Economía | Empresas EL TUBO QUE UNE ESPAÑA Y ARGELIA ES UN INFRAESTRUCTURA ESTRATÉGICA

Naturgy acelera para cerrar ya la compra del gasoducto Medgaz a Cepsa por 500 millones

Francisco Reynés se vuelca en persona en las negociaciones y presentará una oferta formal junto a un socio financiero con el que se repartirá el 42% en manos de la petrolera.

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés.

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés. ep

Naturgy ultima su primera gran operación de compra con Francisco Reynés como presidente. El grupo español prepara la presentación definitiva de una oferta formal a Cepsa para la adquisición del 42% que controla en el gasoducto Medgaz, que une España y Argelia a través de Almería, según confirman a El Independiente fuentes financieras. El grupo español formulará su oferta junto a un socio financiero y por un importe de 500 millones de euros.

Las negociaciones están ya muy avanzadas, se han intensificado en los últimos días con contactos permanentes y a múltiples bandas, y en ellas está participando ya personalmente el propio presidente de Naturgy, Francisco Reynés, en busca de un acuerdo definitivo que se pretende sellar de manera inminente. Todas las partes que participan en las conversaciones no se han puesto una fecha límite, y subrayan que las negociaciones son tan complejas que pueden aún alargarse unos días o incluso semanas.

Naturgy ha buscado un socio financiero para la operación para evitar el desequilibrio accionarial que suponía que la eléctrica española comprara íntegramente la participación de Cepsa. Naturgy cuenta ya con un 15% en el capital de Medgaz y, comprando el 42% en manos de la petrolera, se habría situado en una posición de control y desbancado como primer accionista al grupo estatal argelino Sonatrach, con un 43%.

Tras la operación de compra, Naturgy y Sonatrach tendrán prácticamente la misma participación en Medgaz y, además, trabajan en un pacto para compartir el control del gasoducto que une Europa y África y participar conjuntamente en la gestión de una infraestructura para ambos países, e incluso para ambos continentes.

Las relaciones entre ambas compañías son ahora más que cordiales. Sonatrach cuenta con una participación accionarial en Naturgy del 4% desde 2013, fruto del acuerdo que puso fin a un largo litigio por el precio de los contratos de gas natural. Como consecuencia de ese acuerdo, Naturgy –entonces todavía Gas Natural Fenosa- compró un 10% de Medgaz y meses después adquirió un 5% adicional a GDF Suez.

En la operación han participado varios bancos asesores como Santander –que ha liderado la labor de asesoramiento-, Natixis, Société Générale, Intesa e ING. Y en el frente legal el asesoramiento principal ha corrido a cargo del despacho Baker & McKenzie.

La adquisición supone un giro para Naturgy, después de varias desinversiones en negocios y países no estratégicos como Colombia, Italia o Moldavia. El plan estratégico diseñado por Reynés cuando se puso al frente de la eléctrica hace poco más de un año no contempla expresamente ninguna compra o fusión, pero sí que incluía una partida multianual de 2.000 millones  que se podía utilizar para operaciones corporativas y, en caso de no encontrarla, se irían destinando año a año a recompra de acciones.

Para Naturgy una mayor presencia en el accionariado de Medgaz tiene un sentido plenamente estratégico, ya que el gasoducto ofrece una estabilidad en los ingresos gracias a sus contratos a largo plazo con garantías (take or pay), que se extienden hasta 2031 y cuentan con importantes clientes como Endesa o Iberdrola.

Medgaz obtuvo un beneficio de 78,33 millones de euros en 2017, lo que supone un incremento del 3% respecto a los 76,08 millones de euros del ejercicio anterior. Esta ganancia se dedicó íntegramente al reparto de dividendos entre los entonces tres socios de la infraestructura, a razón de 32,96 millones de euros para Cepsa, por su participación del 42,09% en el capital de Medgaz, 11,71 millones de euros para Naturgy, por su 14,95%, y 33,65 millones de euros para la argelina Sonatrach por su 42,96%.

Cepsa ha intentado en varias ocasiones en los últimos años desprenderse de su participación en Medgaz. La última, con su fallida salida a bolsa del año pasado. Entonces Mubadala Investment, el fondo soberano de Abu Dhabi que es su mayor accionista, acordó la adquisición de Medgaz a su filial por 500 millones para reforzar la OPV para colocar un 25% de la petrolera. La salida a bolsa se paró y la compra de la parte de Cepsa en el gasoducto, también.

Comentar ()