Economía POR LA SENTENCIA SOBRE EL IRPH

Los bancos se juegan 44.000 millones por posibles abusos en un millón de hipotecas

Caixabank, BBVA y Santander son las entidades más expuestas a un roto millonario en sus cuentas a la espera de la decisión de la justicia europea sobre el IRPH y de las futuras sentencias de los tribunales españoles..

logo
Los bancos se juegan 44.000 millones por posibles abusos en un millón de hipotecas
Manifestación contra las hipotecas abusivas.

Manifestación contra las hipotecas abusivas. ERREBOST

Resumen:

Los bancos españoles temen otro mazazo de la justicia europea. Tras el duro revés de la devolución de las cláusulas suelo, las grandes entidades se preparan para un roto millonario a cuenta del IRPH (Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios) y que puede provocar un agujero de más de 40.000 millones de euros.

El Abogado General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) Maciej Szpunar ha dictaminado este martes que el IRPH –el segundo más utilizado tras el euribor para fijar el precio de las hipotecas- no es transparente por el mero hecho de ser oficial y que, por tanto, la justicia puede determinar si es abusivo o no.

Su decisión no es vinculante, pero incluirá en la sentencia definitiva sobre la legalidad del IRPH que ultima el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) y que hará pública previsiblemente a principios de 2020. Una vez conocida la sentencia europea, y entendida como doctrina, serán los tribunales españoles los que tendrán la última para determinar si los bancos fueron transparentes o no en la venta de las hipotecas.

Caixabank, la más afectada

Los bancos españoles, según los datos de las propias entidades, acumulan más 17.000 millones de euros en préstamos referenciados al IRPH y son más de un millón de clientes los afectados por este caso. Caixabank aún contaría con hipotecas ligadas a este índice que dejó de utilizarse hace seis años por valor de más de 6.400 millones; Santander, de 4.300 millones; BBVA, de 3.100 millones; Bankia, de 1.600 millones, y Sabadell, de 831 millones.

Si la sentencia del TJUE da la razón definitivamente a los clientes, serán los tribunales españoles los que deban dictaminar sobre cada una de las demandas en función del fallo de la justicia europea. Los bancos afrontan el pago de compensaciones que oscilarían entre 7.000 y 44.000 millones de euros si las hipotecas se consideran abusivas, según los cálculos del banco de inversión Goldman Sachs.

Una enorme horquilla del golpe previsto, cuyo importe final dependerá del alcance de la retroactividad, del método de cálculo que se utilice para la compensación, del número de clientes que finalmente acudan a los tribunales, el tipo de interés penal o del tratamiento fiscal que se permita a las entidades.

El banco con mayor riesgo de sufrir un golpe millonario es Caixabank, con un impacto de entre 1.775 millones y en el peor de los cosas 11.250 millones de euros. Por detrás se sitúan Santander y BBVA, con un roto de entre 1.014 millones y 6.428 millones cada uno de ellos; Bankia, con entre 406.000 euros y 2.571 millones; Sabadell (entre 355.000 euros y 2.250 millones) y Unicaja (entre 51.000 y 321.000 euros).

25.000 euros pagados de más en cada hipoteca

El IRPH se calculaba teniendo en cuenta la media de los préstamos a tres años concedidos por bancos. Hasta 2013 que dejó de calcularse, el Banco de España era el encargado de elaborar el dato, que después se publicaba en el BOE. Los bancos comercializaban las hipotecas ligándolas al IRPH argumentando que era menos volátil que el euribor. Pero cuando el euribor empezó a desplomarse, el uso del IRPH encareció sustancialmente el precio de los préstamos. El TJUE debe determinar si las entidades fueron transparentes en la utilización de este índice y, por ende, si sus prácticas acabaron siendo abusivas o no.

Según las estimaciones de la Asociación de Usuarios Financieros (Asufin), el millón de clientes afectados han estado pagando de media 165 euros más al mes desde 2004 hasta ahora que los clientes con hipotecas ligadas al euribor. Esto implica que los consumidores han pagado de media 25.000 euros de más por sus hipotecas y que, en términos globales,el sobrepago a los pagos por el IRPH rondaría los 25.000 millones de euros.