Economía | Empresas

Las grandes empresas han pedido ya el 212% del dinero destinado a las inversiones de los fondos europeos

España cuenta con algo más de 58.000 millones para proyectos empresariales

La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.

La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, en una imagen de archivo. Óscar Cañas / Europa Press

Más de 123.000 millones de euros. Esa es la cifra estimada que las grandes empresas españolas han pedido a los diferentes ministerios para poner en marcha proyectos que reactiven la economía española tras la crisis del coronavirus.

España cuenta con unos 140.000 millones de euros que provienen de los fondos de la Unión Europea, llamados Next Generation UE. No obstante, el Ejecutivo liderado por Pedro Sánchez contará con unos 70.000 millones de euros en ayudas directas, que podrían ampliarse hasta la cifra total si Moncloa solicita los créditos del mismo fondo.

En concreto, las diferentes carteras ministeriales deberán repartir dicha suma en diferentes partidas. Así, se destinará un 17,6% a proyectos de educación, un 17,1% a industria, pymes y modernización del turismo, un 16,5% a ciencia, innovación y salud; otro 16% a desarrollo urbano y rural, un 12,2% a infraestructuras y ecosistemas resilientes, un 8,9% a la transición energética y un 5,7% a políticas de empleo y dependencia.

La cifra para ayudas directas para proyectos de reactivación será de unos 58.000 millones, ya que en los 70.000 millones se incluyen los fondos React-EU, que el Gobierno cedió a las comunidades autónomas. La cifra que gestionarán los gobiernos autonómicos alcanzará los 12.000 millones de euros e irá destinada al refuerzo de Sanidad y Educación.

Las grandes corporaciones españolas no han perdido un solo minuto en presentar la documentación necesaria para que las diferentes administraciones competentes, tal y como ya explicó este medio, aprueben o no dichos proyectos. Tal es el interés, que si el Gobierno accediera a todas las peticiones que las empresas más importantes de nuestro país han enviado, el porcentaje superaría el 212% del total.

Fuentes empresariales narran a este medio que la fiebre por acceder a la financiación de proyectos se ha convertido “en un mercado persa” y que “podría dañar la imagen y la credibilidad de las compañías” por querer acaparar todo el montante de las ayudas europeas. No obstante, las mismas voces recalcan que dichas iniciativas promueven “la reactivación económica a través del empleo y de la sostenibilidad en el medio ambiente”. 

Como explicó este periódico, las líneas estratégicas del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, el interés de las grandes empresas y el caos burocrático que supone la gestión de los recursos dificultará que las pymes accedan a los fondos.

Las energéticas lideran los proyectos

Las energías renovables y el paso hacia la electrificación del sistema energético son las grandes protagonistas en los proyectos enviados hasta las administraciones públicas para acceder a las ayudas para promover nuevas iniciativas. En concreto, el sector energético español reclama unos 68.500 millones de euros para acometer más de 500 proyectos.

El hidrógeno verde se ha convertido en la obsesión de las grandes empresas del sector y tanto Iberdrola, Repsol, Endesa como Naturgy han presentado documentación para acceder a los fondos de la Unión Europea. Otros planes como la movilidad limpia o a la economía verde son de los más repetidos entre las solicitudes de inyección para invertir.

Respecto a las compañías que más dinero han pedido al Estado, Iberdrola es la que lidera este ranking con un montante que superan los 21.000 millones de euros. Endesa es la segunda empresa que más proyectos ha solicitado por un importe de 17.000 millones. En tercer lugar aparece Naturgy, con 14.000 millones, mientras que Repsol y Enagás quieren destinar 5.000 millones de euros a proyectos para reactivar la economía. Acciona, por su parte, pretende arrancar unos 7.000 millones de euros para desarrollar iniciativas de movilidad y energías renovables.

Solaria, otro miembro del Ibex 35, y que tiene en su negocio las energías 100% renovables ha solicitado al Gobierno un total de 4.000 millones. EDP ha presentado proyectos por valor de 7.000 millones. 

Pero -como se mencionó anteriormente- la cifra no es exacta y, según avancen los meses, se irán conociendo más proyectos presentados. En este sentido, Cepsa contrató a una importante consultora para captar dinero de los fondos, aunque de momento se desconoce el importe al que aspiran.

Las ‘telecos’, sector estratégico

El sector de las telecomunicaciones también quiere aprovechar las ayudas directas a empresas y ya ha presentado al Gobierno importantes iniciativas para mejorar la conectividad a través del 5G y la fibra óptica. 

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha reiterado en numerosas ocasiones el papel de liderazgo que ofrecerá el sector telco en los próximos años. Además, España está a la vanguardia en las telecomunicaciones por la calidad de fibra óptica y conectividad. En este sentido, Telefónica, Orange y Vodafone han presentado proyectos por valor de 7.900 millones de euros. La teleco española prevé inversiones por más de 4.000 millones, mientras que Vodafone confirmó esta semana que opta a 900 millones.

Orange y MásMóvil no han hecho públicos sus números, pero de acuerdo con fuentes del sector, la empresa francesa estaría en unos 2.000 millones mientras que MásMóvil habría presentado iniciativas por 1.000 millones. El pasado viernes, Expansión informó que Telefónica, Orange y Vodafone se han aliado para extender la cobertura de las redes de 4G y 5G y acabar con las zonas aisladas en España.

Infraestructuras e Industria demandan 15.500 millones

Las empresas contratistas también se han subido al carro de los fondos europeos y han presentado proyectos por valor de 12.500 millones de euros, ACS, a través de Dragados, prevé proyectos por valor de 4.000 millones Además, la empresa dirigida por Florentino Pérez, Ferrovial, OHL y FCC, presentaron iniciativas por 4.784 millones de euros para mejorar la calidad de los hospitales, según informó Vozpópuli.

La automoción también busca tener un papel importante en estas inversiones. De hecho, el primer proyecto de colaboración público-privada tendrá como protagonista al sector y se trata del consorcio que formará el Gobierno junto a Seat e Iberdrola para crear la primera fábrica de baterías en España. Es un proyecto, que según algunos medios, ascendería a unos 6.800 millones de euros. Por otra parte, la patronal de los concesionarios Faconauto espera captar 500 millones de euros.

Otra patronal, la de las empresas de distribución, AECOC, también ha manifestado su intención de captar inversiones para el sector. La Asociación Nacional de Empresas de Frío y sus Tecnologías (Aefyt) espera 700 millones de euros para realizar inversiones, según publicó El Economista.

En el sector astillero, también se han movilizado varias empresas para crear un consorcio que aspira a movilizar 3.000 millones de euros, liderado por Siemens y Navantia.

Turismo

El sector más afectado por la pandemia no se ha quedado atrás en la demanda de recursos. El sector turístico ha presentado iniciativas por valor de 13.000 millones de euros. En concreto, Aena, Iberia, Airbus, Enaire y Vueling se han unido para desarrollar un macroproyecto para impulsar el sector aeronáutico en nuestro país, según publicó El País.

Por otra parte, las hoteleras Meliá, Barceló, Riu e Iberostar han diseñado un plan para revitalizar zonas turísticas en España que espera contar con 2.000 millones de euros procedentes de los fondos europeos.

Como excepción de este recopilatorio de empresas y proyectos se encuentra Inditex. Durante la presentación de resultados, el presidente de la compañía, Pablo Isla, anunció que por el momento no se planteaba solicitar fondos europeos: los fondos tienen que ayudar pero no podemos olvidar lo que tenemos que hacer para mejorar nuestra competitividad”, apuntó.

Comentar ()