España

El dardo de Bouza a Illa y Ayuso: “Ustedes me afirmaron su voluntad de concordia política”

El ex portavoz del grupo Covid de la Comunidad de Madrid, Emilio Bouza. RTVE

El fin de la tregua entre el Ministerio de Sanidad y el Gobierno de la Comunidad de Madrid ha sido el detonante que ha provocado la renuncia del doctor Emilio Bouza como portavoz del Grupo Covid-19 de la región madrileña tan sólo 48 horas después de su nombramiento.

Así lo ha transmitido él mismo en una carta enviada tanto al ministro Salvador Illa como al consejero Enrique Ruiz Escudero, en la que afirma que accedió al cargo al ver «voluntad de concordia política» e «impulso para trabajar unidos» entre ambas administraciones.

Pero las «circunstancias» que vinieron días después, con la celebración de dos ruedas de prensa simultáneas para contradecirse unos a otros y, en suma, el fin de la tregua política entre Sánchez y Ayuso «me obligan a renunciar y a declinar el ofrecimiento».

Bouza ha manifestado su descontento en las últimas horas no sólo por el cauce oficial. «No te sorprendo si te digo que me han engañado haciéndome creer que estaban de acuerdo en despolitizar la pandemia y que me pedían una ayuda temporal. Ya ves como las gastan», confiesa el doctor en un mensaje remitido a un grupo personal de contactos.

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

«Cuando el miércoles día 23 de septiembre recibí una convocatoria para acudir al despacho del Sr. Ministro de Sanidad en el Paseo del Prado, con carácter de urgencia, mi sorpresa fue mayúscula», afirma el catedrático en la misiva dirigida a Ayuso e Illa. «Lo fue más todavía al encontrar allí reunidos a ambos mandatarios de la Sanidad Española y Madrileña y al conocer el motivo de la llamada. Me expresaban su preocupación por la situación de la epidemia de COVID-19 en Madrid».

«Me pidieron actuar como técnico y científico en el consejo creado por ambos gobiernos y, además, en base a mi trayectoria profesional, hacer de portavoz de los acuerdos del grupo», prosigue Bouza. Y afirma: «Creí en lo que se prometía y, tras unas horas de reflexión, acepté, al percibir la demanda como una obligación y como un deber para mi comunidad y mi nación».

A continuación, el catedrático muestra su decepción por lo sucedido en las últimas horas, periodo en el que Illa y Ayuso no sólo han roto la tregua, sino que han aireado sus diferencias. «Las circunstancias que he presenciado en los dos días siguientes, junto con la contemplación de las ruedas de prensa simultáneas del viernes 25, me obligan a renunciar y a declinar el ofrecimiento», confiesa.

«Sencillamente, he podido comprender que ese no es mi puesto en las actuales circunstancias», concluye.

Bouza, catedrático y con un perfil reputado, había sido llamado para ejercer un puesto similar al de Fernando Simón. Es decir, debía dar la cara y explicar los avances del Grupo Covid-19, constituido para coordinar los trabajos del Ministerio y de la Consejería de Sanidad.

Su nombramiento había sido consensuado por ambas partes, partiendo del currículo apolítico del científico. Fue fundador de la Sociedad Española de Microbiología Clínica y ha sido jefe de Servicio de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas del Hospital General Universitario Gregorio Marañón.

El nombramiento fue pactado por el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el consejero de Sanidad madrileño, Enrique Ruiz Escudero.

La dimisión tiene lugar sólo un día después de que los gobiernos central y madrileño rompieran la tregua sellada por Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso. Este viernes, el ministro de Sanidad, Salvador Illa instó al Ejecutivo autonómico a confinar la capital, ante el alarmante avance de los contagios y la creciente saturación de los hospitales. Por el contrario, las autoridades sanitarias de Madrid se limitaron a extender a varias zonas las restricciones impuestas hace una semana.

Comentar ()