Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, ha asegurado este jueves que «es inconcebible, absolutamente imposible, no va a ocurrir. Ni como mera hipótesis concebimos que pueda haber una imputación” a raíz del escrito de este miércoles del juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón.

«No dimitiré ni como simple hipótesis. Todavía no han condenado a nadie en España por sus ideas», ha remarcado en declaraciones esta mañana a RAC1, .

«No es imaginable que en una democracia de la Unión Europea ocurriera algo así. Hablamos de que se plantea que se me investigue a mí porque las cloacas del Estado me espiaron ilegalmente», ha señalado Iglesias, que ha asentido cuando le han preguntado si se siente víctima de un acoso mediático, político y judicial.

El vicepresidente segundo del Gobierno también ha subrayado que su formación sufre desde hace años una «persecución» y que con su entrada en el Ejecutivo, la derecha está dispuesta a utilizar «todos los medios, legales e ilegales» para tratar de hacer caer al Gobierno.

«Es demasiado evidente lo que pasa con las cloacas en nuestro país, cómo trabajan los medios de comunicación con las cloacas del Estado», ha añadido Iglesias, que ha defendido que «la derecha y la ultraderecha» usan «las cartas a mano» para intentar hacer caer el Ejecutivo de coalición.

El juez del caso Villarejo ha pedido este miércoles al Tribunal Supremo investigar a Iglesias por descubrimiento o revelación de secretos, con agravante de género, daños informáticos, y acusación o denuncia falsa y/o simulación delito en relación al robo del móvil de su exasesora Dina Bouselham.

El magistrado ha optado finalmente por elevar exposición al Tribunal Supremo al no poder él imputarle en relación a esta causa por tratarse de un aforado.

La exposición razonada incluye también a la ex responsable de los servicios jurídicos de Podemos y vicepresidenta cuarta del Congreso, Gloria Elizo, y a los letrados de esta formación Marta Flor Nuñez y Rául Carballedo, así como a la propia Dina Bouselhan y a su pareja Ricardo Dasaferreira, estos dos últimos por falso testimonio.

El magistrado considera que Iglesias usó de forma fraudulenta este proceso para intentar lograr algún tipo de ventaja electoral ante los comicios de abril de 2019.

El juez califica de «consciente y planificada actuación falsaria desplegada por el Sr. Iglesias con su personación, fingiendo ante la opinión pública y ante su electorado, haber sido víctima de un hecho que sabía inexistente, pocas semanas antes de unas elecciones generales».

(Noticia en ampliación)