Ana Botín, presidenta del Banco Santander, se ha sumado a las críticas a la sentencia a los cinco miembros de La Manada que ha desatado una ola de protestas en las calles españolas. En un comentario en su cuenta de Twitter, estrenada hace tres meses, Botín ha asegurado que «el veredicto del Manada es un retroceso para la seguridad de las mujeres».

La empresaria española de 57 años, una de las más poderosas del mundo, también ha compartido un artículo periodístico de The Washington Post escrito por un psicólogo de la Universidad de Harvard sobre las causas de que la mayoría de las víctimas de violaciones se queden paralizadas en vez de oponer resistencia física a sus violadores.

El profesor James W. Hopper analiza en el estudio que Botín recomienda leer cómo el cerebro de una mujer reacciona cuando detecta peligro ante una agresión sexual. La amígdala detecta un ataque y manda señales al córtex cerebral para inhibir cualquier movimiento. Aunque el experto en psicología argumenta que no todas las víctimas reaccionan igual, la paralización es una respuesta normal del cerebro.

Ana Botín: «el veredicto del Manada es un retroceso para la seguridad de las mujeres»

Según la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, lo que cometieron los cinco miembros de ‘La Manada’ contra una joven madrileña la noche del 6 al 7 de julio de 2016 en San Fermín no fue una violación sino un «delito continuado de abuso sexual».

Consideran los jueces que no existió ni agresión ni intimidación en los hechos juzgados, pero sí ven el agravante de «prevalimiento», es decir, una posición de superioridad ante la joven. Al no tipificarlo como «violencia», la sentencia ha reducido a más de la mitad las penas por violación reclamadas por las acusaciones pese a que los hechos que la joven relató en el juicio se consideran probados.

Después de que miles de personas salieran a la calle a protestar contra el fallo judicial, el Gobierno ha decidido revisar el concepto de violencia del Código Penal. También la Fiscalía de Navarra recurrirá la sentencia de la Audiencia de Navarra donde se condena a los miembros de La Manada a nueve años de prisión por un delito de abuso sexuales.

Ana Botín en el 8-M

No es la primera vez que la presidenta de Banco Santander, considerada la empresaria más influyente de España, se suma a un debate social desde su cuenta de Twitter, en la que cuenta con más de 18.000 seguidores y alterna mensajes en español y en inglés.

Durante las protestas de la Huelga Feminista del 8 de marzo, expresó su apoyo a las reivindicaciones de la mujer a través de dos mensajes sobre la brecha salarial que provoca la maternidad, basándose también en un reputado estudio danés. «La brecha salarial es real, no es un mito», afirmaba Botín, una de las únicas dos presidentas que tiene el Ibex-35.

En su cuenta de Twitter, Botín además de hablar de economía y finanzas, también comenta actividades culturales y deportivas a las que asiste, además de fomentar el emprendimiento y la educación.