Las manifestaciones del ministro de Consumo Alberto Garzón, acusando al Jefe del Estado de «maniobrar contra el Gobierno», han provocado este viernes un terremoto político. El Partido Popular ha solicitado la dimisión o el cese inmediato del también líder de Izquierda Unida. Las consecuencias del veto del Gobierno a la presencia de Felipe VI en Barcelona continúan creciendo.

«Las declaraciones de Alberto Garzón exigen que presente su dimisión o que se le cese de forma inmediata. El colmo de este Gobierno es que pretende destruir las instituciones del Estado, desde dentro», ha escrito la vicepresidenta segunda del Congreso, Ana Pastor.

Garzón se ha manifestado así tras conocerse que el monarca ha telefoneado a Carlos Lesmes, presidente del CGPJ, para excusar su ausencia en el acto de entrega de los nuevos despachos judiciales en Barcelona. Una conversación en la que ha dicho que le «hubiera gustado» estar presente.

«Desde el propio Consejo de Ministros erosionando al Jefe del Estado. ¿Alguien va a poner orden? ¿Qué va a ser lo siguiente? ¿Y Sanchez?», ha escrito por su parte la portavoz parlamentaria del PP, Cuca Gamarra.

Algunos barones socialistas, como el aragonés Javier Lambán, también han respondido indirectamente las altisonantes declaraciones de Garzón.

«Desestabilizar la monarquía constitucional es desestabilizar irresponsablemente la Constitución», ha escrito el presidente autonómico, que ha subrayado su «apoyo total a la Constitución y, en consecuencia, a su expresión máxima, el rey Felipe VI».

El líder europeo de Ciudadanos, Luis Garicano, también ha censurado los comentarios del ministro Garzón: «Insostenible es la posición de un ministro del Gobierno que ataca la más alta magistratura del Estado y que, siguiendo el modelo de su confesado ídolo Lenin (cuanto peor, mejor) aprovecha el peor momento en 40 años para llevar a cabo su revolución desde el Gobierno.

También Vox ha atacado directamente a Garzón tras su salida de tono. «Lo que es insostenible es vuestro guerracivilismo y vuestra violencia política convertida en acción de gobierno», ha escrito el diputado Ignacio Garriga, que previsiblemente defenderá la moción de censura contra Pedro Sánchez en el Congreso. «Responsables de muerte y ruina y únicamente os preocupa vuestro plan para producir un cambio de régimen», ha añadido.