La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha declarado este sábado en Toledo que en el aeropuerto de Madrid-Barajas «apenas se realizan PCR y entran como en un coladero casos contagiosos como el británico».

Ayuso ha recordado que desde meses atrás ha venido insistiendo al Gobierno en que había que hacer de Barajas «un lugar seguro».

Y ha insistido en que esta Nochebuena «las familias madrileñas podrían haberse reunido con mucha más tranquilidad habiéndose hecho un test de antígenos en su farmacia más cercana. Es algo que no nos han dejado hacer más de un mes después de solicitarlo, cunado es una solución que tienen muchísimos otros países».

«Quiero denunciar la irresponsabilidad de Pedro Sánchez en estos últimos meses, donde no tenemos información de nada y donde el número de las vacunas vuelve a la baja», ha remarcado Ayuso.

Ha comentado que «en principio iban a ser para 300.000 personas, luego ya para 65.000», por lo que se iban a destinar a las residencias de ancianos, «y ahora van a ser mil y pico, en contadas ocasiones, y por lo tanto así es muy complicado proteger a nuestros ciudadanos», según informa la agencia Efe.

Ha insistido en denunciar «esa irresponsabilidad» y ha demandado «que de una vez permitan a los ciudadanos protegerse a través del aeropuerto y a través de las farmacias, para poder salir adelante a través de la vacuna, que visto lo visto, va a tardar bastante tiempo todavía».

La Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid ha confirmado la presencia de cuatro casos de la nueva cepa británica del Covid-19 en la región, donde actualmente hay otros tres casos sospechosos en estudio.

La Dirección General de Salud Pública envió el 23 de diciembre una alerta a todos los centros sanitarios de la región ante la sospecha de posibles casos de la nueva cepa británica del coronavirus, conocida como B.1.1.7, que ya estarían en la Comunidad de Madrid.

Esta misma mañana los Servicios de Microbiología de la red pública han confirmado tres casos de una misma familia (padre, madre y hermana), cuyo hijo, que llegó del Reino Unido en avión la semana pasada, sería el caso índice.

«Siempre los últimos en tomar medidas»

En este sentido, el secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea, ha criticado al Gobierno esta mañana por los contagios de la cepa británica: «Primero fue autorizar manifestaciones como el 8M con pruebas evidentes. No frenaron a tiempo los vuelos del Reino Unido tras descubrirse la nueva cepa. La gente llegando en avión y nuestros camioneros atrapados», ha escrito en su perfil oficial de Twitter.

«¿23 ministros y ninguno lo ve? Siempre los últimos en tomar medidas en la UE», ha insistido Egea.

Simancas ataca a Ayuso

El PSOE, por su parte, ha reprochado al Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso utilizar el plan de vacunación para «atacar al Gobierno y generar más incertidumbre» en la población, cuando lo que se necesita en 2021 es «más política leal y menos partidismo», informa Efe.

En un mensaje difundido este sábado por internet, el secretario general del grupo socialista, Rafael Simancas, ha pedido a la oposición, y especialmente al PP, colaborar con el PSOE porque para el año próximo son necesarios «más entendimiento y menos confrontación, más lealtad y menos crispación».

Según Simancas, «más lealtad exige que no se utilice el plan de vacunación para atacar al Gobierno y generar más inseguridad y más incertidumbre en la población española, y es lo que se está haciendo en la Comunidad de Madrid».

El portavoz socialista también ha reprochado al gobierno de Díaz Ayuso que usa «los recursos de los presupuestos públicos para despedir profesores y para levantar hospitales sin médicos, sin enfermos y sin quirófanos».

Para Simancas, «más lealtad significa que no se utilice el Ingreso Mínimo Vital del Gobierno de España para recortar las rentas de inserción de las comunidades autónomas, pero es lo que se está haciendo en la Comunidad de Madrid, que ha recortado hasta 7.000 beneficiarios en lo que va de año».

«Para el año 2021 necesitamos más política leal y menos partidismo, más entendimiento, más diálogo y menos confrontación, más lealtad y menos crispación. El PSOE está en ello», ha zanjado Simancas.