Economía | Empresas

Telefónica lanza un plan de 600 millones para impulsar el 5G en Alemania con Huawei y Nokia

El grupo fija nuevos objetivos de reducción de energía y emisiones para ser neutra en CO2 en 2050. La compañía usará electricidad 100% renovable en 2030

Sede de Telefónica.

Sede de Telefónica. Europa Press

Telefónica Deutschland ha anunciado una inversión adicional en los próximos dos años en la expansión de sus redes con el objetivo de acelerar su crecimiento, que según cálculos de los analistas podría rondar los 600 millones de euros, y que incluirá el lanzamiento de su red 5G en cinco ciudades del país en 2020, para cuyo despliegue en la parte de radio ha seleccionado a Nokia y Huawei como proveedores.

La compañía prevé que esta nueva fase inversora eleve sus ingresos al menos un 5% entre 2020 y 2022 e incremente el margen de resultado bruto de explotación (Oibda), aunque conllevará un recorte del dividendo desde los 0,27 euros por acción abonados con cargo al ejercicio 2018 hasta los 0,17 que ha propuesto el consejo de administración para el año 2019.

En un comunicado, Telefónica Deutschland recuerda que hasta la fecha ha invertido alrededor de 1.000 millones de euros anuales, destinados en su mayor parte a las redes, lo que representa un ratio de gasto de capital (capex) respecto a los ingresos de entre 13% y 14%, según las previsiones de la empresa para el ejercicio 2019. En su nuevo plan, la operadora prevé incrementar este porcentaje hasta el 17%-18% durante los próximos dos años.

Aunque la compañía no da cifras concretas de esta inversión adicional, que se destinará a ampliar la red 4G a nivel nacional y al «rápido desarrollo» de una infraestructura 5G de alta capacidad, los analistas del Banco Santander cifran su importe en alrededor de 600 millones de euros.

«Con la nueva década y el lanzamiento de la tecnología 5G entramos en una fase de crecimiento. Incrementamos la inversión para capturar cuota de mercado, especialmente en las zonas rurales y en el segmento empresas, apoyados en una infraestructura de redes móviles y fijas de alta capacidad», ha remarcado el consejero delegado de Telefónica Deutschland, Markus Haas.

En concreto, la operadora alemana ha destacado que esta inversión irá destinada a acelerar su programa de expansión de su red móvil tanto en zonas rurales y como urbanas a partir de 2020, asegurando así que millones de alemanes puedan acceder a una mejor red y comenzar la era del 5G.

Despliegue del 5G

En concreto, en las ciudades tiene el foco puesto en la densificación y en el aumento de la capacidad de la red 4G, así como en el inicio del despliegue del 5G en el primer trimestre de 2020, con el objetivo de que sus clientes puedan beneficiarse de esta nueva tecnología el próximo año.

La expansión del 5G comenzará en las cinco mayores ciudades alemanas, Berlín, Hamburgo, Múnich, Colonia y Frankfurt, y debería completarse en su mayor parte finales de 2021. Además, calcula que a finales de 2022 un total de 30 ciudades con 16 millones de habitantes tendrán acceso a la nueva tecnología móvil.

En este contexto, Telefónica Alemania informa de que para el despliegue de la red 5G continuará con su estrategia de trabajar con varios fabricantes, evitando dependencias de un solo proveedor, y anuncia que confiará en dos socios estratégicos ya establecidos, Nokia y Huawei, para el despliegue de su red de acceso 5G (Radio Access Network).

Las dos compañías serán responsables de equipar los emplazamientos móviles de Telefónica Deutschland con la más moderna tecnología de antenas 5G, aunque esta cooperación está sujeta a la certificación de seguridad de dichas empresas y de su tecnología en los términos que establezca la legislación alemana.

«De este modo, Telefónica Deutschland está teniendo en cuenta el actual proceso político en el que se están estableciendo las directrices de seguridad, aún sin completar, sin retrasar por ello el inicio del despliegue 5G», informa la operadora, quien prevé tomar una decisión con respecto a sus futuros socios tecnológicos para el núcleo de la red móvil (‘core’) el año próximo.

La apuesta por el 5G para afianzar su posición de liderazgo en grandes ciudades es uno de los tres pilares de la nueva estrategia de Telefónica Deutschland, entre los que también se encuentra alcanzar una cuota de mercado adecuada en el segmento empresas, en el que actualmente se halla infrarrepresentada, así como ganar clientes en zonas rurales y en servicios convergentes.

