Los grandes grupos industriales catalanes están sopesando su salida de Cataluña por la situación política generada por el desafío independentista. El reguero es continuo. Gigantes como la eléctrica Gas Natural Fenosa o la concesionaria Abertis estudian un eventual cambio de domicilio para llevarlo fuera de la región, según fuentes del mercado; la aseguradora Catalana Occidente también lo valora; el presidente de Freixenet, José Luis Bonet, ha confirmado que se dispone a proponer al consejo de administración el traslado de la compañía de cavas, la empresa de reprografía Service Point ha convocado a su consejo para valorar el cambio de sede…

Gas Natural Fenosa tiene como principal accionista a Criteria, el holding que agrupa las participaciones empresariales del Grupo La Caixa. Caixabank, que también tiene a Criteria como mayor accionista, ha convocado para hoy un consejo de administración para tomar la histórica decisión de trasladar su sede de Barcelona a, previsiblemente, Baleares. Gas Natural Fenosa oficialmente declina hacer comentarios sobre este asunto.

Varias fuentes del mercado colocan a Abertis entre las compañías que también estarían valorando la posibilidad de salir de Cataluña. La concesionaria, cuyo primer accionista es Criteria CaixaHolding, sostiene en cambio que ahora mismo “no está sobre la mesa” la aprobación de un cambio de domicilio y que la opa de la italiana Atlantia condiciona la capacidad de la compañía para tomar algunas decisiones.

El presidente Freixenet, José Luis Bonet, pretende proponer al consejo de administración de la compañía  el cambio de sede social -hoy en Sant Sadurni d’Anoia, en Barcelona- para llevarlo fuera de Cataluña. “No depende de mí, depende del consejo, pero desde luego yo lo propondré”, ha afirmado el también presidente de la Cámara de Comercio de España en declaraciones a RNE.  “Si realmente vamos a una declaración unilateral de independencia, habrá una salida importante de empresas de Cataluña, lo que causará una daño gravísimo a Cataluña”.

En pleno éxodo de grandes compañías, el Gobierno prepara un decreto para allanar el camino a las empresas que quieran cambiar de domicilio, facilitando la aprobación exprés del traslado sin necesidad de que dé el visto bueno la junta de accionistas. “No hay una decisión tomada. Pero se estudian todas las posibilidades. Cualquier empresa catalana lo está haciendo”, apuntan fuentes de un gran grupo industrial catalán.  “El decreto que prepara el Ministerio de Economía facilitará que otras compañías al menos valoren su marcha”, indican.

Sabadell ya aprobó ayer su traslado a Alicante. En los últimos días, la textil Dogi, el grupo de telecomunicaciones Eurona y la biotecnológica Oryzon ya han confirmado su cambio de domicilio de Barcelona a Madrid. Naturhouse ya lo hizo el pasado agosto.  Catalana Occidente admitió ayer que también valora la posibilidad de unirse a la fuga de empresas. Suma y sigue. Der Spiegel informaba ayer como los grandes grupos alemanes presentes con filiales afincadas en Cataluña (Volkswagen, Basf, Siemens, Bayer…) podrían impulsar su salida en caso de declaración de independencia.