Economía | Empresas

Frenazo en la huida de clientes de la tarifa regulada de luz hasta mínimos históricos

El PVPC perdió sólo 36.000 clientes en el último trimestre de 2018, frente a caídas de entre 200.000 y 300.000 usuarios que se han registrado durante años. CNMC destaca que se dispara la cifra de clientes que dejan tarifas libres para volver a la regulada.

Una factura de electricidad

Una factura de electricidad.

Algo más de un tercio de los clientes (un 35,2%) no tienen ni idea de qué tarifa de electricidad tienen contratada. El dato es preocupante, pero la parte positiva es que la situación está mejorando. Y es que hace tres años eran casi la mitad (el 45,4%) los usuarios que no sabían qué tipo de tarifa pagaban, según el Panel de Hogares periódico que elabora la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC).

También ha caído, pero no demasiado, la proporción de los que desconocen la diferencia entre la tarifa regulada de luz y las tarifas del mercado liberalizado: un 78,6% de ahora y el 85,6% hace menos de tres años. Los pequeños consumidores tienen la opción de elegir entre tarifas reguladas -que están obligadas a ofrecer las grandes eléctricas y cuyo importe se fija en parte por la evolución del mercado eléctrico- y las ofertas del mercado libre –cuya cuantía fija libremente las compañías y que suelen tener precios estables-.

Hace una década, más del 90% de todos los clientes eléctricos se acogía a la tarifa regulada. Era la opción preferida por casi todos. Pero en los últimos años la fuga de consumidores del precio regulado ha sido constante y en algunos momentos se ha producido a ritmos desorbitados. Según los últimos datos oficiales de la CNMC, al cierre de 2018 el mercado liberalizado contaba ya con 18,14 millones de de clientes, frente a los 11,26 millones que sigue adscritos a la tarifa regulada, denominada Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC).

Durante 2018 la tarifa regulada de luz perdió 304.000 clientes. La huida continuó, pero la caída fue la mitad que en 2017 (639.000 clientes menos) y menos de un tercio que el desplome de 2015 (cuando hubo 1,14 millones de trasvases del PVPC al mercado libre). Además, el frenazo en el trasvase de clientes fue cada vez más evidente según fue avanzando el año.

En el último trimestre de 2018, el descenso del PVPC fue de sólo 36.000 usuarios, lo que marca un nuevo mínimo histórico desde la liberalización de la tarifa. Durante años, cada trimestre la tarifa regulada sufría continuas sangrías de entre 200.000 y 300.000 clientes menos (e incluso se registraron algunos picos de huida de en torno a medio millón de usuarios).

En 2018 se registraron por primera vez trimestres en los que los descensos fueron inferiores a la cota de 100.000 clientes (con 63.000 en el segundo trimestre y 79.000 en el tercero). Y se acabó el año con ese mínimo histórico de 36.000 contratos menos en los últimos tres meses.

Récord de los que vuelven al PVPC

La CNMC destaca, además, en su último informe anual sobre cambios de compañía en el sector energético que en el último trimestre de 2018 se disparó el número de clientes que abandonaron las tarifas del mercado liberalizado para regresar a la tarifa regulada.

En los últimos tres meses del año un total de 165.286 usuarios hicieron el camino en sentido contrario y solicitaron el cambio de compañía para contratar el PVPC, el doble que en el trimestre previo (81.750 clientes), según subraya el supervisor.

Una tendencia que la CNMC vincula con la nueva regulación impulsada por el Gobierno el pasado octubre. “Más concretamente con la posibilidad de contratación de la potencia en múltiplos de 0,1 kW para potencias menores de 15kW, lo que permite a puntos de suministro que tenían potencias contratadas normalizadas, por ejemplo de 10,35 kW o de 11,5kW ajustar ese valor hasta los 10kW o menos, y cumplir con los requisitos para acogerse al PVPC”, explica la CNMC.

Tradicionalmente, la tarifa regulada de la electricidad sale a largo plazo más barata que las del mercado libre. En los últimos años la CNMC ha emitido informes subrayando que todas las ofertas eléctricas del mercado libre eran más caras que el PVPC. En su informe para 2017, el último disponible, el supervisor detectó hasta 17 ofertas del mercado libre que fueron más económicas que la tarifa regulada, con un ahorro de entre 31 y 70 euros al año.

Las grandes eléctricas (Endesa, Iberdrola, Naturgy, EDP España y ahora también Repsol tras la compra de Viesgo) están obligadas por ley a mantener la tarifa regulada. Pero son esas mismas cinco compañías las que mejor negocio están haciendo con el traspaso de clientes al mercado libre, cuyas tarifas les resultan más rentables. Según datos de la CNMC correspondientes a 2018, el 70,2% de los usuarios que cambiaron de tarifa lo hicieron contratando el nuevo servicio con la misma compañía o, en concreto, con una filial del mismo grupo.

Comentar ()