Economía | Empresas

De cunas del sol y playa a mecas de la innovación: Málaga y Alicante irrumpen en el sector tecnológico

Ambas ciudades costeras cuentan con importantes proyectos de multinacionales

Uno de los edificios de Distrito Digital, hub de Alicante donde acuden las tecnológicas

Distrito Digital en Alicante Distrito Digital

Habitualmente España tiene la etiqueta de turismo, de sol y de playa. Durante décadas nuestro país se ha beneficiado, y aún lo hace, (la llegada de viajeros ostenta el mayor peso del PIB) de su clima especial y ha sido visto como un país para disfrutar de los días de asueto.

Las zonas costeras de Levante y Andalucía son el perfecto ejemplo de ello. Valencia, Alicante, Cádiz o Málaga reciben millones de británicos, alemanes o americanos que quieren disfrutar del paisaje, del buen tiempo y de la gastronomía española. Pero en los últimos lustros, las administraciones locales, nacionales y autonómicas han redoblado el esfuerzo para atraer también talento laboral y empresarial en sectores clave para la digitalización de la economía. 

Alicante y Málaga son dos de las ciudades que se han aprovechado de sus condiciones geopolíticas para impulsar su crecimiento en innovación y ser referencia europea y mundial tecnológicas. Ambas localidades son ya dos hubs de calado, llegando a ser consideradas como las Sillicon Valley europeas.

Y los datos nunca mienten. Grandes multinacionales como Google, empresas de sectores tan incipientes como los e-sports o de vital importancia como las telecomunicaciones han desembarcado en las dos ciudades con importantes proyectos.

Vodafone anunció hace tan solo unas semanas que elegía Málaga para abrir un centro de I+D que daría empleo hasta 600 empresas. David Sola, director de public policy de la compañía, indica a este medio que se optó por la ciudad de la Costa del Sol porque “ofrece la mejor combinación de entre todos los criterios de selección”.

“Málaga ya es punta de lanza del sector tecnológico en España y se está posicionando claramente como el Silicon Valley del sur de Europa, si se me permite la analogía. La ciudad lleva un tiempo impulsando la creación de un ecosistema en el que se unen clima, calidad de vida y conexiones de transporte óptimas para convertirse en un polo de atracción para empresas del sector tecnológico, y depender en menor medida del sector turístico, foco tradicional de su economía”, añade.

Lo mismo ocurre con Telefónica que, a través de su fundación, abrirá un centro que desarrolla proyectos de inteligencia artificial y tecnológico a través de becas. La empresa dirigida por José María Álvarez-Pallete también ha implantado numerosos proyectos del 5G. Entre más de una decena de pruebas piloto Telefónica y Dekra han creado un centro de innovación abierto con dos zonas: un circuito exterior para las frecuencias españolas y un hangar con red privada para otro tipo de frecuencias.

Precisamente, la alianza entre diferentes compañías es algo que se viene sucediendo desde hace varios años, según explica Susana Carillo, concejala de innovación y digitalización. “Es un esfuerzo de todos. La Universidad, el Ayuntamiento y las empresas vamos de la mano. Antes las compañías desarrollaban sus propios proyectos individualmente, pero con el paso del tiempo se dieron cuenta de que uniendo esfuerzos era todo mucho más enriquecedor”, resalta la política malagueña, que cita a Tesla, Google, Oracle o Huawei de algunas de las 630 de las multinacionales más importantes que se asientan en Málaga.

“Hemos aprovechado el buen clima para atraer talento y, junto a políticas y ayudas, se ha demostrado que podemos ser uno de los grandes hubs internacionales”, asegura Carillo.

El último caso ha sido el aterrizaje de uno de los mejores equipos de e-sports en la ciudad andaluza. Giants, patrocinado por Vodafone, ha inaugurado en Málaga sus nuevas instalaciones, un centro de esports pionero e innovador que va a ser referencia en España y el sur de Europa, Home of Giants. Se trata de un espacio de competición profesional y un punto de encuentro entre jugadores y fans del club y los videojuegos competitivos.

