Cataluña | España

Policías piden un plus de peligrosidad en Cataluña igual que el que tienen en País Vasco y Navarra

El sindicato Jupol solicita que se declare esta comunidad como Zona de Especial Singularidad después de los disturbios del martes en las manifestaciones contra la detención de Pablo Hasél

Agentes antidisturbios actúan tras una concentración en apoyo a Pablo Hasél, en Lérida.

Agentes antidisturbios actúan tras una concentración en apoyo a Pablo Hasél, en Lérida. EFE | Ramón Gabriel

El sindicato policial Jupol ha solicitado, tras los disturbios en las manifestaciones del martes en apoyo al rapero Pablo Hasél, que se saldaron con 25 agentes heridos, el asalto a la comisaría de los Mossos d’Esquadra de Vic, 40 locales comerciales y bancarios destrozados, 18 detenidos y 30 personas atendidas por el servicio de emergencias médicas, que el Gobierno declare Cataluña como Zona de Especial Singularidad.

Ese estatus, con el que sólo cuentan en España los policías destinados en el País Vasco y Navarra, dotaría a los profesionales de incentivos económicos, de baremación -para tener puntos extra de cara a la elección de destino- y compensaciones relacionadas con días de descanso para reconocer la labor que ejercen los policías destinados en esta región. Jupol y la Asociación Profesional Guardia Civil (Jucil), ya pidieron anteriormente estos pluses de peligrosidad en esta región para compensar el «acoso» independentista al que se veían sometidos los agentes y sus familias, como reconocen para El Independiente fuentes del sindicato mayoritario en el consejo de la Policía, y en el Campo de Gibraltar, donde son víctimas de agresiones de narcos, que «no tienen ningún temor en arremeter contra la Policía o la Guardia Civil».

«Cada vez que hay una movilización de este tipo en Cataluña, uno de los blancos en los que se fijan son las comisarías. Por ejemplo, ha habido pintadas en varias comisarías hablando de ‘fascismo’ o de que ‘fuera de Cataluña'», expresan desde el sindicato. El secretario regional en Cataluña de Jupol, Marcos Veiras, añade para este periódico que, a causa de los ataques a una comisaría del municipio barcelonés de La Granada, tuvieron que «sacar a los solicitantes de protección internacional escondidos por la puerta de atrás». El comisario de los Mossos Juan Carlos Molinero reconoció ayer que «nunca» se había producido «un ataque con esta virulencia, agresividad y ganas de hacer daño» a una comisaría como el que se produjo en Vic. Los altercados no se quedaron sólo en estas localidades barcelonesas, sino que se extendieron también por Barcelona, Lérida y Gerona.

Cataluña ahora mismo para los policías es una zona a la que no apetece ir»

fuentes de jupol

A pesar de que el conseller de Interior, Miquel Sàmper, ha condenado la «violencia gratuita» en las protestas, ha recalcado que la Generalitat no va a presentarse como acusación en los casos de atentado a la autoridad, aunque tiene la obligación legal de dar apoyo jurídico a los agentes que quieran actuar como acusación a título personal por las lesiones derivadas de los altercados. Veiras confirma que desde el sindicato están valorando «actuar jurídicamente contra los responsables [de las lesiones a policías] y presentarnos como acusación», y resaltan que la protección jurídica de los compañeros de Mossos «debiera darse por parte de la Conselleria de Interior», para que desde allí se identifique a los autores de los ataques. «Si hay agentes heridos, se deberían personar como acusación y los abogados de la Generalitat actuar como representantes de sus agentes en las acusaciones a los agresores», completa.

«En un caso de similares características, en las revueltas del 1-O, interpusimos como Jupol una querella criminal por un presunto delito contra el derecho de los trabajadores, al existir agentes heridos», señala el secretario regional en Cataluña, que recalca además que en ese caso los Mossos no solicitaron la ayuda de la Policía Nacional o de la Guardia Civil, «por lo que muchos resultaron heridos». «Hay un fallo evidente de falta de efectivos», sostiene.

Desde Jupol denuncian no sólo ataques por parte de radicales, que normalmente son independentistas o están asociados al independentismo, como los CDR Barcelona, Arran o ACABem la partida, sino también «por parte de las instituciones, por esa falta de defensa o por posturas como hay en algunos partidos políticos o incluso desde las propias instituciones en las que se pide que la Policía Nacional y la Guardia Civil se vayan fuera de Cataluña».

«Son diferentes formas de hacer que la Policía no esté a gusto trabajando» en la región, indican, para luego añadir que «Cataluña ahora mismo para los policías es una zona a la que no apetece ir y, cuando tenemos que pedir destino, no es de nuestras primeras opciones, porque la situación no es agradable». Y es precisamente por esta razón por la que reclaman que se declare Cataluña como Zona de Especial Singularidad, para «generar un atractivo añadido para los policías que tienen nuevo destino o para los que entran cada año desde la academia» y para que los agentes desempeñen su labor en «condiciones óptimas» ante una situación que se ha convertido en «insostenible».

Te puede interesar

Comentar ()