Economía

El AVE se queda fuera de la campaña: solo se mantiene la promesa (sin fecha) de Granada

La prioridad de Fomento pasa por relanzar los trenes de Media Distancia y de Cercanías, síntoma de que la alta velocidad ya no da ni quita votos

Montaje de vía por parte de Adif en túneles de alta velocidad que conectan Orense y Zamora.

Montaje de vía por parte de Adif en túneles de alta velocidad que conectan Orense y Zamora. ADIF

La alta velocidad ya no es lo que era, y la prueba es que el dirigente socialista que tiene todas las papeletas para continuar dirigiendo el Ministerio de Fomento, José Luis Ábalos, apenas ha realizado un puñado de vagas promesas por los territorios, alguna de carácter muy oportunista: este lunes el tren Alvia dejó tirado 50 minutos al presidente cántabro Miguel Ángel Revilla y Ábalos lo telefoneó. «Ahora todo va a cambiar», dice Revilla que le dijo el ministro, «te prometo que el AVE llega a Reinosa y el estudio informativo a Bilbao ya. Esta vez va en serio Miguel Ángel, a Reinosa a toda pastilla».

Aunque en realidad no es un AVE lo que espera tener Cantabria sino un tren de «altas prestaciones», para estas elecciones autonómicas y municipales la alta velocidad se va cayendo de la agenda. Quizá porque los titulares de Fomento saben que ganar o perder unas elecciones no depende de poner en servicio una línea, quizá porque los ciudadanos llevan mucho tiempo esperando el AVE y desconfían de cualquier promesa, quizá porque tienen otras preocupaciones más acuciantes como el soterramiento de Murcia o las incidencias en Extremadura, o quizá porque es un modelo de transporte muy caro socialmente.

En Extremadura o Murcia hay otras prioridades ferroviarias antes que el AVE

Ahora lo que vende es renovar la flota convencional y por eso Renfe licitó hace dos semanas la compra de más de 100 trenes por 750 millones: desde hace aproximadamente dos años el calvario de Renfe es la red extremeña, situación que alcalzó su clímax el día de Año Nuevo cuando 160 pasajeros se quedaron dos horas y media encerrados dentro del tren sin luz ni calefacción por una avería. El presidente extremeño estalló y tildó de «inútiles» a los responsables de Renfe. Ha habido varios despidos en la empresa pública tras aquel lance.

El caso es que la única promesa en el aire es la apertura del AVE a Granada en junio, para las fiestas del Corpus Christi de la capital granadina. Se baraja el 24 de junio pero no es definitivo. «El compromiso que se mantiene es el de puesta en servicio en Granada a finales de junio. Se sigue trabajando por su consecución», remarcan en Fomento.

El túnel de la risa, el AVE a Granada o a Burgos estaban previstos para 2018

¿Sobre el tercer túnel de la risa que permitirá, por primera vez en 27 años de historia del AVE, conectar las estaciones de Atocha y Chamartín, es decir, viajar del norte al sur de España? «No hay novedades todavía al respecto», dicen en el ministerio. En Burgos se prevé terminar las obras este verano, pero después tocaría hacer durante meses pruebas que llevarían como temprano al 2020 el estreno de la línea, la ruta natural que conectará la Meseta con la Y Vasca (otra obra interminable).

En Murcia, tras los graves disturbios vecinales de otoño de 2017 provocados por la apuesta del anterior Ejecutivo de traer la alta velocidad en superficie, ahora mismo los trabajos se ciñen al soterramiento; pero es que además Fomento ha abierto por fin la Variante de Camarillas (Albacete) gracias a la cual los trenes Alvia recorren la distancia entre Murcia y Madrid en tres horas y 15 minutos frente a las dos horas y 50 minutos que tardará el AVE, procedente de Alicante.

Por los retrasos en Pajares y Galicia Adif pagará 30 millones a la Comisión Europea

Por no tener, el AVE a Galicia y la Variante de Pajares no tienen ni fecha. Actualmente el tramo entre Zamora y Ourense se realiza en autobús por las obras entre ambas localidades que el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, Adif, espera concluir «en el último trimestre». Sobre la Variante de Pajares poco se puede decir más allá de que las tuneladoras empezaron a perforar el suelo astur-leonés en julio de 2005 para una obra que rebasaba por poco los 1.000 millones de euros y ahora va camino de costar 4.000 millones. Los dos proyectos, Galicia y Asturias, van retrasados y Adif ha provisionado 30 millones que tendrá que devolver a la Comisión Europea por el mal uso de fondos de cohesión y fondos Feder, según ha publicado Leonoticias.

Todos los trayectos anteriores estaban anunciados para 2018 cuando el ministro era el cántabro Íñigo de la Serna. Ábalos descartó todas las inauguraciones por inviables al poco de asumir el cargo. Después trató de equiparar en los Presupuestos Generales las partidas destinadas a la red convencional y al AVE, criticando que solo el 8% de los usuarios usan el segundo servicio. Los PGE fueron tumbados pero ello no le ha impedido lanzar licitaciones: antes de los trenes Regionales, en marzo inició un programa de compras de 211 trenes de Cercanías por más de 2.000 millones de euros, todo un récord.

Ábalos ha lanzado macro licitaciones de trenes convencionales y ha criticado el bajo uso del AVE

El nuevo Gobierno sabe que los votos pueden localizarse más en la mejora de la maltrecha red convencional. El estado de los Cercanías de Madrid y los de Barcelona ha sido de auténtica vergüenza en el último bienio. Y solo las Cercanías de Madrid son utilizadas por más de 250 millones de pasajeros al año. Ábalos ha realizado vagas promesas sobre la alta velocidad en Vitoria, en el Corredor Mediterráneo y en Miranda de Ebro (Burgos). Y ya. Los tiempos están cambiando en los ferrocarriles españoles.

Comentar ()