España

Sánchez trabaja con el Rey en una "hoja de ruta de renovación" de la Corona

En su balance del año, el presidente del Gobierno ha tildado el discurso de Nochebuena de Felipe VI de "valiente" | El jefe del Ejecutivo abre también la puerta a conceder los indultos a los presos del 'procés': "Tenemos que pasar página"

Pedro Sánchez.

Pedro Sánchez. EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha querido trasladar una valoración sobre el discurso de Navidad de Felipe VI, una comparecencia «valiente» en que el Rey «marcó claramente cuál es el rumbo hacia el que quiere dirigir la Corona». En este punto, Sánchez ha defendido que el jefe del Estado contará con todo el «apoyo» y el «aplauso» del Gobierno para trabajar en la consecución de un proceso de «renovación» y de «transparencia» en la que, asegura, está trabajando Felipe VI desde el principio de su reinado.

Preguntado por la posibilidad de que el Gobierno impulse una ley de la Corona en los próximos meses, como ya anunció Unidas Podemos, Sánchez no sólo no ha cerrado esa puerta, sino que ha avanzado que «paso a paso» se irán conociendo los «detalles» de la «hoja de ruta que ha marcado Felipe VI para renovar la institución». El objetivo último, ha defendido, es el de «caminar» hacia una monarquía «adecuada a la España del siglo XXI», una meta que comparte Felipe VI, quien «ha demostrado con hechos» su intención de avanzar hacia una «monarquía parlamentaria y constitucional».

Sin embargo, ha evitado concretar en qué regulación se materializará ese proceso de renovación de la institución, ya que esos cambios podrían pasar por legislar para acabar con la inviolabilidad del Rey o promover la derogación del real decreto que sitúa a Don Juan Carlos en la familia real, ambas peticiones de Unidas Podemos. Lo que Sánchez sí ha dejado caer es que, al menos desde el ala socialista del Gobierno, no se promoverán reformas legislativas sin contar con el beneplácito de la Casa Real.

La defensa al mensaje de Nochebuena de Felipe VI que ha pronunciado el presidente del Gobierno -hasta ahora el PSOE apenas se había manifestado sobre un discurso que «comparte»- contrasta, y mucho, con las críticas nacidas desde la formación que dirige Pablo Iglesias, quienes se han pronunciado abiertamente en contra de lo que consideran «propaganda» del monarca, al tiempo que han denunciado que Felipe VI no pidiese disculpas de forma explícita por los escándalos fiscales que rodean a Juan Carlos I. En su mensaje de Nochebuena, el monarca reivindicó que los «principios éticos y morales» están por encima «de cualquier consideración familiar».

Pese a ello, y tras el habitual balance del año, en que Sánchez ha querido trasladar una rendición de cuentas sobre las acciones llevadas a cabo por su Gobierno durante el año de la pandemia, el líder socialista ha negado fricciones con Iglesias pese a las muchas polémicas que han protagonizado los socios de coalición y ha afirmado que, en suma, el Gobierno «sale más fuerte y más unido». Es más, ha subrayado que, de los compromisos asumidos desde el discurso de investidura en enero de 2020, el Gobierno ha cumplido ya el 23,4% y ha puesto en marcha el 90’9% de los mismos.

Sobre su gestión particular de la pandemia, Sánchez ha evitado referirse a los errores cometidos en el marco de la crisis del Covid. Es más, ha asegurado que el único «pero» a su gestión ha sido el fracaso de no haber logrado una amplia «unidad parlamentaria», en relación a las «amenazas» que han suscrito los partidos de la oposición contra las acciones del Ejecutivo, en alusión indirecta a PP y Vox.

Sánchez alienta los indultos: «Todos cometemos errores»

El presidente del Gobierno no ha querido avanzar si es o no favorable a indultar a los presos del procés, aunque sí ha contribuido a allanar ese camino que ya han abonado otros dirigentes socialistas, como José Luis Ábalos o Carmen Calvo. En este punto, Sánchez ha pedido un esfuerzo para promover la «reconciliación con Cataluña» y superar «episodios aciagos que nos sonrojan a todos» para poder «pasar página».

Aunque ha evitado pronunciarse aún sobre la aplicación de la medida de gracia -cuya decisión depende, en última instancia, de él mismo- Sánchez ha dejado entrever sus intenciones al defender que «todos hemos cometido errores» en el marco del desafío independentista y que lo importante es el «reencuentro» de todos. «Nadie está libre de culpa», continuaba, al tiempo que llamaba a «aprender» de los errores del pasado y, sobre todo, a «mirar hacia adelante».

Asimismo, ha aprovechado para incidir en que el Gobierno apuesta por la «convivencia» en Cataluña, y ha recordado que existe una oportunidad para hacerlo en el marco de las elecciones catalanas del 14 de febrero. «La sociedad catalana debe mirar al futuro», ha zanjado.

Te puede interesar

Comentar ()