sanitarios quedaron cerca del 50% según los datos de El Gripómetro que realiza la farmacéutica Sanofi-Pasteur.

Otros países como Reino Unido también están reforzando su campaña y advierten en la web del Sistema Nacional de Salud que modelos matemáticos predicen en su territorio una campaña de gripe que podría ser un 50% más larga o llegar antes de lo habitual. Este país tiene un grupo de población mucho más amplio que el de España, con todos los niños hasta los 15 años o los mayores de 50, además de enfermos o residentes en instituciones.

El peligro de la saturación sanitaria

Estas coberturas influirán pero no siendo una campaña generalizada como la del Covid, la posible circulación del virus hará que los sistemas de vigilancia cumplan un papel importante los próximos meses.

González Candelas afirma que la similitud de los síntomas entre gripe y Covid «puede poner en tensión al sistema, porque casi cada caso de gripe se necesitaría poner en marcha el protocolo Covid, prueba diagnóstica, precauciones de aislamiento, etc». El genetista incide en que «se dan las condiciones para que se tense un sistema cuya Atención Primaria está como está y por tanto es necesario tener mucha precaución y anticipar las necesidades».

Las vacunas que hay… y las que vendrán

La primera vacuna de gripe tiene ya unos 80 años y desde su inicio fueron cultivadas en huevos fertilizados, el método que sigue siendo más común a día de hoy. Según los datos del Centro Europeo de Control de Enfermedades, en la temporada 2019-2020 había ya 15 vacunas distintas disponibles contra la influenza.

Las vacunas de la gripe, sin embargo, tienen una efectividad limitada, que no suele superar el 50% ya que este patógeno muta con frecuencia y de un año para otro predominan distintas cepas. Ortiz de Lejarazu explica que las vacunas disponibles para este año están «las tetravalentes (con dos cepas de virus A y dos de virus B de la gripe, linajes Victoria y Yamagata) y las adyuvadas para personas mayores. Además, este año se dispone de una vacuna de alta dosis antigénica que tiene cuatro veces más antígeno que las demás».

Otros proyectos plantean novedades y esperanza en este campo. Uno de ellos es el del grupo de investigadores de Nueva York donde está el virólogo español Adolfo García-Sastre y que ha desarrollado una vacuna universal para gripe que ya está en ensayos clínicos. La primera fase de pruebas en humanos obtuvo resultados satisfactorios.

Otro artículo reciente ofrecía buenas noticias también respecto a la inmunidad cruzada. En un estudio observacional con más de 37.000 pacientes se vio cómo los vacunados de gripe estaban más protegidos frente al Covid.

El microbiólogo José María Eirós, de la Universidad de Valladolid, considera a valorar los avances en las vacunas de la gripe logrados en los últimos tiempos, como «los avances en los sistemas de producción en cultivos celulares, la
disponibilidad de métodos basados en ácidos nucleicos, el diseño de
vacunas tetravalentes, el empleo de adyuvantes que potencian la
respuesta inmunitaria o las vacunas de alta carga antigénica».

Otra de las vías de avance es la de las vacunas combinadas gripe y Covid. En este caso es la compañía Novavax, que también desarrolla una vacuna de Covid y que comenzará ensayos clínicos con 640 personas de entre 50 y 70 años previamente vacunadas o con inmunidad natural adquirida, según Reuters. La vacuna se probará en Australia y los resultados se esperan en la primera mitad de 2022.

Otras compañías chinas también están investigando vacunas dobles y Moderna, responsable de una de las vacunas de ARN mensajero contra el Covid, anunció esta semana que está desarrollando también una única vacuna para ofrecer la dosis de refuerzo unida a la vacuna de la gripe.

«Estas vacunas combinadas son lo lógico y muchos lo anticipamos hace tiempo. Supone un ahorro de molestias para el ciudadano cuando llegue la necesidad de hacerlo así ya existen en la vacunación vacunas combinadas de de esa forma. La triple vírica, la hexavalente son buenos ejemplos de lo que digo», concluye Ortiz de Lejarazu.

Te puede interesar

Comentar ()