Economía | Empresas

La nueva apuesta de Telefónica por los paquetes de TV y móvil pierde 50.000 líneas en su primer mes

Una tienda de Movistar en un centro comercial

Una tienda de Movistar en un centro comercial Telefónica

Telefónica intenta frenar su marcha de clientes a las operadoras low cost con nuevas estrategias. Pero, de momento, las ofertas de bajo coste siguen imponiéndose en el mercado y la empresa de telecomunicaciones española ha sufrido una fuga de unas 50.000 líneas tras el estreno de su apuesta por la flexibilización de sus paquetes a través de miMovistar.

La compañía decidió apostar por esta nueva estrategia para que sus clientes pudieran elegir casi a la carta sus servicios y, de paso, poder pagar acorde a la oferta de productos que ofrece Telefónica. O lo que es lo mismo, como detallan fuentes del sector la operadora ha tenido que cambiar su apuesta por Movistar para “adaptarse a los nuevos tiempos que corren dentro de las telecomunicaciones”.

Con todo, según los datos a los que ha tenido acceso este periódico, mayo trajo una pérdida neta de 26.800 líneas en telefonía móvil. Durante la primera semana de junio, Telefónica se dejó por el camino un total de 2.500 contratos.

En lo que respecta las fijas, Movistar tampoco ha obtenido las cifras deseadas después de hacer una remodelación en su hoja de ruta comercial. Así, durante mayo Telefónica perdió un total de 20.800 contratos mientras que en lo que va de junio, la empresa ha menguado en 1.800 clientes. Fuentes del sector indican que estas bajas” son las más sensibles puesto que en este nicho de mercado se integran la televisión y otras líneas de telefonía fija”.

La operadora dividió su estrategia con diferentes paquetes como miConectividad, miEntretenimiento, misFinanzas o miHogar, miBienestar. El nuevo producto cuenta con un configurador web en el que podrá, en cualquier momento, organizar sus productos y servicios, diseñando la oferta a su elección y analizando los costes de su factura. La herramienta compara y recomienda paquetes en función de su perfil, uso y requisitos previos.

Así, el primer mes de miMovistar fue el tercer peor dato de lo que llevamos de 2022 y escala hasta la sexta posición del peor período de los últimos 12 meses. No obstante, fuentes del sector arguyen que es “pronto” para poder sacar conclusiones e insisten en “el momento extremadamente delicado” que viven las empresas de telecomunicaciones.

Digi y MásMóvil siguen creciendo

Como viene siendo habitual, a las grandes operadoras tampoco les ha ido demasiado bien en las portabilidades. Por ejemplo, Vodafone España retrocedió en 4.000 clientes durante mayo mientras que Orange llegó a ceder casi 27.000, según los datos que ha tenido acceso este periódico y que tendrá que confirmar la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Esta fuga de clientes, como ya ha contado en otras ocasiones este periódico, se están desplazando hacia las operadoras que ofrecen precios más bajos que las otras tres grandes compañías. Es el caso de Digi o de MásMóvil.

La empresa rumana lideró el mes de mayo al ganar casi 38.500 líneas gracias a, como se mencionaba anteriormente, su política agresiva de precios. Con todo, Digi, sigue afianzándose como quinto operador en España y ve amenazar a sus competidores. MásMóvil, por su parte, también cerró el período con un saldo positivo y obtuvo 3.800 líneas móviles nuevas.

Comentar ()