España

Más relevos en Zarzuela: el jefe de Protocolo pide volver a una embajada

Será la segunda salida significativa tras la del jefe del Cuarto Militar de la Casa del Rey este diciembre pasado

Felipe Vi en la Pascual Militar del 6 de enero del año pasado EFE

Nuevos cambios en Zarzuela. Alfredo Martínez Serrano, jefe de Protocolo de la Casa de Su Majestad el Rey, ha solicitado reincorporarse a su carrera diplomática tras permanecer poco más de siete años en el puesto, según ha podido saber El Independiente. La decisión se produce en un momento especialmente delicado para Felipe VI, con Juan Carlos I fuera de España, acorralado por las informaciones sobre supuestas irregularidades financieras, investigado por el Supremo y con una reciente regularización fiscal por valor de 678.393,72 euros -incluyendo intereses y recargos de sus tarjetas «black»- sin que se haya desentrañado todavía el origen de esos fondos.

El paso de Martínez Serrano, según fuentes de toda solvencia, responde a su deseo de «promoción profesional dentro de la carrera diplomática» y lo desvinculan de cualquier otra consideración. Protocolo depende de la Secretaría General de la Casa y es una de las unidades fundamentales de la misma, puesto que de ella depende en muy buena medida el éxito de las actividades oficiales de la Familia Real, tanto en territorio nacional como en el extranjero. Tal y como el propio Martínez Serrano ha calificado su función, se trata de «hacer país».

El diplomático ocupa su actual cargo desde noviembre de 2014, año en que se produjo la abdicación de Juan Carlos I y la proclamación de Felipe VI, aunque no era más que un regreso a Zarzuela, pues ya ejerció en la misma años antes como segundo Jefe de Protocolo de la Casa Real para dedicarse a los actos del que fuera Príncipe de Asturias.

Proceso que «puede llevar meses»

En todo caso, el regreso a una embajada «puede llevar meses», señalan, en este caso fuentes del Ministerio de Exteriores, dado el proceso al que tiene que someterse el demandante de una plaza, sujeto en muchas ocasiones a un concurso de méritos y de antigüedad. También depende, en muy buena medida, de que se produzcan vacantes o cambios en una profesión de enorme movilidad. De hecho, Martínez Serrano, que ingresó en la carrera diplomática en 1997, ha pasado por la embajada de España en El Cairo (Egipto), además de Arabia Saudí, Bulgaria y El Salvador.

Será el segundo relevo significativo en Zarzuela en apenas un mes. Porque aunque éste lleve todavía algún tiempo, a principios de diciembre se conocía la salida del que fuera jefe del Cuarto Militar de la Casa del Rey, el almirante Juan Ruiz Casas. Aquella marcha se justificó por cumplir el tope de permanencia de diez años que marca la ley para mandos de alta graduación. Sustituido por el General de División del Ejército del Aire Emilio Juan Gracia Cirugeda, no se sabe aún quién tomará el relevo de Martínez Serrano.

Felipe VI tiene prevista una renovación de su entorno con el objetivo de relanzar la institución

Lo cierto es que Don Felipe tiene prevista una renovación de su entorno con el objetivo de relanzar la institución, actualmente en el ojo del huracán por las andanzas del Rey emérito y las voces que desde el propio Gobierno, esto es, Unidas Podemos, y de partidos independentistas y a la izquierda del PSOE se dejan oír cuestionando el actual modelo de Estado sostenido sobre una monarquía parlamentaria. Además, el propio jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha anunciado que trabaja con el Rey en una «hoja de ruta de renovación» de la Corona sin descartar la posibilidad de una ley específica que la regule.

Todos los problemas que se han ido acumulando sobre la mesa del jefe del Estado a base de cortafuegos para marcar distancias con su padre se han demostrado insuficientes. Su tradicional mensaje de Nochebuena constituyó el enésimo intento de mantener a salvo a la Corona, que, por otra parte, no es vista como un problema por una abrumadora mayoría de españoles, según los datos del CIS. Aún así, Felipe VI quiso dejar claro que los principios morales y éticos «nos obligan a todos sin excepciones; y que están por encima de cualquier consideración, de la naturaleza que sea, incluso de las personales o familiares», en alusión a su antecesor.

«Mal ambiente» en Zarzuela

De hecho, tanto el Gobierno como la Casa Real frenaron los intentos de Juan Carlos I de regresar a casa por Navidad y eso que las imágenes que Telecinco ha tomado del emérito en Emiratos dan idea de un deterioro de su estado de salud. Precisamente, este 5 de enero cumple 83 años.

En Zarzuela «se respira mal ambiente, la gente no está contenta», agregan las fuentes consultadas, que se suman a la necesidad de modernizar, de renovar las estructuras de Palacio, calificadas de decimonónicas para una monarquía del siglo XXI. Lo que augura muchos más cambios en la Casa Civil y Militar.

El reto inmediato que le queda a Felipe VI es el discurso, este miércoles Día de Reyes, de la Pascua Militar. No está previsto en absoluto que haga otra alusión a su padre. En este caso el interés radica en la respuesta que tanto él como la ministra de Defensa, Margarita Robles, den a los militares retirados que, en calidad de tales, han vertido duras críticas contra el Gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos. Robles ya se ha manifestado en distintas ocasiones al respecto, pero esta vez lo hará también ante la Asociación de Veteranos de las Fuerzas Armadas, presente en los actos de la pascua castrense.

Te puede interesar

Comentar ()