Economía | Empresas

Inditex gana 2.500 millones hasta octubre con un récord de beneficio trimestral

La venta en tiendas y online entre el 1 de noviembre y el 10 de diciembre creció un 33% respecto al mismo periodo de 2020 y un 10% con relación a 2019

Fachada de una tienda de Inditex.

Fachada de una tienda de Inditex. EP

La recuperación de Inditex no se detiene. Según la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), «las ventas, el beneficio antes de impuestos y el beneficio neto alcanzan un máximo histórico» en el tercer trimestre del ejercicio fiscal (de agosto a octubre). El crecimiento de las ventas a tipo constante ha ido acelerando hasta suponer un 21% más frente al tercer trimestre de 2020 y un 10% más frente al mismo período de 2019.

Por su parte, el beneficio neto de los nueve primeros meses ha crecido un 273% hasta los 2.500 millones de euros, con unas ventas que alcanzaron 19.325 millones de euros, un 37% superiores a las del año anterior. La información financiera llega apenas unos días después de haber comunicado el relevo en la cúpula directiva del grupo por la que Marta Ortega sucederá a Pablo Isla en la presidencia a partir del 31 de marzo y Óscar García Maceiras ocupará el sillón de consejero delegado.

El grupo se esfuerza por mostrar la buena salud de sus cuentas para despejar incógnitas que le llevaron a un desplome del 6% en bolsa tras anunciar los cambios. Con estos resultados, Inditex alcanza su máximo histórico de ventas y beneficio en un tercer trimestre, el segundo consecutivo tras el cosechado entre mayo y julio, cuando ya consiguieron ser las más altas de la compañía en
un segundo trimestre.

En lo más reciente, las ventas tanto en tienda física como en online crecen un 33% entre el 1 de noviembre y el 10 de diciembre respecto al mismo periodo del año anterior y ya son un 10% superiores a las del año previo a la pandemia.

En el acumulado del año, las ventas han ido mejorando progresivamente y en el tercer trimestre la facturación de las tiendas físicas ha superado las cifras del mismo período de 2019, aunque con un 11% menos de establecimientos. Inditex ha acometido un proceso de concentración de tiendas, mediante las que ha clausurado las más pequeñas y ha concentrado su negocio en aquellas más grandes que le permiten mejorar la venta por internet.

Esta última también ha crecido un 28% respecto a los nueve primeros meses de 2020 y un 124% respecto al mismo período previo a la pandemia. Según los resultados del grupo, el cálculo es que el canal digital supere el 25% de la venta total en el ejercicio 2021.

El margen bruto, por su parte, se situó en un 59% sobre las ventas, gracias -según la compañía- «a la flexibilidad del modelo de negocio, a la transformación digital y a la capacidad de ejecución de todos los equipos».

El todavía presidente de Inditex, Pablo Isla, ha afirmado que «estos resultados son muy satisfactorios y ponen de manifiesto una vez más la solidez de nuestro modelo de negocio, la calidad y el compromiso de nuestros equipos, y el potencial de nuestra estrategia de integración entre el mundo físico y el digital”.

En una conferencia con analistas Isla, ha subrayado que la «diferenciación competitiva» de Inditex es «mayor que nunca» y ha resaltado el «fuerte desempeño operativo» de la compañía. «En una temporada en la que todo el mundo habla de disrupciones en los suministros, transporte, pensamos que esto muestra la fuerza del modelo de negocio de Inditex», ha remarcado.

Según detalla la empresa con sede en Arteixo, en los 9 primeros meses de 2021 han abierto establecimientos en 39 mercados y el parque total de tiendas se eleva hasta los 6.657 locales. Según destaca la firma, «a fecha de hoy todas las tiendas están abiertas» y «las ventas están volviendo a niveles normales y la venta online sigue creciendo».

Futuro de Isla

Entre los analistas no se deja pasar el perfil del nuevo CEO de la empresa, cuya trayectoria en la compañía es inferior a un año y su experiencia previa se ha concentrado en el sector bancario.

García Maceiras, de 46 años, es abogado del Estado y se incorporó al grupo en marzo de 2021 como secretario general y del consejo, procedente del Banco Santander. Antes había pasado por el Banco Pastor, el Banco Popular, la SAREB. Sustituyó a Antonio Abril, un directivo de la confianza del fundador de la empresa. 

Por su parte, Isla aún no ha querido despejar incógnitas sobre su futuro profesional tras 17 años en la empresa. «Estos cuatro meses voy a estar plenamente enfocado en hacer realidad esta transición que para mí es determinante e importantísima, por la empresa y por las personas que trabajan en ella. Después, ya veremos», se limitó a decir en una breve rueda de prensa.

A partir de abril, Marta Ortega se quedará como presidenta sin poderes ejecutivos y estará acompañada por un comité de dirección formado por altos mandos del grupo.

El hasta ahora consejero delegado, Carlos Crespo, será director general de Operaciones, Transformación Sostenible y Digital. Asimismo, se sentarán en el órgano los directores generales de Zara, Pull&Bear y Massimo Dutti; el director financiero y de Operaciones de Zara; el director general de Finanzas de Inditex; el director general de e-Commerce de Zara; la directora general de Personas del grupo; y la directora de Mujer de Zara.

Te puede interesar

Comentar ()