Economía | Finanzas

El talento femenino brilla en Londres de la mano del programa Santander Women 50

La capital británica acoge a 200 antiguas alumnas de este programa, reunidas para compartir puntos de vista e historias inspiradoras

El talento femenino brilla en Londres de la mano del programa Santander Women 50. La capital británica acoge a 200 antiguas alumnas de este programa, reunidas para compartir puntos de vista e historias inspiradoras.

Doscientas mujeres de 21 países participaron a comienzos de mayo en la primera cumbre de Santander Women 50 en The London School of Economics.  Santander

Habilidades para el futuro, prácticas de liderazgo, importancia de pensar a lo grande, relevancia de los criterios ASG (Ambientales, Sociales y de Gobierno Corporativo)… Estos son algunos de los temas que pudieron debatir las 200 participantes de 21 países de la primera cumbre de Santander Women 50 en la universidad británica The London School of Economics and Politican Science (LSE). 

Este programa de becas se puso en marcha en 2011 con el objetivo de fomentar el talento femenino y dotarlo de las herramientas necesarias para acceder a los puestos de dirección y a los órganos de gobierno de las corporaciones. Desde entonces, más de 700 mujeres han pasado por el programa, que se ha desarrollado primero en la universidad californiana UCLA y en los últimos dos años en la LSE.

Una comunidad de mujeres líderes

Santander Women 50 acaba de cerrar su última convocatoria: 50 becas destinadas a mujeres de 13 países que cubren el alojamiento, la matrícula y el curso, que se celebrará entre el 27 de junio y el 1 de julio. El objetivo es impulsar a la nueva generación de mujeres líderes con formación de alto rendimiento para que ocupen cargos de responsabilidad. Las participantes reciben formación en materias esenciales: liderazgo estratégico, inteligencia organizacional, gobierno corporativo, estrategia empresarial, negociación…

Según la OIT, las empresas con un número relevante de mujeres en puestos de mando han aumentado su productividad en más de un 50%

Además, a lo largo de las distintas ediciones se ha ido construyendo una amplia comunidad de mentoring, networking y una fuente de inspiración para afrontar nuevos retos, uno de los aspectos que más valoran las ex alumnas y que es un elemento diferencial de este programa de formación en liderazgo.  «Son las únicas que se realizan con perfiles similares y en un momento de salto profesional. Coincidir en ese momento vital hace que la conexión entre ellas sea muy intensa. De esa conexión no solo surge amistad o consejo, sino que cada edición acaba evolucionando hacia casi una sociedad de apoyo mutuo entre las participantes. Se mentorizan, se ayudan, se recomiendan, se dan visibilidad unas a otras y eso, reconocen, es un valor incalculable», señalan desde el Santander.

Apuesta por el liderazgo femenino 

Lorena Toda, directora general de Aguettant Ibérica, asegura que «la experiencia ha sido sumamente enriquecedora, ha constituido un verdadero food for thought, como lo denominan los ingleses. Todas las participantes seguimos conectadas a día de hoy, ya que hemos creado un grupo generoso y agradecido que, cuando una tiene un problema o una duda, lo pone en común y siempre hay respuesta. Es una comunidad con efecto multiplicador».

Muchos estudios avalan las ventajas objetivas que aporta la presencia de mujeres en los puestos directivos de las empresas y su impacto positivo en las cuentas de resultados. Según un informe del Instituto Peterson para la Economía Internacional y el Centro de Estudios YE, las compañías que apuestan por el liderazgo femenino aumentan hasta seis puntos porcentuales sus beneficios netos. También el informe ‘Las mujeres en la gestión empresarial: Argumentos para un cambio’, elaborado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), indica que las empresas con un número relevante de mujeres en puestos de mando han aumentado sus niveles de productividad en más de un 50%, además de mejorar de forma significativa las estrategias creativas y de innovación.

Presencia creciente, brecha persistente

Aunque es cierto que el peso de las mujeres en los puestos de dirección y en los consejos de administración está creciendo, el ritmo aún no es suficiente. En el caso de las grandes empresas españolas que componen el Ibex 35, las mujeres ya representan el 31,3%. Pero solo ocho de ellas alcanzan el umbral del 40% que aconseja la Unión Europea. Esta brecha se abre mucho más si el abanico se amplia al resto de compañías españolas: el 63% no tienen presencia femenina en sus puestos directivos. 

En este sentido, iniciativas como las del Santander para empoderar y respaldar el papel de la mujer en el mundo de los negocios son más que bienvenidas. La entidad está haciendo importantes esfuerzos por impulsar el talento femenino. Es además una de las compañías españolas que más puede presumir de impulsar la paridad en sus filas: no sólo cuenta con una presidenta al frente, sino que también es una de las compañías del Ibex 35 con mayor presencia femenina en el consejo de administración (6 de 15, lo que supone un 40%). También las mujeres son mayoritarias en el conjunto de la plantilla del banco (197.070 empleados al cierre de 2021), con un peso del 54%; y avanzan hacia los puestos directivos, donde representan ya el 26,3%, aunque el objetivo del banco es que alcancen el 30% en 2025.

Te puede interesar