Economía | Empresas

Endesa ultima un plan de inversiones para reactivar la economía de la ‘postpandemia’

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, y su presidente, Juan Sánchez Calero.

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, y su presidente, Juan Sánchez Calero. endesa

Endesa lanzará un plan para acelerar sus inversiones en energías renovables con el objetivo de convertirse en «uno de los principales vectores de crecimiento económico y generación empleo y riqueza en el escenario postpandemia en España», según anunció el consejero delegado de la energética, José Bogas.

En su discurso ante la junta general de accionistas, celebrada este año de manera telemática por la crisis sanitaria del coronavirus, Bogas indicó que la energética está estudiando la implementación de «un ‘plan especial de aceleración de la transición energética y compromiso país’ que, «si se dan las circunstancias adecuadas», se pondrá «en práctica en breve».

El directivo enmarcó estas condiciones para la adopción de este plan, que supondría acelerar las inversiones previstas por el grupo, en la adopción de «las medidas regulatorias y fiscales necesarias que faciliten su ejecución», sin precisar más.

El plan estratégico de Endesa 2020-2022 prevé unas inversiones de 7.700 millones de euros en todo el periodo, tras haber incrementado su ‘capex’ en 1.300 millones de euros, casi en su totalidad destinado al desarrollo de renovables. A este respecto, Bogas recordó que la compañía es la energética que «más invierte en España».

Además, subrayó que si antes del estallido de la crisis sanitaria estaba claro que «no había otro camino que la sostenibilidad y el compromiso con las sociedades en las que la compañía opera», la actual experiencia «debe ser un aprendizaje que no debemos olvidar».

«Estamos adentrándonos en un contexto diferente que trae incertidumbre sobre la profundidad de la crisis y los tiempos de recuperación. Un contexto que trae también necesidades y certezas que debemos acometer con determinación y sin pausas. Nosotros estamos en ello», dijo al respecto.

De esta manera, indicó que lo que se precisa ahora es restaurar el tejido productivo dañado y recuperar a los cientos de miles de personas afectadas por esta crisis. «Esto es imprescindible para lograr una salida económica fuerte», dijo.

Comprometidos con el plan verde del Gobierno

Bogas consideró que el nuevo Gobierno de España «supone además la confirmación del Plan Nacional de Energía y Clima», con el que la compañía está «alineado y comprometido».

No obstante, apuntó que ahora queda «la parte más difícil», su ejecución. «Que afronta muchos retos, un camino en el que hay incertidumbres, pero también enormes oportunidades para acometer con éxito una transformación profunda de nuestro modelo. Un modelo descarbonizado en el que seremos determinantes», avisó.

El consejero delegado de la eléctrica, tras agradecer «el esfuerzo colectivo» que han realizado en la actual crisis tanto el personal sanitario, los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, los profesionales de servicios esenciales, los profesores, las organizaciones no gubernamentales, los voluntarios, la ciudadanía y las empresas, también subrayó el papel desempeñado por Endesa en la actual situación de excepcionalidad, asegurando que «no falte la energía para que todo funcione».

También recordó la creación de un fondo de 25 millones de euros por el grupo y la activación de un Plan de Responsabilidad Pública para dotar de material, servicios, equipos e infraestructuras en la lucha contra el Covid-19.

La eléctrica «más limpia» de España en 2022

Por otra parte, Bogas destacó que Endesa cuenta con «un excelente plan para el futuro» que convertirá a la compañía en el horizonte de 2022 en la eléctrica integrada «más limpia y con emisiones más bajas de la Península Ibérica».

Mientras, respecto a la firma del nuevo convenio colectivo de la compañía, aseguró que adapta al grupo «a los nuevos tiempos que vivimos y a lo que espera la sociedad en la que Endesa presta sus servicios».

Por su parte, el presidente de Endesa, Juan Sánchez Calero, en su primera junta general de accionistas al frente del cargo, realizó un llamamiento a la necesidad de contar «cuanto antes» con un marco europeo de reestructuración.

Asimismo, subrayó que luego corresponderá a las instituciones españolas «diseñar y aplicar medidas que contribuyan a impulsar la recuperación de la economía, permitiendo en especial que el sector eléctrico se confirme como uno de los actores principales para culminar ese objetivo».

Además, afirmó que el grupo es una empresa fiable, que ha cumplido los compromisos asumidos para el ejercicio 2019″ y, de cara al futuro, consideró que está preparada «para actuar en una sociedad y en un mercado energéticos muy distintos de los que conocimos hace escasos meses».

Tres nuevas consejeras

La junta general de accionistas, la primera en la historia de la compañía realizada de forma telemática y que contó con un quórum del 85,32%, aprobó todos los puntos del orden del día, entre los que destacaba el nombramiento de tres nuevas consejeras independientes: Eugenia Bieto Caubet, Pilar González de Frutos y Alicia Koplowitz y Romero de Juseu.

Con estos nombramientos, la energética pasará a contar con una mayoría de consejeros independientes, que representarán el 61,54% de los miembros del consejo, cumpliendo así los estándares más exigentes al respecto.

Además, se aprobó también el dividendo propuesto por un importe bruto de 1,475 euros por acción, lo que supone un incremento del 3% sobre el dividendo con cargo a los resultados de 2018.

Te puede interesar

Comentar ()