Con este fin, Telefónica Alemania remarca que tiene previsto crear o ampliar más de 10.000 ubicaciones de LTE (4G) en zonas rurales, superando así, una vez más, el ritmo alcanzado el año anterior. Su objetivo es que en 2020 el 99% de los hogares de toda Alemania podrán navegar a través de LTE de alta velocidad.

Con estas medidas, Telefónica Deutschland prevé incrementar sus ingresos al menos un 5% hasta finales de 2022, lo que según los analistas equivale a unos 300 millones de euros, al mismo tiempo que eleva el margen del margen de resultado bruto de explotación (Oibda).

En este contexto, el consejo de administración tiene previsto proponer a la junta general de accionistas el pago de un dividendo de 17 céntimos de euro por acción, cantidad que supone el importe mínimo que se abonará durante esta fase de inversión y que es inferior a los 0,27 euros propuesta para 2018. «La compañía mantiene una adecuada remuneración a los accionistas, a pesar de las elevadas inversiones en crecimiento», asegura Telefónica Deutschland.

Telefónica quiere ser neutra de CO2 en 2050

Telefónica se ha fijado cinco nuevos objetivos de reducción de energía y emisiones de CO2, con los que la operadora busca ayudar a contener el aumento de la temperatura global en 1,5ºC y que permitirán a la compañía ser neutra en dióxido de carbono en 2050, según ha anunciado el consejero delegado de Telefónica, Ángel Vilá, durante su intervención en la COP25.

En concreto, Telefónica se ha propuesto reducir en un 85% el consumo de energía por unidad de tráfico de datos en 2025, así como lograr que el 85% del consumo de electricidad sea renovable en 2025 y el 100% en 2030 y disminuir a la mitad las emisiones en 2025 y un 70% en 2030 para conseguir ser neutra en carbono en 2050.

Las otras dos metas que se ha marcado la compañía de telecomunicaciones son reducir en un 30% por euro comprado las emisiones de CO2 de su cadena de suministro en 2025 y evitar, gracias a sus productos y servicios, 10 toneladas de CO2 por cada tonelada que se emita en 2025.

Estos cinco objetivos llegan después de que Telefónica haya cumplido con dos años de antelación los retos que se había fijado para 2020 en materia de eficiencia energética, electricidad renovable y emisiones de CO2. «En Telefónica somos conscientes de la urgencia de reducir las emisiones de CO2, y por esta razón hoy reforzamos nuestros compromisos», ha remarcado Vilá.

En este contexto, ha remarcado que Telefónica apoya «la creación de un mundo en el que la tecnología digital contribuya a proteger el planeta» y en el que las empresas que no asuman su responsabilidad dejarán de ser relevantes a corto plazo. Además, ha recordado que hace más de una década que el grupo creó la Oficina de Cambio Climático y comenzó a trabajar para contar «con la red más eficiente del mercado en términos de energía y de emisiones de CO2».

«Nuestro modelo de negocio sostenible pasa por transformar nuestras redes, por incrementar su capacidad de modo eficiente y ofrecer los mejores servicios con el menor impacto ambiental», ha incidido el consejero delegado de Telefónica, quien también ha recordado la decisión de la compañía de vincular parte de la remuneración variable de sus empleados a la reducción de emisiones contaminantes.

Por otro lado, ha defendido que Europa tiene que capitalizar la digitalización de la economía, apostando por que la agenda climática y digital estén alineadas. En su opinión, es necesario promover una regulación que favorezca una mayor digitalización de la economía que impulse la transformación que deben emprender diversos sectores, lo que ayudará en el objetivo de limitar el calentamiento global, para que no aumente por encima de 1,5ºC.

Vila también ha afirmado que Telefónica ya cuenta con «la red de telecomunicaciones más verde del mercado» gracias a la migración del cobre a la fibra óptica, con el cierre de una central de cobre al día y el reciclaje de todo el material como parte de su compromiso con la economía circular.

«Gracias a la transformación de nuestras redes y a la inversión en tecnologías de vanguardia, el consumo de energía por unidad de tráfico ha disminuido significativamente: ha caído a un tercio en un periodo de tres años, a pesar de que nuestras redes transportan un tráfico de datos tres veces mayor», ha detallado.

En esta línea, también ha remarcado que las tecnologías digitales pueden ayudar a reducir las emisiones globales de carbono al menos en un 15% a través de soluciones para los sectores de la energía, el transporte o la construcción, entre otros, aunque su impacto puede llegar hasta el 85%.

Además, Telefónica ya está trabajando con sus proveedores para reducir las emisiones de CO2 en su cadena de suministro un 30% por euro comprado a 2025 respecto a 2016, ya que ellos son «los aliados clave» para disminuir la huella de carbono e impulsar la economía circular.

Comentar ()