Tadashi Yanai tiene un plan: derrocar a Inditex. El hombre más rico de Japón es el dueño de Fast Retailing Co., la matriz de Uniqlo, que es la tercera firma de moda del mundo por detrás de Inditex y H&M.

En el camino que se ha trazado Yanai hasta la cumbre del retail, el desembarco en España es seguramente uno de los hitos más importantes. La compañía acaba de anunciar que abrirá su primera tienda este otoño en Barcelona: “Entrar en España es un hito importante en la expansión internacional de Uniqlo, y estamos muy contentos de empezar en Barcelona”, ha dicho el presidente de la firma.

Desde que en 1984 se abrió la primera tienda de Uniqlo en Japón, Yanai ha abierto 1.800 en 18 países. España será el sexto país Europeo y la tienda número 46 tras Reino Unido, Francia, Rusia, Alemania y Bélgica.

La matriz de Uniqlo, Fast Retailing (que tiene también otras firmas como Comptoir de Cotoniers), con 3.160 tiendas, aún está lejos de las cifras de Inditex, que tiene más de 7.000 tiendas en 91 mercados, pero sus números son para estar en alerta. El grupo nipón aumentó sus ventas un 47% entre 2013 y 2015, hasta los 14.000 millones de euros, mientras que las de Inditex lo hicieron “sólo” en un 25%, con unos ingresos de casi 21.000 millones de euros.

Pero, ¿qué es Uniqlo y en qué se diferencia de Zara?

Uniqlo, la principal enseña de Fast Retailing Co., vende un concepto de ropa “innovadora, funcional y de calidad”. Mientras que Zara es pura tendencia – la compañía se caracteriza precisamente por la alta flexibilidad en la colocación de la ropa en la tienda y el rápido proceso de diseño -, Uniqlo es funcionalidad. Mientras que en Zara tardan de dos a tres semanas en diseñar un producto y llevarlo al punto de venta, el mismo proceso dura de ocho a 10 meses en la firma japonesa.

“La diferencia con Zara es que Uniqlo tiene un diseño más minimalista y la perdurabilidad de las ropa es mucho más alta. Estos son valores 100% japonenes, con diseños sin detalles. En Uniqlo innovan en los básicos, ellos crean sus propios tejidos”, explica Sandra Bravo, profesora de Sociología de la Moda en ISEM Fashion Business School – Universidad de Navarra.

Para Bravo, la comparación es inevitable. Entre otras razones por el paralelismo que existe entre sus fundadores, los hombres más ricos de sus respectivos países: “Yanai y Ortega tienen además la misma edad y empezaron desde abajo y queriendo ofrecer moda de calidad a bajos precios”.

Sin embargo, la concepción de como alcanzar el objetivo es muy distinta entre Yanai y Ortega. Inditex no hace publicidad (exclusivamente el día de comienzo de las rebajas) y Fast Retailing sí. La compañía realiza habitualmente anuncios y patrocinios deportivos como el del tenista Novak Djokovic.

https://youtu.be/AKwd_0q7-mw

¿Puede tener éxito en España un modelo tan diferente al de Inditex?

Para Sara Bravo, la respuesta es sí. «Nos estamos cansando de la neomanía (la pasión por lo nuevo) y Uniqlo está haciendo básicos de alta calidad con precios competitivos». La experta en sociología de la moda opina que en España todas las empresas de fast fashion son iguales: «Tendencias, precios bajos y que no innovan en los básicos, En Uniqlo, por el contrario, apuestan por la perdurabilidad de la ropa, la calidad de la ropa es muy buena a precio bajo y el consumidor es lo que busca».

Para el presidente de la patronal del comercio textil, Eduardo Zamácola, la diferencia de conceptos será algo nuevo para los compradores españoles: «Al principio tendrá un gran tirón y es un formato que tiene mucho éxito en otros países, pero aquí estamos muy acostumbrados al concepto de agilidad y tendencias de Inditex y de ahí no nos saca nadie».

En cualquier caso, Uniqlo entrará en Barcelona a un mercado altamente competitivo. Según el informe «15 años de moda en España», de la consultora Kantar Worldpanel, Primark se convirtió en 2015 en la cadena de moda que más vende en España, superando a Zara. La cadena irlandesa convenció a 8,9 millones de españoles para comprar en sus tiendas mientras que en Zara lo hicieron 8,2 millones. Primark consiguió este hito apenas 10 años después de entrar en el mercado español. En el tercer, cuarto y quinto puesto están, respectivamente, H&M, C&A y Stradivarius.

Yanai ha puesto, por tanto, toda la carne en el asador con su llegada a España. Barcelona es el punto de partida de la expansión y lo será por todo lo alto, en una tienda de 1.700 metros cuadrados en el Paseo de Gracia. «Es interesante que hayan decidido poner su primera tienda en Barcelona y no en Madrid», dice Bravo, «la Ciudad Condal es de las más cosmopolitas y pueden estar más abiertos a este tipo de nuevas tiendas que en Madrid. Es la ciudad con más turistas de España. Gusta mucho Gaudí en Japón».

Zamácola celebra la llegada de Uniqlo como una buena noticia para el sector: «Es positivo que una de las marcas más importantes del mundo se establezca en España, el sector tiene una oportunidad de dinamizarse, ponerse las pilas y aprender». Los grandes, asegura, como Zara y el resto de grandes cadenas, ya saben, pues son competencia en otros países, que tendrán que repartirse la tarta. «Veremos cómo resulta la batalla», sentencia.