Economía | Finanzas

El 70% de las salidas del ERE de CaixaBank serán de la red de oficinas

Dos cajeros de CaixaBank con el distintivo de Bankia en Madrid.

Dos cajeros de CaixaBank con el distintivo de Bankia en Madrid. El Independiente

La nueva CaixaBank reducirá en más de un cuarto su red de oficinas. El planteamiento que la dirección ha presentado a los sindicatos pasa por cerrar 1.534, es decir, que su cifra total se reducirá en un 27,2%. Y en las oficinas es también donde se centrará la reestructuración de la plantilla.

De las 8.291 salidas que CaixaBank considera necesarias para empezar esta nueva etapa tras la absorción de Bankia, el 70% se producirá en las oficinas. El banco prevé que 5.742 empleados de la red abandonen la entidad.

En la presentación del banco como una única entidad, el presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, afirmó que el objetivo era «liderar el proceso de transformación del sector financiero». Un sector que trabaja de forma intensa para lograr mayor rentabilidad a través de la reducción de costes en un escenario de tipos de interés negativos.

Desde la dirección han defendido ante los sindicatos que en los procesos de este tipo se dan «duplicidades» y, por ello, se analizarán varios criterios a la hora de cerrar oficinas. Por ejemplo, se valorará la distancia entre antiguos cajeros de Bankia y los de CaixaBank, así como la cuota de presencia y solapamiento de ambas entidades.

El sector está apostando por la digitalización para que los clientes no tengan que acudir físicamente a una oficina para muchas de las gestiones. Por ello, la omnicanalidad es la vía elegida ante el cierre de sucursales y más cuando se suman la red de oficinas de Bankia y de CaixaBank. Estos cierres, sin embargo, podrían ser aprovechados por la competencia para captar a nuevos clientes si su oficina de referencia termina cerrándose, según fuentes del sector.

Según publicó Cinco Días, el sector ha cerrado más de 20.000 oficinas en una década. A cierre de 2020 los bancos españoles contaban con 22.271 sucursales, frente a las 45.662 de 2008. Estas cifras seguirán reduciéndose en vistas de las reducciones de empleo y estructura que planean los grandes bancos españoles.

Por provincias

Las salidas no tendrán el mismo impacto en todo el territorio. Madrid será la provincia donde se esperan más afectados por el expediente de regulación de empleo (ERE), un 20% del total, es decir, 1.511. En Andalucía se prevén 1.051 salidas y en Cataluña, 754. En la Comunidad Valenciana, CaixaBank calcula que la plantilla se reducirá en 942 empleados.

En la única provincia donde la entidad no ha previsto salidas ha sido en Zamora. Sin embargo, en Castilla y León saldrán del banco 286 personas. En Baleares y Canarias, la entidad ha calculado más de 300 salidas respectivamente, 235 en Castilla-La Mancha y 123 en La Rioja. En Galicia, el banco calcula que debe reducir el personal en 90 personas.

En el País Vasco, CaixaBank busca prescindir de 69 empleados; de 66 en Navarra, 65 Asturias y 60 en Extremadura. Para Aragón y Cantabria se calculan 53 y 51 salidas respectivamente y una veintena entre Ceuta y Melilla.

«Desproporcionado»

Desde los sindicatos consideran que las cifras que ha planteado el banco son «salvajes» y califican el ERE de «desproporcionado». «Esta no es la propuesta que esperaba la plantilla. Sencillamente, es una falta de respeto. La dirección pretende ‘hacer el agosto’ a costa de los trabajadores y las trabajadoras», ha denunciado UGT.

CCOO, por su parte, considera «inviable la voluntariedad del proceso» ante las condiciones que ha propuesto CaixaBank. La entidad ha establecido cuatro grupos para las salidas, según la edad y la trayectoria de los empleados. Así, para los mayores de 63 años propone 20 días por año trabajado con un tope de 12 mensualidades. Para los empleados que tienen entre 58 y 63 años con más de 15 años de antigüedad estipula el 50% del salario pensionable con descuento del desempleo y el pago del convenio de la Seguridad Social.

La próxima reunión entre sindicatos y dirección tendrá lugar el próximo martes 27 de abril»

La opción para aquellos que tienen entre 55 y 58 años con 15 años de antigüedad es del 50% del salario con un máximo de dos anualidades. Para el resto de empleados que no se incluyen en los anteriores grupos, el banco propone 25 días por año trabajado con un máximo de 18 mensualidades.

Sigue la negociación

Sindicatos y dirección seguirán negociando. Los planes de CaixaBank pasan por llegar a un acuerdo en junio. La próxima reunión tendrá lugar el próximo martes 27 de abril y se celebrará en Barcelona.

Los sindicatos esperan que, de entrada, la dirección de CaixaBank renuncie a acotar al 50% la presencia en el ERE de mayores de 50 años, y que rebaje tanto el alcance del ERE como otras muchas pretensiones para dar lugar a algún tipo de diálogo.

Asimismo, se plantean entablar contactos con los dos primeros accionistas del nuevo banco, Criteria, que tiene el 30 %, y el Estado, que controla un 16 % a través del FROB. «Nos tocará hablar con la propiedad del banco. Algo tendrán que decir a sus gestores», ha apuntado el responsable de UGT en declaraciones a EFE.

Comentar ()