España

Sanidad admite ahora que los datos de Madrid son correctos y certifica que la situación va a mejor

El ministro de Sanidad, Salvador Illa.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa.

No han pasado ni cinco días desde que entrasen en vigor las medidas con las que el Ministerio de Sanidad ha restringido la movilidad en la Comunidad de Madrid, y una nueva polémica volvía a enfrentar a ambas administraciones más allá de que el conflicto por el control sanitario de la pandemia en la región haya acabado en los tribunales: la positiva evolución del coronavirus en la región.

Después de que varios portavoces del Gobierno, incluido el director de Emergencias, Fernando Simón, hayan puesto en duda la bajada de nuevos contagios en la Comunidad de Madrid y lo atribuyesen a «retrasos» a la hora de comunicar los datos epidemiológicos, el Ministerio de Sanidad ha reconocido que los datos de Madrid sí son correctos y que verdaderamente se atiende a una mejora de la situación de la pandemia.

Así lo ha transmitido el ministro Salvador Illa en la reunión que ha mantenido esta misma tarde con el consejero de Sanidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero; y el vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado, en el marco de la cuarta reunión del Grupo Covid -el espacio de colaboración creado para atajar la crisis sanitaria entre Moncloa y Madrid- y la primera después del choque de trenes que terminó con un recurso de Isabel Díaz Ayuso ante la Audiencia Nacional.

Fuentes conocedoras de la reunión confirman que durante la cita, que se ha alargado durante más de dos horas, se ha «discutido» el cuestionamiento del Gobierno a los buenos datos de Madrid y, finalmente, Illa ha atribuido las «dudas» que se han sembrado desde el Ejecutivo en las últimas horas a una «malinterpretación» de sus declaraciones más que a una realidad.

Esta misma mañana, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, manifestaba sin embargo sus «dudas» sobre uno datos que, a su juicio, no son «coherentes», al entender que no llegan en tiempo ni forma, y que en todo caso el Ministerio de Sanidad tampoco tenía «información sobre los test rápidos» que se habían practicado en las últimas semanas en la Comunidad de Madrid. «Al no estar bien adaptado el sistema de vigilancia, no están llegando todos los datos», lo que podría «tener algo que ver con esta bajada de la incidencia acumulada», cuestionó también Fernando Simón.

De acuerdo con el documento oficial publicado ayer por el Ministerio de Sanidad, Madrid habría logrado un avance muy significativo en tan sólo un fin de semana y la incidencia acumulada habría bajado de los 647 casos por cada 100.000 habitantes que notificó el pasado viernes a 586. Este martes, Madrid ha comunicado 1.220 positivos en las últimas 24 horas y 45 fallecidos. La presión asistencial habría experimentado un significativo descenso, con el número de hospitalizados en mínimos desde el pasado 17 de septiembre. A día de hoy, hay 2.900 pacientes con PCR positiva ingresados en los hospitales de la región, 147 menos que ayer. La mejor noticia es que la inversión de la curva se  traslada también a las camas de UCI, donde permanecen actualmente 489 personas, 12 menos que ayer y 16 menos que el viernes, cuando se alcanzó el mayor grado de ocupación de esta segunda ola.

En los últimos días se consolida la dinámica de tramitar más altas que ingresos en los hospitales de la Comunidad. En las últimas 24 horas se produjeron 291 entradas en hospitales públicos y privados de pacientes con PCR positiva. Un importante descenso de casi el 24% respecto a los 381 pacientes que fueron hospitalizados el mismo día de la semana pasada.

Hasta que llegase la rectificación del ministro, en el equipo de Ayuso se han quejado de la «bochornosa» actitud del Gobierno al poner en cuestión los datos aportados por la Comunidad de Madrid sin aportar, dicen, ningún criterio técnico o científico que avalasen esas «dudas». «No es bueno poner en cuestión los datos», afirmaba el consejero de Justicia, Enrique López, este martes en TVE. «Lo hacen quienes nos dijeron que había un comité de expertos y luego descubrimos que no había comité, quienes desaconsejaron el uso de mascarillas, y luego las tuvieron que imponer», se quejaba.

La propia presidenta, Isabel Díaz Ayuso, ha pedido a través de Twitter «responsabilidad» al Gobierno. «Cuando los datos eran buenos en julio, eran sospechosos. Empeoraron y fueron creíbles, hasta ahora que vuelven a mejorar», lamentaba.

Auditoría diaria

La cita de hoy ha terminado con «buena sintonía» y con voluntad para «avanzar en el diálogo» y también en el «consenso» y «entendimiento» entre ambas administraciones para aplacar la expansión del virus en la región, unas conclusiones que chocan de lleno con la guerra judicial que libran en paralelo Gobierno y Comunidad de Madrid.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, se ha sentado hoy en la reunión con el objetivo de pedirle a su homólogo en Moncloa una ampliación de los criterios marcados desde el ministerio -que deberían plasmarse en una nueva orden- así como perimetrar los distritos de Madrid capital y no aplicar las restricciones en todo el centro, lo que a juicio de la Consejería de Sanidad irá en última instancia en detrimento de la salud de los madrileños.

En todo caso, ambas administraciones han llegado al acuerdo de establecer un mecanismo técnico diario de análisis de la situación epidemiológica con el objetivo de auditar los datos y hacer «un seguimiento continuo de la evolución de la pandemia», y tomar decisiones en base a ella.

Comentar ()