España 'Caso BBVA'

Béjar exonera a FG y a Torres de la contratación de Villarejo

El exjefe de Riesgos del banco sostuvo ante el juez que la decisión de contratar la empresa del comisario José Manuel Villarejo fue del exjefe de Seguridad Julio Corrochano

Antonio Béjar, Presidente de DCN

El exjefe de Recuperaciones del BBVA, Antonio José Béjar, no apuntó hacia el expresidente de la entidad, Francisco González (FG), ni hacia el actual presidente, Carlos Torres, como responsables o conocedores de la contratación por parte del banco de la empresa Cenyt del comisario ahora investigado y en prisión preventiva José Manuel Villarejo entre 2004 y 2017.

Según fuentes jurídicas consultadas por El Independiente, el exresponsable de Riesgos y Recuperaciones de la entidad -que fue el primero de los directivos del banco en decidirse a declarar ante el juez del caso Tándem y que ha vuelto a comparecer este viernes- se ha mantenido en que fue el exjefe de Seguridad, Julio Corrochano, quien pidió contratar a Villarejo y quien debía saber, en todo caso, que éste estaba en activo en la Policía en el momento que desarrolló trabajos de espionaje utilizando presuntamente métodos ilegales para el banco, como consideran los investigadores.

Ha afirmado, igual que en anteriores declaraciones, que el expresidente Francisco González lo que le indicó fue que se contratara a la empresa que dijera Corrochano, pero no que supiera que esa empresa era la de Villarejo.

Tampoco implica a la cúpula actual

En plena negociación para la fusión (fallida de momento, según las últimas informaciones) entre BBVA y Banco de Sabadell, las miradas estaban puestas también en si el exdirectivo implicaba al presidente Carlos Torres o alguien de la cúpula actual del banco por las contrataciones a Villarejo.

Béjar, que interpuso una demanda de despido contra el BBVA, afirmó en dicha demanda incorporada al caso Tándem que «los actuales responsables del banco» diseñaron una «estrategia concertada» para derivar en él «torticeramente» toda la responsabilidad penal por la contratación de las empresas del comisario hoy en prisión. El directivo llegó finalmente llegó a un acuerdo económico con la entidad por el despido.

Pero, antes de ello, en su denuncia también afirmó haber recibido presiones para que contara qué había declarado mientras la causa estaba bajo secreto de sumario. «No hay la menor duda de que la finalidad de esa presión no es otra que la de evitar que las responsabilidades por la contratación de Cenyt se alojen donde realmente corresponden».

Finalmente, en su declaración de este viernes, según trasladan fuentes jurídicas a este diario, no ha elevado la responsabilidad de la contratación más lejos que al exjefe de Seguridad y enlace con Villarejo, Julio Corrochano.

Comentar ()