Economía | Empresas

CNMC propone recortar 1.200 millones a lo que cobran eléctricas y gasistas por sus redes

logo
CNMC propone recortar 1.200 millones a lo que cobran eléctricas y gasistas por sus redes
Torre de electricidad.

Torre de electricidad. EUROPA PRESS

Resumen:

Las grandes eléctricas y compañías gasistas se preparan para un verdadero hachazo a lo que ingresan por sus redes y que pagan todos los clientes con sus recibos de luz y de gas. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha aprobado y sometido a información pública siete proyectos de circulares sobre la retribución de las actividades de distribución, transporte y gestión del sistema tanto de electricidad como de gas natural.

La CNMC, que este año ha asumido la competencia para calcular y fijar los peajes del sistema eléctrico y del de gas, propone un fuerte recorte de los pagos a las eléctricas y las gasistas por sus redes y que en su conjunto alcanza los 1.200 millones de euros de rebaja de la retribución. La rebaja de las retribuciones no será inmediata porque se aplicará en el caso de las redes eléctricas en el periodo 2020 y 2025 y en el de las redes gasistas entre 2021 y 2026.

El supervisor apuesta por rebajar la retribución inicial de la actividad distribución de electricidad (controlada muy mayoritariamente por las grandes eléctricas Iberdrola, Endesa, Naturgy, EDP y Viesgo) hasta los 5.455 millones al año, un 7% menos (en total, 410 millones menos). El recorte propuesto para Red Eléctrica, por la actividad de transporte de electricidad como gestor de la red de alta tensión, es del 8,2%, hasta los 1.656 millones al año (148 millones menos).

En paralelo, la CNMC propone una rebaja del 17,8% a las redes de distribución de gas, hasta los 1.420 millones de euros al año como retribución inicial (307 millones menos). Naturgy sería el grupo que más sufriría este recorte, pero también se verán afectadas otras compañías como Redexis o Madrileña Red de Gas.  El mayor de los hachazos, según la propuesta del organismo, será para Enagás. Y es que la CNMC apuesta por rebajar su retribución por la red de transporte hasta los 1.186 millones de euros, un 21,8% menos (330 millones menos).

La  CNMC justifica que haya más mayores recortes en las actividades gasísiticas en que “en el caso de la electricidad ay que tener en cuenta que, al seguir creciendo significativamente la inversión, la bajada es menor que en el gas, donde no se prevén niveles de inversión importantes”.

El organismo presidido José María Marín Quemada propone, por el contrario, mejorar lo que cobra Red Eléctrica por su labor como operador del sistema eléctrico y elavarla hasta 58 millones, un 21,6% más. Y también apuesta por elevar la retribución de Enagás como gestor técnico del sistema gasista, hasta los 24 millones, un 7,9% más.

La CNMC estrenará sus nuevas competencias para fijar los marcos retributivos. En cualquier caso, la principal novedad de la propuesta de la CNMC no es en sí misma la rebaja de la retribución, sino el cambio de metodología para calcularla. Los pagos se ligan actualmente a la rentabilidad del bono a 10 años que emite el Tesoro español más un diferencial de 200 puntos, y la CNMC propone una nueva metodología basada en el coste medio ponderado del capital (WACC en inglés), que es la que utilizan de manera generalizada los reguladores europeos y que ha sido bien acogida por las compañías afectadas.

La metodología es aplaudida, pero no el cálculo final. Por ejemplo, en el caso de la retribución de las redes eléctricas supone rebajar la rentabilidad hasta el 5,58%, mientras que las compañías eléctricas han presentado informes de consultoras externas tratando de demostrar que es necesaria una retribución de las redes de distribución de luz del 7% para garantizar las inversiones futuras y Red Eléctrica apostaba por que se situara entre 6,2% y el 6,4%.