Alicante se une al talento tecnológico

Antiguos estudios de la Ciudad de la Luz y actual sede de la Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana (SPTCV).
Distrito Digital. Rafael Ordóñez

El clima y una localización estratégica también ha empujado a Alicante, y a la Comunitat Valenciana, a ser referente tecnológico en Europa. “Damos la bienvenida a todo el que apueste por Alicante, por la tecnología y la deslocalización en uno de los mejores lugares del Mediterráneo. Hay ecosistema, gente del sector extraordinariamente reputada y que por nuestra parte debemos dejar que el talento fluya, que pueda desarrollarse y que las ganas de invertir se disparen”, dijo Carlos Mazón Guixot en la presentación del Centro de Competencia Tecnológica recientemente presentada en la urbe valenciana.

Una de las joyas de la corona de Alicante es Distrito Digital Comunitat Valenciana. En los próximos meses se está realizando un nuevo espacio de más de 10.000 metros cuadrados con instalaciones para que las grandes empresas puedan desarrollar sus proyectos, que se suman así a los otros cuatro distritos que existen en la urbe de alrededor de 30.000 metros cuadrados. Se espera que el nuevo emplazamiento esté finalizado para el año que viene y que dará empleo a 500 personas de obra de mano cualificada. 

En 2020 visitamos las instalaciones de Distrito Digital.

Telefónica es otra de las grandes empresas que apostará por este hub español a través de Open Future (Alicante 42), un proyecto para favorecer el emprendimiento mediante la puesta en marcha de laboratorios con programas de incubación y aceleración de proyectos empresariales locales, con el objetivo de convertirlos en empresas de éxito. Entre las empresas que destacan en la ‘ciudad de la tecnología’ destacan Accenture, Indra o Athos.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Alicante ha presentado recientemente la red de Alicantes Futura, una serie de espacios conectados y distribuidos por los distintos distritos de la ciudad dedicados al desarrollo de la estrategia municipal de Alicante; destinada a hacer de Alicante la capital mediterránea de la industria tecnológica, el emprendimiento digital y la nueva economía urbana.

Creación de empleo

El desarrollo de los hubs en Málaga y Alicante, que sirven para atraer las inversiones de gigantes empresariales, también ha provocado un aluvión de nuevas contrataciones en los últimos años. “Ya no es solo la creación de una cantera de mano cualificada, sino que además centenares de personas vienen a vivir a nuestra ciudad porque les ha salido una oferta interesante de trabajo”, señala Susana Carillo.

De acuerdo a un informe elaborado por Infojobs para este periódico, se extrae que Málaga ha requerido a 134 empleados y las tecnológicas alicantinas han contratado a 327 personas durante este mayo en la categoría de informática y telecomunicaciones.

“Si realizamos la comparativa interanual observamos un crecimiento en el volumen de ambas regiones: en Málaga +180% y Alicante +93%. No obstante, por aquel entonces, la economía de nuestro país volvía a arrancar motores tras el confinamiento obligatorio y la primera ola de contagios de coronavirus”, explica Mónica Pérez, directora de comunicación de InfoJobs.

Si se amplía el foco, el crecimiento en la creación de empleos en sectores relacionados con la tecnología y la inteligencia artificial es espectacular en ambas ciudades. Según los datos de la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, en la provincia de Alicante había 7.200 personas que se dedicaban a la información y a las comunicaciones en el primer trimestre de 2012. Nueve años después se dedican 11.324 personas.

En el ámbito científico y técnico, en la misma región realizan casi 30.000 sus funciones laborales mientras que en 2012, eran 20.000. Es decir, en Alicante, gracias al impulso de su hub, se han creado 10.000 puestos de trabajo netos en menos de una década.

En Málaga sucede algo parecido. De acuerdo al Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, las actividades relacionadas con los sectores tecnológicos han crecido de manera exponencial y han pasado de ser 9.568 en el primer trimestre de 2012 a los 31.311 en el primer trimestre de 2021 en la provincia de Málaga. 

“La firme apuesta de Málaga y Alicante por el talento digital la ha consolidado como una smart city de referencia en el panorama internacional”, puntualiza Mónica Pérez.

Te puede interesar

Comentar ()