Economía Debate sobre el futuro de las pensiones

Rajoy tiene margen para subir pensiones tras no aplicar medidas pactadas con Cs

El Gobierno aún no ha aplicado la reducción del IVA del cine o el permiso de paternidad de cinco semanas, ni podrá hacerlo con carácter retroactivo, lo que reducirá su coste y permitirá un ahorro de cientos de millones

La bancada del PP aplaude a Mariano Rajoy tras su intervención por las pensiones en el Congreso.

La bancada del PP aplaude a Mariano Rajoy tras su intervención por las pensiones en el Congreso. EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha propuesto subir las pensiones mínimas y de viudedad si la oposición le permite aprobar unos Presupuestos para 2018. Explicaba que, con la buena marcha de la economía, es el momento de utilizar nuevos márgenes presupuestarios para aliviar la situación de los jubilados con las rentas más bajas puntualmente en 2018.

Sin embargo, viendo en retrospectiva lo sucedido desde el pasado mes de octubre, cuando el estallido del desafío catalanista paralizó la tramitación de los Presupuestos de 2018, salta a la vista que el Gobierno dispone además de otros márgenes implícitos para vascular el gasto que ya tenía previsto hacia las pensiones.

Esto es así porque el Ejecutivo alcanzó un acuerdo presupuestario con Ciudadanos que implicaba un desembolso de unos de 8.300 millones de euros. Ahora, a la espera de que ver qué queda de todo ello, lo cierto es que, aunque se puedan poner en marcha estas medidas, algunas ya no tendrán efecto durante todo el año y, por tanto, el gasto que implicarán será finalmente menor.

Es el caso, por ejemplo, del capítulo fiscal. Por un lado, Rajoy se ha mostró dispuesto durante su comparecencia en el Pleno del Congreso de los Diputados a llevar a buen término el acuerdo para rebajar el IRPF en unos 1.200 millones de euros.

¿Pero qué ocurre con el IVA del cine? Según anunció el Gobierno antes que se estancaran las negociaciones, el tipo aplicable a este tipo de ámbito cultural pasaría del 21% al 10%, lo que implicaría unos menores ingresos que diferentes instancias sitúan cercanos a los 70 millones de euros al año en un supuesto de precios de las entradas constantes. Lo mismo ocurre con la ampliación del permiso de paternidad de cuatro a cinco semanas, que costaría unos 116 millones de euros. Fuentes de Ciudadanos y fiscalistas coinciden en que se trata de medidas que de aplicarse no podrán tener efectos retroactivos a 1 de enero.

Así pues, si los Presupuestos siguen su tramitación normal a partir de la presentación el próximo 23 de marzo, las cuentas no estarán listas hasta mediados de año. Esto quiere decir que los costes implícitos de estas medidas se reducirán teóricamente a la mitad, liberando frente a la previsión inicial de gasto unos 100 millones de euros.

Por otro lado, están los gastos que aún no estaban comprometidos pero que al final se han acordado por una menor cuantía. Ciudadanos había exigido la equiparación salarial de Policía Nacional y Guardia Civil como condición para apoyar los Presupuestos. El precio que puso la formación de Albert Rivera era de 1.500 millones de euros en tres años, que finalmente se han quedado en una inversión de algo más de 807 millones reales en tres años.

Otra cuestión que no tiene que ver con Ciudadanos es la subida salarial de los funcionarios. En la propuesta planteada en septiembre del pasado año, se planteaba para este año una subida del 1,5% más dos tramos variables en función de la evolución del PIB que podrían elevar esta cuantía hasta el 2%.

En aquel momento, los sindicatos de la función pública consideraron que la subida global, en tres años, que rozaba el 8%, era insuficiente. Ya en marzo de 2018, el Gobierno ha suscrito con las centrales un acuerdo que eleva esta cuantía más cerca del 9%. Sin embargo, en lo que tiene que ver con 2018, la subida máxima se limita al 1,75%.

Son todos ellos nichos de ahorro provocados por la prórroga de los Presupuestos que, una vez en 2018, dan lugar a un margen millonario para poder maniobrar en el terreno de las pensiones.

El coste de subir las pensiones mínimas

¿Y a cuánto asciende la subida planteada por Rajoy? Por el momento es difícil de cuantificar puesto que no se conocen los detalles de las propuestas y porque tendrán que negociarse con los grupos. En todo caso, la subida de las pensiones de viudedad podría tener un coste de unos 1.500 millones de euros en dos años, pero estos ya estaban previstos antes de que encallaran las negociaciones de los Presupuestos.

El Gobierno aún no ha precisado su propuesta para subir las pensiones mínimas

En el caso de las pensiones mínimas, la Seguridad Social no aporta el dato de la factura que conllevan estas prestaciones, por otro lado heterogéneas, puesto que dependen de la naturaleza pensión y de factores como los cónyuges a cargo o la edad del beneficiario.

En un ejercicio muy aproximativo y contando con que las pensiones mínimas subieran el equivalente al IPC, alrededor de un 1,6%, el coste de esta medida no costaría sino unos cientos de millones.Y es que el coste de subir todas las pensiones con el IPC rondaría los 2.200 millones de euros. Sin embargo, las pensiones con complementos a mínimos solo suponen el 25% del sistema y además su revalorización con el IPC supondría proporcionalmente menor desembolso puesto que el mismo porcentaje se aplicaría sobre un importe menor.

Comentar ()