Salud JUICIO AL MAYOR ESCÁNDALO DENTAL DE ESPAÑA

La UDEF destaca en el juicio a iDental la "confusión patrimonial y de capital" entre las 55 empresas del entramado

En la vista del fraude a la Seguridad Social también ha declarado la secretaria de Luis Sans, cabecilla de la trama, cuya empleada ha asegurado estar "con estrés postraumático y medicada desde hace cuatro años".

Fachada de un clínica de iDental durante un registro policial.

Fachada de un clínica de iDental durante un registro policial. EFE

New Emper, Prestige Domination, Espartano Reformas, Flanagan Tesla o Mortimer Wada son solo algunas de las 55 empresas que formaron parte del entramado iDental, responsable del mayor escándalo dental en España que ahora, cuatro años después del cierre de las clínicas, empieza a juzgarse en España.

Esta semana ha arrancado la primera pieza separada, que juzga el fraude de la cúpula de iDental contra la Seguridad Social y que dejó, según la investigación, un agujero de 23,6 millones de euros. El fiscal pide seis años de prisión contra los cabecillas de la trama, Antonio Javier García Pellicer y Vicente Castañer (dueños de la empresa hasta octubre de 2017) y para Luis Sans y los hermanos José María y Juan Garrido, que compraron la sociedad entonces y hasta el cierre en julio de 2018. También se piden tres años de cárcel para Domingo Bejarano y José Luis González, considerados testaferros de las sociedades en la segunda etapa. Se les piden asimismo multas de entre tres y 90 millones de euros. En los últimos meses Sans también se ha visto envuelto en un polémico negocio de mascarillas.

En la primera semana de juicio han declarado miembros de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) de la Policía Nacional, así como extrabajadores de la compañía. Un funcionario de la sección de delitos contra la Seguridad Social de la UDEF y autor de varios informes de la investigación ha hablado de «confusión patrimonial y de capital» entre las 55 empresas que formaron parte del conglomerado y lo que dificultaba el cobro de la deuda «porque era difícil saber quién era el obligado al pago».

«Nos ha costado ver la estructura empresarial», ha declarado ante Félix Alfonso Guevara, presidente del Tribunal de la Audiencia Nacional, que acoge desde hace cuatro años el procedimiento. Los responsables del conglomerado compraban empresas y trasvasaban fondos de unas a otras, según ha relatado el funcionario. «Se acaban comprando empresas que no tienen que ver con la actividad, que no tienen trabajadores, que no están de alta en la seguridad social, que participan otras empresas, que administran otras empresas», ha explicado.

La gestión de iDental se divide en dos fases, la que tuvo al frente a Pellicer y Castañer y la que se gestionó por parte de Weston Hill, cuyos socios eran Sans y los hermanos Garrido. «Hay dos fases pero son similares, al final tenemos empresas pequeñitas, con poco capital social, el mínimo, sin trabajadores. Que participan de otra mayor, que participa de otra y normalmente se suceden dos o tres empresas interpuestas para llegar al administrador de la última», ha explicado el funcionario, que ha constatado que en esos trasvases se desviaba deuda con dinero que en ocasiones «termina saliendo para comprar determinadas propiedades inmobiliarias o en las cuentas personales o de familiares».

El informe de la sección de la Seguridad Social a la UDEF también recoge «indicios de delito» que se relacionan con el gasto en publicidad, que fue de 13 millones de euros según la investigación. «Son gastos muy elevados en una situación deudora», ha afirmado el funcionario, «se destina dinero a publicidad cuando no se pagaban seguros sociales».

Otro de los funcionarios de la UDEF, autor de un informes de la investigación sobre el blanqueo de capitales para «indagar en la estructura de iDental, de IOA (Institutos Odontológicos Avanzados) y ahondar en la relación entre ambas sociedades». «Descubrimos que IOA estaba siendo descapitalizada en favor de iDental», ha asegurado. Este policía ha declarado que empresas como New Emper, parte del grupo, «era una sociedad instrumental para canalizar fondos de IOA a iDental para que sea su acreedora y garantizarse una posición de acreedor».

También ha hablado de otras empresas como Prestige Domination, «una empresa a nombre de la mujer de Luis Sans para canalizar fondos de IOA a posiciones particulares de Sans». En el entramado también participan otros familiares como la mujer de José María Garrido o el padre y el sobrino de Sans.

La exsecretaria de Sans, «con estrés postraumático»

En las tres primeras sesiones del juicio, que continúa la próxima semana, ha declarado también María José Ruiz Legido, ex secretaria de Luis Sans, que ha declarado mostrando cierta tensión. «Estoy con estrés postraumático», ha dicho en varias ocasiones, «estoy en tratamiento psicológico, bastante que estoy aquí». Ruiz Legido también ha sido investigada por este caso aunque acudía a la vista en calidad de testigo.

La exsecretaria de Sans ha declarado estar al servicio de Sans. «Yo obedecía órdenes de Luis [Sans] y si me decían algo los otros [hermanos Garrido] le preguntaba a él que era el que mandaba».

En el juicio también se ha constatado la relación de iDental en la segunda etapa con otra empresa del grupo, IOA, que Sans y los Garrido compraron en 2017. Una empresa que había sido solvente hasta entonces, según los informes de la UDEF, y que posteriormente se habría utilizado para derivar fondos a iDental. En el juicio ha declarado Laura Viñas, quien fue directora médica de una de estas clínicas, y que ha asegurado que se fue tras ver las «irregularidades» que se estaban cometiendo. «No tenían interés en que la calidad asistencial fuera buena», ha asegurado, así como que se sucedían cosas «extrañas»: «Se llevaron los datáfonos y una vez a la semana venía una persona a por el efectivo».

Te puede interesar

Comentar ()