Salud

Cuidado con los 'dientes turcos': los dentistas alertan de la última moda en Reino Unido

Imágenes de personas que muestran sus tratamientos dentales realizados en Turquía en TikTok

Cuidado con los 'dientes turcos': los dentistas alertan de la tendencia en Reino Unido TikTok / E.I.

Con el hashtag #TurkeyTeeth (la etiqueta #DientesTurcos en inglés), cientos de influencers británicos muestran en redes sociales el resultado de su aventura sanitaria en Turquía. En los últimos meses se ha puesto de moda acudir al país para realizarse tratamientos dentales, que allí son más baratos.

El mencionado hashtag reúne ya en la red social TikTok más de 227 millones de visualizaciones y de ello se hacía eco hace algunas semanas la BBC: ¿Valen la pena los dientes de realitie a precio de saldo?

Según una encuesta realizada por la Asociación Dental Británica (BDA) para la BBC y recogida por el Consejo General de Dentistas, 597 dentistas de mil consultados habían tenido que atender a pacientes con serios problemas a su llegada de Turquía. Sufrían infecciones, abscesos (acumulación de pus) y dificultades para masticar. Además, en algunos casos había una estafa porque habrían pagado por carillas y recibido coronas, un procedimiento mucho más agresivo e invasivo.

Los dentistas españoles han lanzado un comunicado en el que el presidente del Consejo, Óscar Castro, pide a la ciudadanía cautela y advierten de los riesgos que conlleva esta tendencia. En un comunicado, Castro explica que «las carillas son pequeñas láminas de un grosor de entre 0,8 y 1,5 milímetros que se colocan sobre la superficie frontal de los dientes. La ventaja de este tratamiento es que el tallado de los dientes es mínimo o innecesario». Por el contrario, las coronas dentales requieren “un tallado del diente mucho mayor, de unos dos milímetros (el 60% del diente), ya que la funda debe cubrir el diente por completo, pues su función es restauradora y no solo estética, como es el caso de las carillas. Este tratamiento siempre requiere anestesia local», añade.

En TikTok se ven múltiples imágenes de británicos con los dientes tallados y con las carillas de un color blanco que llega a resultar artificial.

Imágenes de TikTok del hashtag #TurkeyTeeth
Experiencias con tratamientos dentales en Turquía bajo el hashtag #TurkeyTeeth

El Consejo General de Dentistas incide en que los tratamientos deben hacerse en clínicas que cumplan todos los requisitos legales y sanitarios y cuenten con profesionales cualificados. “Antes de someterse a cualquier intervención es muy importante que el dentista realice un diagnóstico y un plan de tratamiento personalizado, nos explique detalladamente en qué consiste y que haga un seguimiento para comprobar que todo evoluciona correctamente. Además, si surge algún contratiempo por la financiación o por una mala praxis tendrán que iniciar un procedimiento legal en un país extranjero, donde la normativa sanitaria, aseguradora y de responsabilidad civil es diferente a la española”, explica el presidente del Consejo, que afirma también que esta tendencia viral «supone un grave riesgo para la salud de la población, especialmente para los jóvenes, que son quienes más siguen las redes sociales». Y espera que la tendencia «no se extienda en España».

En España, donde las estafas dentales son también noticia desde hace años con casos como Dentix, iDental o Funnydent, la opción de viajar a Turquía puede ser tentadora. Una agencia madrileña, MedTravelCo, se dedica a ello, así como a otro tipo de viajes del considerado turismo sanitario que se han puesto de moda en el país: desde los implantes capilares a la cirugía bariátrica o los tratamientos de fertilidad. Su directora, Inmaculada Meco, asegura que el riesgo está en no elegir bien el destino.

«Con los tratamientos dentales pasa lo mismo que con las clínicas capilares, hay muchas que se gastan mucho dinero en marketing y son chapuceras. Por eso hay que saber identificarlas», explica Meco. La experta, que lleva cinco años organizando viajes con objetivo sanitario, afirma que es necesario comprobar que la clínica a la que se va a acudir tiene autorización legal y sanitaria del Gobierno Turco y que el profesional está inscrito en el Colegio de Médicos. «Las que lo están lo exhiben y normalmente puede verse en su página web».

Por otro lado, Meco afirma que hay que hacer preguntas adecuadas antes de viajar. «Que respondan cuál es el tipo de implantes que ponen, su técnica, de dónde procede el material o qué marca es. El error es guiarse únicamente por el precio», advierte. Así mismo, la directora de MedTravelCo afirma que la compañía «debe pedir una radiografía completa de la boca para saber cómo está el hueso y si es posible actuar sobre él. Si no, uno se arriesga una vez allí a que no sea posible realizar el tratamiento», incide.

Te puede interesar

Comentar ()