España

El Rey comienza con el relevo de la casa militar una renovación de su entorno

También en la llamada Casa Civil, bajo la batuta de Jaime Alfonsín, puede haber cambios de calado

Felipe VI en una imagen de archivo EFE

Felipe VI ha arrancado con el relevo del jefe del Cuarto Militar de la Casa del Rey una renovación de su entorno que, según ha podido conocer El Independiente, está previsto que alcance también a la llamada Casa Civil, al frente de la cual se encuentra Jaime Alfonsín. La idea es proceder a una serie de cambios que permita relanzar a la institución, tarea que parece aún más perentoria tras conocerse este miércoles que el Rey emérito ha admitido un fraude fiscal al regularizar su situación con las Autoridades tributarias.

El pasado sábado 5, en mitad del Puente de la Constitución, Don Felipe procedía al relevo del almirante Juan Ruiz Casas, en principio por cumplir el tope de permanencia de diez años que marca la ley para mandos de alta graduación. Le sustituye como jefe del Cuarto Militar el General de División del Ejército del Aire Emilio Juan Gracia Cirugeda.

Cartas de militares retirados

El BOE publicaba este jueves tanto el cese de Ruiz Casas como el nombramiento de Gracia Cirugeda, cambio que viene a coincidir con el malestar expresado por un sector de militares en la reserva, que le han hecho llegar al Rey, en distintos escritos, sus críticas respecto a lo que califican de gobierno «social-comunista» que busca, dicen, la desintegración territorial de España. Contenido que ha recibido el aval de políticos como la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y de Vox.

Desde el Ejecutivo califican a estos militares retirados de «cadavéricos» por la avanzada edad de los mismos y por el hecho de que la mayoría de los firmantes «dejaron el Ejército hace décadas». Sin embargo, lo cierto es que ha generado cierta inquietud la actitud de los mismos después de que trascendiera el contenido de un chat en el que algunos nombres coincidentes llegaban a hablar de fusilar a 26 millones de españoles o dar un golpe de Estado.

De hecho, la titular de Defensa, Margarita Robles, llevó el contenido de este grupo de Whatsaap a la Fiscalía por si fuera constitutivo de reproche penal.

También en la llamada Casa Civil puede haber novedades significativas. Al frente de la misma se encuentra Jaime Alfonsín. Aunque le une un fuerte vínculo con Don Felipe desde 1995, año en que pasó a ejercer las tareas de Jefe de la Secretaría del Heredero, y en 2014 se convirtió en jefe de la Casa del Rey, fuentes de toda solvencia consultadas por El Independiente no descartan cambios de calado. Discreto y leal, también hermético, se le atribuye la salida de España de Juan Carlos I, a pesar de las resistencias del emérito.

Alfonsín, 25 años en Zarzuela

Tras 25 años en Zarzuela, creen que ha cubierto un periodo suficiente para que el Rey «se haya hecho una idea de cuál es el equipo que necesita en estos momentos». Unos nuevos momentos en que se dejan oír con fuerza los partidos que apelan a cambiar el modelo de Estado para ir hacia una República, entre ellos Unidas Podemos, que se sienta a la mesa del Consejo de Ministros. El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, no ha ocultado sus preferencias, convencido de que a medio plazo llegará «una república plurinacional y solidaria».

Las noticias en torno a las andanzas financieras de Juan Carlos I alimentan a estos sectores gracias a una munición y potencia de tiro cada vez más importante.

El Rey ha intentado poner distintos cortafuegos entre la institución y su padre. En pleno confinamiento ciudadano, la Zarzuela anunció el fin de su asignación pública anual y Don Felipe rechazó para sí y para la heredera, la princesa Leonor, cualquier herencia proveniente de las fundaciones Zagatka y Lucum. Ya en agosto, en pleno goteo de informaciones que iban cercando al emérito, se optó por que abandonara España a cambio de conservar el título de Rey.

El enésimo capítulo que ha tenido como protagonista el ex jefe de Estado ha sido la noticia sobre su regularización fiscal. Más de 678.000 euros de pago a las instituciones tributarias, aunque todavía se ignora si ha sido a Hacienda o a la Comunidad de Madrid, que es la que recauda el impuesto de Donaciones.

Juan Carlos I quiere volver a España, lo que genera un nuevo quebradero de cabeza a su hijo, necesitado de renovar las estructuras de la Casa Real para superar la nueva crisis institucional a pesar de las palabras del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este martes en Telecinco en el sentido de que «se juzga a personas, no a instituciones».

Te puede interesar

Comentar ()