España

Itziar, positivo en Covid tras viajar de Londres a Canarias: "Nadie investiga si he traído la nueva cepa"

Itziar, una joven canaria que dio positivo en Covid tras volver de Londres. EI

La nueva cepa británica del coronavirus se extiende por Europa. Italia, Dinamarca, Holanda o Países Bajos han registrado ya positivos con esta variante de Covid-19, mientras en España «no se han detectado casos todavía», según trasladó el ministro de Sanidad, Salvador Illa, el pasado lunes y han confirmado a fecha del martes 22 de diciembre fuentes ministeriales. Sin embargo, y en contra de este criterio, los científicos creen que «probablemente» la cepa ya esté en España, como pronostica el experto en Salud Pública, Joan Carles March, por los múltiples viajes que se han sucedido entre Reino Unido y España hasta que se decretó el cierre parcial de fronteras con el país.

La posibilidad de portar esta nueva mutación del coronavirus, que preocupa especialmente por ser hasta un 70% más contagiosa que la original, es precisamente el temor de Itziar, una joven canaria que llegó de Londres a su residencia en Las Palmas el pasado 13 de diciembre con una PCR negativa bajo el brazo. En los días siguientes comenzó a manifestar algunos síntomas, por lo que el día 18 decidió someterse a un test de antígenos en el Laboratorio Joaquín Blanco de las Palmas de Gran Canaria, una clínica privada. Dio positivo, pero asegura que esto no fue lo que más le sorprendió.

«En cuanto supe que era positivo, llamé al número de atención al Covid que me correspondía por mi comunidad autónoma. Tomaron mis datos y luego me llamó un rastreador que me dijo que a los 10 días me daban el alta, y que entonces podía salir y hacer vida normal sin necesidad de someterme a un segundo análisis o PCR», relata Itziar a El Independiente. Sorprendida por la respuesta, asegura que llamó una segunda vez al mismo teléfono para trasladar su situación, pero recibió la misma respuesta. «Me dijeron que el día 28, 10 días más tarde de mi positivo, ya podría salir», afirma.

Itziar cree posible ser portadora de esta cepa y denuncia que «nadie esté investigando si la he traído o no». Argumenta esta tesis en el hecho de que durante un par de semanas antes de regresar a España, tanto ella como su pareja, con quien convivía en Londres, teletrabajaron y no mantuvieron contacto directo con nadie. «Yo creo que me contagié en el metro de ida o el de vuelta a la clínica para hacerme la PCR, o en el propio laboratorio. No lo sé». Lamenta también que a su pareja, pese a ser contacto estrecho y haber viajado juntos en el avión de vuelta a España, tardaron dos días en practicarle un test.

Este medio se ha puesto en contacto con la clínica privada en que Itziar se practicó la prueba de antígenos en Las Palmas de Gran Canaria, desde la que defienden que, por el momento, los laboratorios de ámbito privado no tienen la responsabilidad de «investigar si se trata de una cepa del virus u otra» ni tampoco de preguntar a nadie sobre su procedencia, sino que se limitan a informar «si una persona es positivo o negativo», por lo que no existe constancia de contagiados en este caso procedentes de Reino Unido. Si se detecta un positivo, «es el Servicio Canario de Salud quien debe hacer el seguimiento de esta persona», reiteran.

El Independiente ha intentado también ponerse en contacto, sin éxito, con la Dirección General de Salud Pública autonómica, aunque desde el teléfono de información y atención ante el coronavirus -en Canarias es el 900 112 061- afirman que, por el momento, no hay constancia de un procedimiento específico de actuación ante viajeros procedentes de Reino Unido que hayan dado positivo en España. Cuando se tiene conocimiento de un positivo el caso se deriva a un facultativo o rastreador, que es el encargado de decidir la duración de la cuarentena -más allá del período estándar- o la repetición de pruebas diagnósticas en base a múltiples variantes, como los síntomas que se presenten, la red de contactos o el país de origen.

El único protocolo común, al menos de momento, es el de la exigencia de una PCR negativa un máximo de 72 horas antes de embarcar. La joven canaria asegura que tampoco le pidieron el certificado en el aeropuerto de Las Palmas cuando llegó el pasado 13 de diciembre, y que sólo le revisó el documento la aerolínea antes de embarcar en el aeropuerto de Luton (Londres).

Itziar denuncia en última instancia que, ante la falta de «control» por parte del servicio de salud pública, recurrirá de nuevo a una clínica privada para practicarse una segunda prueba. «Yo no me atrevo a salir a la calle dentro de 10 días así sin más», ante la posibilidad no sólo de «seguir siendo positivo», sino también de portar una nueva cepa que ha demostrado ser mucho más contagiosa que la original.

Sanidad incrementará la vigilancia

No obstante y a pesar del caso de Itziar, el Ministerio de Sanidad defiende que, desde hace tiempo, «se vienen secuenciando las cepas en distintos centros de referencia», como es el caso del Instituto de Salud Carlos III. Aunque en ningún país se secuencia el genoma del coronavirus de cada paciente para conocer qué variante de SARS-CoV-2, fuentes ministeriales afirman que España es uno de los países de Europa que, tras Reino Unido, más análisis de estas características se realizan.

Sin embargo, se elude dar una respuesta concreta sobre si se están analizando o no las pruebas Covid de positivos procedentes de Reino Unido que, como Itziar, hayan dado positivo en los últimos días, una vez se ha tenido constancia de la nueva cepa supercontagiadora británica, y se remiten a aseverar que «en España no se ha detectado todavía» esta nueva variante. Sí confirman, por otro lado, que el Gobierno reforzará «el esfuerzo de vigilancia» en coordinación con el Centro Nacional de Epidemiología (CNE) para evitar, en última instancia, la expansión de esta nueva cepa dentro de nuestras fronteras que abocaría al endurecimiento de las restricciones.

Comentar ()