Economía

Ikea elevó sus ventas en España un 6% en 2017 y creó más de 500 empleos

logo
Ikea elevó sus ventas en España un 6% en 2017 y creó más de 500 empleos
Ikea elevó sus ventas un 6% en 2017.

Establecimiento del grupo Ikea. Europa Press

Resumen:

Ikea registró un incremento de sus ventas en España del 5,8% durante su último ejercicio fiscal (terminado en agosto), hasta alcanzar la cifra récord de 1.466 millones de euros.

Esto no impidió, sin embargo, que el grupo sueco registrara un descenso del beneficio del 19%, hasta los 98 millones de euros, lo que la compañía justifica por el incremento de las inversiones para poner en marcha la venta online en el mercado español y abrir nuevos formatos de tienda.

Los establecimientos de la compañía recibieron la visita de 40,6 millones de personas, 200.000 más que el año anterior, y la web del grupo registró un aumento del tráfico del 13,5%.

Ikea registró un incremento de sus ventas en España del 5,8% durante su último ejercicio fiscal (terminado en agosto), hasta alcanzar la cifra récord de 1.466 millones de euros.

Este crecimiento de las ventas, estuvo apoyado en mejoras en todas las regiones, siendo Cataluña la comunidad que mayores ingresos aportó al grupo, con 356 millones. Madrid y Andalucía ocuparon la segunda y tercera posición en esta clasificación, con una facturación de 342,6 y 257,4 millones, respectivamente.

Estas cifras no impidieron, sin embargo, que el grupo sueco registrara un descenso del beneficio del 19%, hasta los 98 millones de euros, mientras que el resultado bruto de explotación (ebitda) bajó el 13,5 %, hasta los 130 millones.

La dirección de Ikea justifica esta merma del beneficio por las fuerte inversiones llevadas a cabo para poner en marcha la venta online en el mercado español y abrir nuevos formatos de tienda.

Los establecimientos de la compañía de muebles recibieron durante el ejercicio la visita de 40,6 millones de personas, 200.000 más que el año anterior, mientras que la web del grupo registró un aumento del tráfico del 13,5%, hasta los 108,7 millones.

Además, la compañía elevó el número de empleados en España en 518 personas, en lo que representa el cuarto año consecutivo de aumento de plantilla.

“España es un mercado estratégico para el que Ikea tiene importantes planes de futuro”, asegura la firma en un comunicado, en el que recuerda que está testando en el país nuevas fórmulas para estar cada vez más cerca del cliente y dar respuesta a sus necesidades.

Dicho futuro pasa por el rediseño de su estructura logística en el país para ampliar localizaciones y cumplir su objetivo de mejorar la experiencia, los tiempos y el precio del servicio, como parte de su estrategia para adaptarse a las nuevas tendencias comerciales.

Entre los nuevos formatos, se encuentra la tienda “temporal” abierta en la calle Serrano, en plena “milla de Oro” de Madrid, y dedicada al mundo del dormitorio. Asimismo, Ikea pondrá en marcha en Madrid, en la calle Goya, un nuevo formato de tienda urbana, que también implementará en ciudades como Londres, Nueva York, Estocolmo, Viena y Shangai.

Este nuevo establecimiento, en el que invertirán 6 millones de euros y que aunará compras con entretenimiento, estará centrado en salones.