Economía

El Banco de España, contra el Gobierno por las ayudas Covid a empresas: "No han sido especialmente útiles"

El supervisor critica el diseño y la ejecución de la 'Línea Covid': cree que el dinero era suficiente, pero el 30% no se ha ejecutado, y la parte que sí solo ha contribuido a corregir "una parte reducida" de los problemas de solvencia

Una tienda de artesanía cerrada por la crisis del coronavirus en la calle Mayor de Madrid.

Una tienda de artesanía cerrada por la crisis del coronavirus en la calle Mayor de Madrid. Jesús Hellín / Europa Press

De los 7.000 millones de euros que el Gobierno dispuso para ayudar de forma directa a las empresas durante la crisis del coronavirus, solo ha ejecutado 5.000. Y ese 70% ejecutado no consiguió reducir apenas las empresas con problemas de liquidez. Es el diagnóstico que hace el Banco de España en su nuevo informe anual 2021, publicado esta semana, donde por primera vez hace un balance de las políticas económicas puestas en marcha para combatir los efectos de la pandemia.

«[Las ayudas directas] no han sido especialmente útiles para reducir porcentaje de empresas con déficit de capital», afirmó el director de Economía y Estrategia del Banco, Ángel Gavilán, en la presentación del documento. «Achacamos esto a que en el diseño de estos programas las ayudas se concedían en función del sector empresarial y de la caída de la facturación, pero no se hacía un análisis pormenorizado de la situación patrimonial de la empresa. Así, algunas podían no cumplir los otros dos criterios pero sí tener déficit de capital y podía suceder al revés», explicó el responsable.

Sucedió de este modo pese a que el Banco de España considera que los 7.000 millones eran suficientes para cubrir las necesidades de capital de las empresas en ese momento. «La dotación de fondos de estos tres programas permitía cubrir todo el déficit de capital de las empresas generado en 2020 como consecuencia de la crisis, en el caso tanto de las pymes como de las compañías grandes», dice el informe.

Además de las ayudas directas, el Gobierno dispuso otra gran medida de apoyo a la solvencia a las empresas, dos fondos de recapitalización con una dotación máxima de 11 millones de euros. Los fondos de recapitalización concedían ayudas según un análisis individualizado de la situación económica de las empresas, a través de dos vías: con el fondo gestionado por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), que ya ha concedido 2,1 millones en ayudas en 19 operaciones, y el de COFIDES, con 329 millones en 26 operaciones. En este caso, aún queda un remanente total de 8,6 millones, apunta el BdE.

Solo han contribuido a corregir «una parte reducida» de los problemas de solvencia

En su análisis sobre cómo gestionó el Gobierno la crisis del Covid, el supervisor da el visto bueno a los ERTE y los programas de avales de crédito del Instituto de Crédito Oficial (ICO), considerándolos eficaces para favorecer la reincorporación al empleo -ya se han alcanzado los niveles previos a la crisis sanitaria- y mitigar el impacto de las restricciones a la actividad sobre la liquidez de las empresas. Pero lamenta que el programa de ayudas directas a pymes solo ha contribuido a corregir «una parte reducida» de los problemas de solvencia que de estas empresas.

«Este programa de ayudas habría contribuido a reducir una parte pequeña de los problemas de solvencia de las pymes que surgieron como consecuencia de la pandemia», critica. Su análisis incluye que 4 millones se habrían dirigido a sociedades mercantiles, sobre todo pymes (el 91% del total), y que el resto habrían ido a parar a empresarios individuales.

Este periódico ya recogió en la primavera del año pasado las quejas de las pymes por no haber recibido «ni un solo euro» de estas ayudas un año y dos meses después de que estallara la pandemia. Protestaron tanto a través de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme), como desde el Colegio de Gestores Administrativos, insistiendo en que la viabilidad de miles de pymes dependía de la rapidez con la que el Gobierno hiciese llegar estas ayudas Línea Covid, para pagar deudas, a proveedores o cubrir costes ocasionados desde que empezó la crisis.

El Independiente también se hizo eco de que en mayo de 2021 ninguna región había comenzado a repartir los fondos entre las empresas y autónomos, y de los retrasos en las transferencias a estas por parte de Hacienda. En principio estaba previsto que las regiones ingresaran el dinero como muy tarde el 26 de abril, pero en mayo ni siquiera todas las regiones habían cerrado los acuerdos para recibirlo.

«El porcentaje de este tipo de empresas que habrían pasado a mostrar una posición deficitaria de capital tras la crisis habría experimentado una reducción relativamente modesta (desde el 6,4% del total de pymes hasta el 5,7%) y el déficit global de capital de las que se encontraban en esta situación apenas habría disminuido en un 9%, hasta el 0,27% del PIB», lamenta el Banco en el documento de casi 300 páginas.

Al mismo tiempo, critica que «algunas compañías que habrían experimentado problemas de solvencia «como consecuencia de la crisis no habrían recibido ayudas «por no cumplir con los criterios de concesión», y señala que podrían haberse diseñado unos criterios de reparto más acordes con la situación de las pymes que necesitaban recibir las ayudas.

Del lado contrario, el Banco aplaude al Gobierno por su iniciativa de flexibilizar los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), que permitieron que millones de asalariados en España no perdieran su empleo pese a paralizarse la actividad de sus empresas. Asimismo, constata que la probabilidad de reincorporación al puesto de trabajo ha sido mucho mayor en trabajadores en ERTE que entre los que terminaron en desempleo, y que la medida ha beneficiado de igual manera tanto a jóvenes como a mayores.

«Una primera muestra de la eficacia de los ERTE es el hecho de que la cifra de trabajadores en esa situación haya descendido desde el máximo de más de 3,5 millones de trabajadores en abril de 2020 hasta unos 100.000 en marzo de 2021. Además, el empleo efectivo supera en este último mes en algo más de 400.000 personas el nivel de febrero de 2020, justo antes de que comenzara la pandemia», recoge la institución.

Te puede interesar

Comentar ()