Economía | Empresas

Plan de rescate de 300 millones para el turismo por la quiebra de Thomas Cook

logo
Plan de rescate de 300 millones para el turismo por la quiebra de Thomas Cook

Resumen:

El Gobierno lanza un plan de choque urgente para frenar el golpe al sector turístico español por la quiebra de Thomas Cook. El Ejecutivo ultima un real decreto con un paquete de ayudas que aprobará en el Consejo de Ministros de la próxima semana con 13 medidas con un salvavidas de unos 300 millones de euros para el sector.

Un paquete que incluye rebajas de tasas aéreas para las aerolíneas que suplan el agujero que deja Thomas Cook singularmente en Canarias y Baleares, con una línea de crédito de 200 millones de euros para facilitar la financiación de las compañías que van a sumir pufos millonarios que les deja el touroperador, con bonificaciones adicionales para las empresas de las regiones más afectadas que mantengan el empleo…

Así lo ha desvelado la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, tras la reunión de la comisión interministerial en que han estado presentes también representantes de los departamentos de Fomento, de Empleo y de Economía, los directamente implicados en las medidas para paliar el impacto del colapso de Thomas Cook.

Para el Gobierno y para el sector turístico se ha convertido en una prioridad garantizar la conectividad aérea de Canarias y Baleares tras el auténtico agujero que ha dejado la desaparición de las aerolíneas integradas en Thomas Cook. Según las estimaciones de Turismo, cerca de 700.000 pasajeros (400.000 en Canarias y 300.000 en Baleares) ya habían comprado billetes con compañías del grupo quebrado y ya no va a viajar.

El Ministerio de Fomento lidera una estrategia de rebaja de las tasas que pagan las compañías aéreas que pongan oferta de vuelos internacionales adicionales en ambos archipiélagos durante la temporada de invierno.

Aena, el gestor de los aeropuertos, aplicará una exención del 100% de las tasas por pasajeros a las aerolíneas que operen asientos adicionales que no estuviera programados ya. Con ello, el conjunto del coste de operar en los aeropuertos canarios y baleares se reduciría un 38% este invierno para las nuevas plazas.  En paralelo, Enaire, el operador del control aéreo, también rebajará un 12% las tarifas de ruta que cobra a las compañías aéreas en Canarias y Baleares a partir del próximo 1 de enero.

Asimismo, el Gobierno negocia con touroperadores y aerolíneas para atraer nuevas rutas que cubran el hueco que deja Thomas Cook y así lograr mantener la demanda. Esta semana la aerolínea británica Jet2.com y su touroperador Jet2holidays confirmaron que ofrecerán 168.000 plazas adicionales entre el Reino Unido y Canarias esta temporada invernal. La compañía comercializará en total 800.000 plazas en los aeropuertos canarios y planea llegar hasta un millón de plazas en agosto de 2020.

Maroto también ha anunciado la creación de una línea de préstamos de hasta 200 millones de euros para garantizar la liquidez de las compañías a las que Thomas Cook ha dejado deudas por los viajes y los servicios prestados en los últimos meses. Según los cálculos del Ejecutivo, cerca de 1.000 compañías españolas (de ellas, unos 600 hoteles) se encuentran con pufos dejados por el touroperador. La deuda puede superar los 300 millones de euros, con más de 200 millones sólo en hoteles, según las estimaciones del sector.

El plan del Gobierno incluye también una ampliación de las bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Social de la que se benefician las compañías del sector turístico por no despedir en invierno y mantener los contratos de empleados fijos discontinuos. Una medida que hasta ahora se aplica en toda España en los meses de febrero, marzo y noviembre, con descuentos del 50% en los pagos a la Seguridad Social.

Para combatir el impacto de la quiebra de Thomas Cook, el Gobierno quiere ahora ampliar esos descuentos en las cuotas de las cotizaciones también a los meses de octubre y diciembre, pero no para toda España, sino sólo para las empresas de Canarias y Baleares, las regiones que más notarán la desaparición del touroperador.

El Ejecutivo también facilitará información específica a las empresas, pymes y autónomos afectados por la quiebra de Thomas Cook para que puedan beneficiarse de aplazamientos de pagos de las cotizaciones de la Seguridad Social o de impuestos, ya contemplados en la legislación actual.

Asimismo, Gobierno y comunidades autónomas pretenden coordinarse para estudiar medidas de apoyo e información a las compañías que tendrán que personarse en el largo proceso de concurso de acreedores que se avecina para recuperar las deudas contraídas. En este sentido, el Ministerio de Justicia se dispone a diseñar una estrategia jurídica de Estado en defensa de los intereses generales, y de los consumidores y compañías afectadas. “La culpa de la quiebra de Thomas Cook es de Thomas Cook”, ha sentenciado la ministra Maroto, y la estrategia jurídica estará dirigida a “exigir responsabilidades por ello”.