Economía

Calviño se resiste a dar un cheque en blanco en el plan de 11.000 millones que se aprobará el viernes

Sánchez presiona para que el paquete de ayudas se apruebe cuanto antes, pero Calviño pide más tiempo para definir el plan

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, conversa con la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, en una imagen de archivo. R.Rubio.POOL / Europa Press

Las ayudas directas que los sectores más afectados por la crisis llevan reclamando casi desde que se decretó el confinamiento domiciliario, no dejan de pasar por distintas y variadas vicisitudes. A su anuncio sorpresivo, el pasado 24 de febrero por parte de Pedro Sánchez, se une el deseo de la vicepresidenta tercera y titular de Economía, Nadia Calviño, de elaborar un decreto ley que no sea un cheque en blanco, pero para eso necesita tiempo y estudiar a fondo la medida. Según ha podido confirmar este periódico el paquete de ayudas se aprobará el viernes en un Consejo de Ministros extraordinario.

Calviño se marcó el mes de marzo para sacar adelante la propuesta. En cambio, según ha podido conocer El Independiente, el jefe del Ejecutivo presionó durante todo el lunes para que el Gobierno pueda aprobarlo de inmediato. De manera muy gráfica, fuentes gubernamentales narraban que este lunes «a las 11 de la mañana no iba, pero parece que a las dos de la tarde, sí», generando confusión dentro del Ejecutivo. En definitiva, que Calviño no quería precipitarlo mientras Sánchez daba órdenes de meter la directa. Finalmente, Economía ha ganado algo de tiempo y se aprobará a finales de esta semana.

Economía ha ganado algo de tiempo y se aprobará a finales de esta semana

Diseñar el paquete de ayudas que anunció el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de 11.000 millones de euros no está siendo tarea fácil. Tanto es así que fuentes de la vicepresidencia económica dejaban en el aire este lunes que su aprobación llegase al Consejo de Ministros. «Dijimos marzo, si está listo irá mañana, si no, otro martes», señalaban las mismas fuentes, aunque finalmente será el viernes, como se apuntaba anteriormente.

De la decisión de Economía depende también la titular de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, porque si bien implementar las ayudas es competencia de Calviño, éstas van destinadas a los sectores que competen al Ministerio de Maroto. Maroto también las reclamó hace meses y, de hecho, hizo un estudio detallado de las mismas.

Son el turismo, la hostelería y el comercio los sectores más afectados por los efectos de la pandemia del Covid y este año es fundamental para la continuidad de muchas pequeñas y medianas empresas además de autónomos. Lo cierto es que Calviño ha estado todo el fin de semana trabajando para tenerlo previsto este martes, pero siguen existiendo escollos.

La mayor dificultad está siendo la articulación de los mecanismos que sirvan de salvavidas para miles de empresas españolas a las que la pandemia ha dejado en una situación muy complicada. En varias ocasiones, la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, se ha referido a estas empresas que son «viables» pero que tienen dificultades financieras causadas por la crisis del coronavirus.

Según las cifras publicadas por la agencia Reuters, el plan del Gobierno se dividiría en 5.000 millones de euros en ayudas directas, 1.000 millones en inyecciones de capital y 5.000 en reestructuraciones de deuda. Esto cambia ligeramente la estrategia de Economía, que lleva semanas argumentando que las quitas de deuda son ayudas directas. Además, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, abrió la puerta a que el plan incluyese medidas fiscales para empresas.

Además, si se opta por las reestructuraciones, se elimina uno de los puntos de fricción que el Gobierno había encontrado con la banca: decidir qué porcentaje debería asumir el Estado y cuál correría a cargo de las entidades, tal como publicó este periódico. Los bancos se inclinan por evaluar una por una la situación de cada empresa.

Podemos pide más ayudas directas

Pero el debate sobre el diseño también se ha trasladado al ámbito político. La parte morada del Gobierno presiona a Economía para que el plan se apruebe lo antes posible. Además, la vicepresidencia de Derechos Sociales, liderada por Pablo Iglesias, ha propuesto que las ayudas directas a las empresas alcancen los 8.000 millones de euros.

«Resulta prioritario desde nuestro punto de vista concentrar la mayor parte de los 11.000 millones de euros del mecanismo en la parte de ayudas directas a empresas. Estas ayudas, que deberían tomar la forma de transferencias corrientes a las empresas», indicaron fuentes de Derechos Sociales.

Te puede interesar

Comentar ()