Economía | Tecnología | Tecnología y Gadget

El iPhone X deja de emocionar: los analistas auguran una caída de ventas del 20%

logo
El iPhone X deja de emocionar: los analistas auguran una caída de ventas del 20%

El iPhone X.

Resumen:

Pocos smartphones han protagonizado tantos titulares como el iPhone X. El teléfono que lo cambió todo, pues a partir de su diseño han surgido cientos de terminales coronados con la famosa ceja –notch en inglés-, está siempre en el ojo del huracán por unas cifras de ventas que Apple nunca ha desglosado.

“El iPhone X es un producto amado”, ha afirmado alguna vez Tim Cook, CEO del gigante de Cupertino. Es cierto que desde su presentación, el pasado septiembre, y su lanzamiento, el 3 de noviembre, se ha convertido en el producto estrella de la compañía, pero el mercado tiene dudas de que pueda prolongar su potencial.

Desde Nomura explican que Apple ha “sobreestimado la demanda” del iPhone X, y pronostican un descenso del 20% en las ventas para el segundo semestre del año en curso. Según los datos que ofrece la firma de inversión japonesa, Apple despachó 100 millones de smartphones en la segunda mitad del año pasado, por los 80 millones que, pronostican, alcanzarán en 2018.

Pocos smartphones han protagonizado tantos titulares como el iPhone X. El teléfono que lo cambió todo, pues a partir de su diseño han surgido cientos de terminales coronados con la famosa ceja –notch en inglés-, está siempre en el ojo del huracán por unas cifras de ventas que Apple nunca ha desglosado.

“El iPhone X es un producto amado”, ha afirmado alguna vez Tim Cook, CEO del gigante de Cupertino. Es cierto que desde su presentación, el pasado septiembre, y su lanzamiento, el 3 de noviembre, se ha convertido en el producto estrella de la compañía, pero el mercado tiene dudas de que pueda prolongar su potencial.

Desde Nomura explican que Apple ha “sobreestimado la demanda” del iPhone X, y pronostican un descenso del 20% en las ventas para el segundo semestre del año en curso. Según los datos que ofrece la firma de inversión japonesa, Apple despachó 100 millones de smartphones en la segunda mitad del año pasado, por los 80 millones que, pronostican, alcanzarán en 2018.

“Mantenemos nuestra postura neutral respecto a Apple. Es cierto que la facturación de su división de servicios crece, pero consideramos que la venta de dispositivos es lo que ha colocado a la empresa en la posición en la que están ahora”, explica el banco nipón.

En cualquier caso, en Apple no están tan preocupados con la cantidad como con la calidad. Es decir, no les importa en absoluto que las cifras de ventas absolutas se enfríen relativamente, siempre que la media de dólares por unidad siga aumentando. De momento, es el único fabricante que ha conseguido situar esta métrica por encima de los 700 dólares por unidad.

Móviles más duraderos

Según argumentan los expertos, la mayor cotizada del mundo ha hecho un movimiento que podría perjudicar a las ventas de sus dispositivos más nuevos. Hace sólo unos días presentaban su nuevo sistema operativo para iPhone, el iOS 12, que va a dar mayor potencia y va a cuidar más la batería de modelos antiguos como el iPhone 6s.

Estas generaciones más viejas, cuyos procesadores y baterías habían ralentizado mucho su rendimiento por el uso y el paso del tiempo, han recibido un empujón notable con iOS 12, que los hará un 50% más rápidos y que ayuda a preservar y optimizar la carga.

Así, en Nomura consideran que la tasa de reposición de smartphones va a aumentar sensiblemente y que, por tanto, los usuarios de estos terminales menos actualizados esperarán algo más antes de hacerse con un móvil más moderno.

Las cifras anuales de ventas del iPhone también van a reducirse, según dicen desde la firma japonesa. La previsible llegada de nuevos terminales en septiembre, sumada a esa rebaja del 20% en las ventas, dejarían al teléfono de Apple en el entorno de los 225 millones de unidades despachadas al cierre de 2019, por debajo del pico de 231 millones de 2015.

El iPhone X también tiene que afrontar un mal endémico dentro del sector. Las últimas innovaciones no han sido tan disruptivas como cabía esperar. Es cierto que el Face ID de Apple funciona a las mil maravillas, pero el Touch ID ya era un sistema muy bueno. Las aplicaciones en Realidad Aumentada todavía necesitan más tiempo para ser útiles de verdad, y la pantalla infinita la inauguró el smartphone del décimo aniversario, pero ya está muy extendida tras las copias de Huawei, Xiaomi y prácticamente todos los fabricantes.

Sea como fuere, Apple volverá a llevarse todos los titulares cuando presente al heredero del iPhone X en septiembre. Todo apunta a que tendremos terminales muy parecidos en características a ese terminal, pero con un precio bastante reducidos para terminar de convencer a todos los públicos con otra versión más cara para todos los fans del gigante de Cupertino.