Economía | Empresas

Barceló se estrena por fin en China con el primer hotel al que ‘presta’ su marca

El grupo mallorquín pone en marcha su alianza con la hongkonesa Betterwood y cede su nombre en régimen de franquicia a un establecimiento de Guizhou. Este año sumará otros dos hoteles más y tiene contratos para otros tres.

El primer hotel de la marca Barceló en China, en la ciudad de Xingyi.

El primer hotel de la marca Barceló en China, en la ciudad de Xingyi. Barceló

Tras un par de intentonas y un lustro de negociaciones, Barceló consigue, por fin, entrar en China. Lo hace de la mano de un socio local, el grupo hongkonés Betterwood, y con una fórmula empresarial desconocida hasta ahora para la compañía mallorquina.

Barceló, acostumbrada a ser dueña de sus hoteles o sólo gestionarlos cuando son propiedad de terceros, se estrena en China con un acuerdo de franquicia. Una alianza que implica que la cadena española simplemente cede su marca para lucirla en los hoteles mientras que son explotados por sus socios chinos.

El primer hotel Barceló de china acaba de abrir en Xingyi, en la provincia interior de Guizhou. Un establecimiento de 200 habitaciones en un destino de turismo de naturaleza para viajeros locales, y que se opera con el nombre de Guizhou Wonderland Resort by Barceló.

Los planes de los dos socios pasan por abrir otros dos establecimientos en el gigante asiático con la enseña Barceló en 2020, que estarán localizados en Guangzhou y Changsha. Las dos compañías ya tienen contratos para sumar el próximo año otros tres establecimientos más.

“Los seis hoteles firmados son un primer paso. El objetivo de la alianza con Betterwood es conocer el mercado chino y mejorar el reconocimiento allí de nuestra marca”, explica Raúl González, consejero delegado para EMEA de Barcelona Hotel Group. “Que se conozca nuestra marca en China es fundamental para crecer en mercados en los que el mercado emisor principal es el chino, como Maldivas o Sri Lanka, en los que ya estamos, o Indonesia y Tailandia”.

Barceló intenta de nuevo su desembarco en China junto a Betterwood y tras el fiasco de la alianza que firmó hace cuatro años con el gigante chino Plateno. Pero poco después de sellar el acuerdo, Plateno cambio de dueño –lo compró el aún más gigante Jin Jiang- y los planes se desbarataron.

Plateno no cumplió con el crecimiento previsto. Lejos de adquirir el ritmo necesario para alcanzar ese ambicioso objetivo de 100 hoteles, cuando Barceló rompió la alianza hace algo más de un año sólo había dos hoteles firmados y sin fecha concreta de apertura.

Así que Barceló optó por un acuerdo amistoso para desistir de la alianza con Plateno y se lanzó a buscar otros socios para crecer con fuerza en China. Lo encontró y firmó una nueva alianza con el grupo hongkonés Betterwood.

Comentar ()